Oct 072013
 

De nuevo toman protagonismo en el campeonato de Fórmula 1 de 2013

pirelli negros[1]Cuantas incógnitas, cuantas preguntas y cuantas habladurías al rededor de quienes deberían pasar más desapercibido en este deporte, donde el protagonismo tendría que estar primero en los pilotos, quienes se juegan la vida y lo dan todo, para en  todo caso después continuar por los equipos, quienes se dejan el pellejo trabajando duramente en conseguir la mejor de las máquinas. No es menos preciar a Pirelli, quienes a su vez también están trabajando duro para la fórmula 1, pero como ejemplo pondríamos, ¿qué os parecería si estuviésemos toda una temporada hablando de los frenos y de quienes lo fabrican?

Desde luego está claro que este año están siendo los protagonistas de muchas de las carreras de este campeonato, además de por sus resultados por sus problemas y controversias, algo que no está beneficiando a nadie. Lo primero de todo es algo incomprensible, como puede ser que a mitad de temporada cambien los neumáticos, se escudaron en la seguridad de los pilotos, hasta ahí llegamos. Pero que tal cambio provoque un giro total en dicho campeonato es cuanto menos anormal, pero mucho más es ver como nadie alza su voz protestando por tal situación.

Si analizamos desde principio de temporada empezando por los test, donde viendo los tiempos y resultados ya te puedes ir haciendo una idea de por dónde va a ir el campeonato. En principio había varias escuderías que se preveían iban a ir muy bien, tales como Ferrari, Lotus y Force India. Por otro lado estaba Red Bull que parecía no haber hecho bien sus deberes con respecto a las gomas y se encontraban con sus primeros problemas, algo que alegró a la afición entre otras muchas cosas porque se esperaba un campeonato con más igualdad y lucha en pista. Al mismo tiempo estaba Sauber y Mercedes quienes tampoco atinaron con su configuración en la pretemporada.

Una vez visto todo esto, arranca el campeonato y se confirman todas las sospechas,  euforias en unos, decepción en otros, pero algo estaba claro, la lucha iba a ser bonita de tu a tu. La sorpresa para todos viene, cuando a mitad de temporada y por la propia seguridad de los pilotos, dado que las gomas no transmitían mucha fiabilidad con todo lo que estaba pasando, hacen un cambio en las gomas en los que da un giro total al campeonato.

Aquellos que en un principio no iban bien, Red Bull, Mercedes y Sauber, parecen haber recobrado vida y pasaron de sufrir a estar en lo más alto de la tabla. Justo todo lo contrario que le ha pasado a Ferrari, Lotus y Force India quienes a día de hoy, luchan a duras penas por mantener un sito en mitad de la tabla. Esto es algo incomprensible, si la primera parte del campeonato las gomas no eran las adecuadas y ya estaba todo empezado este cambio debería venir acompañado con más seguridad sí, pero no con estos perjuicios para más de uno.

Pero lo que ya es algo inexplicable, es ver cómo está pasando todo esto y ante las declaraciones de los propios protagonistas quienes reconocen el perjuicio que les ha hecho este cambio, nadie proteste ni mueva absolutamente nada por cambiar esta situación. Como es posible que viendo como avanza la temporada y como poco a poco, punto a punto, se te escapa un campeonato que en principio parecía más cercano, hasta llegar a la última carrera de Corea donde después de los resultados, o sucede un milagro o ya está todo visto para sentencia.

En Corea, cuando Alonso había terminado sexto en la sesión clasificatoria tras una nueva pole de Vettel, en la rueda de prensa explicó cómo ve las ruedas y la manera en la que funcionan en su Ferrari: “Los neumáticos son los que son y no duran cinco kilómetros así que es bastante dura la cosa en cuanto a gomas. No estoy culpando a los neumáticos, pero su calidad está en el límite. Pero son los mismos para todos, así que hay que hacerlos durar igual que nuestros rivales en la carrera”. Y continuaba esperando que su equipo encuentre una solución: “No somos capaces de gestionar los neumáticos tan bien como los otros: hay mucho graining y si se empuja mucho en el primer sector, se corre el riesgo de no poder terminar la primera vuelta. Tenemos que encontrar el compromiso adecuado para hacer que sobrevivan el número de vueltas que digan nuestros ingenieros, porque la estrategia ideal sigue siendo la de ir a dos paradas”. Y aludía, de nuevo, al cambio de neumáticos que ha habido esta temporada, sobre todo a partir del GP de Alemania que ha perjudicado a su escudería: “Hemos visto a Sauber que desde que volvieron a poner los Pirelli de 2012 han pegado un cambio, estaban fuera de la Q1 y ahora entran los dos en la Q2. Se ha producido un gran cambio y es una pena para Ferrari y Lotus, por ejemplo. La verdad debería poder irse a tope con los neumáticos y vas al 95%, en Singapur por ejemplo se veían dos metros de alfombra de virutas de goma y eso no es normal. Pero ya digo es lo mismo para todos”.

Eso dijo el español, doble campeón del mundo, un piloto que ha ganado carreras y ha luchado por los títulos con Michelin, Bridgestone y Pirelli. Pues bien, Paul Hembery, el jefe de Pirelli respondió de esta manera al asturiano: “Sólo puedo aconsejarle que pregunte al piloto que va a ganar cuatro títulos cómo se las arregla para sacar partido de las gomas, que le diga cómo se va deprisa ahora. Alonso es un gran campeón y oír estos comentarios es ciertamente muy decepcionante. Se esperan otras cosas de un campeón”.

Desde Ferrari un portavoz oficial no entró a valorar las declaraciones del gerifalte de Pirelli, sólo dijeron que había perdido “una buena ocasión para estarse callado”. Y es que igual que Pirelli espera otra cosa de un campeón, los de Maranello creen que el responsable de los neumáticos de todos también debe comportarse de otra manera. Y es que Hembery no reaccionó de la misma manera cuando Vettel a principio de la temporada dijo esto: “El neumáticos no es lo suficientemente bueno, tienen que hacer un mejor trabajo. Estos Pirelli es como llevar esquíes de madera”. Cosas de la Fórmula 1, que siguen siendo incomprensibles totalmente.

Al día siguiente nada más llegar al circuito de Yeongam,  Paul apareció en Ferrari, subió al despacho de Domenicali y allí le esperaba la plana mayor de la Scuderia que escuchó atentamente sus explicaciones. Al salir habló con Antena 3 y también pidió perdón, de aquella manera: “Fue un malentendido, una declaraciones en caliente, como las que hace un futbolista justo al terminar un partido, creo que Fernando es uno de los mejores pilotos de la historia y está haciendo un gran trabajo”. Pues eso. Asunto zanjado… de momento y por poco tiempo, ya que nada más acabar la carrera vuelven a la palestra.

El primero de todos ha sido Mark Webber, quien se ha unido a las críticas hacia Pirelli tras el Gran Premio de Corea y ha afirmado que los pilotos no son importantes para el proveedor de neumáticos de la categoría tras un nuevo problema de seguridad provocado por el estallido de un neumático de Sergio Pérez en plena recta. El piloto de Red Bull cree que no hay excusas para justificar este incidente y que Pirelli tiene que solucionarlo.

Pero aquí no ha quedado la cosa, ya que el propio Sergio Pérez tambien ha hecho declaraciones respecto a lo sucedido. El piloto de McLaren, Sergio Pérez, vio como su neumático delantero derecho reventaba en plena recta del primer sector en Corea y destrozó su alerón delantero obligándole a pasar por boxes, por lo que perdió la oportunidad de lograr un mejor resultado además de llevarse un gran susto por lo inesperado del incidente. Así, el mexicano descontento con la marca italiana cree que han de cambiar las cosas ya que algún día puede pasar algo grave y será entonces cuando lamenten no haber puesto soluciones.

Por último, tras terminar el Gran Premio de Corea y en vista de todo lo sucedido, Domenicali hace unas declaraciones en las que explica que Pirelli necesita más ayuda de los equipos para perfeccionar los neumáticos. El italiano cree que no basta con el simulador para realizar una buena actuación. Las últimas polémicas que han surgido durante el fin de semana de Gran Premio en Corea y, sobre todo tras la carrera a raíz del pinchazo que sufrió Sergio Pérez, no son constructivas según afirma Stefano Domenicali. El italiano cree que, en lugar de criticarse unos a otros, lo ideal sería colaborar de forma más estrecha junto a la marca milanesa para evitar que se repitan situaciones similares a las de este año en el futuro.

Resumiendo, lo que está claro son dos cosas. Por un lado como bien ha dicho el propio Fernando Alonso, con el regreso a la estructura del 2012 se ha beneficiado a algunos equipos y penalizado a otros. Y por otro lado, algo que es incomprensible viendo todo esto, cómo es posible que  ningún equipo de los perjudicados alce la voz en protesta por algo que es tan evidente….

Vía f1eep

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)