Abr 182018
 

El uso del aceite como combustible, mayor prioridad a la fiabilidad o la gestión de los neumáticos justifican que los alemanes no hayan triunfado en la F1

Resultado de imagen de mercedes f1 2018Ferrari, Ferrari y Red Bull. Por primera vez en la era híbrida del Mundial de Fórmula 1, Mercedes no ha logrado una victoria en las tres primeras carreras de la temporada. Una aciaga estadística que también se reproduce en las sesiones de clasificación, ya que solamente Lewis Hamilton en Melbourne consiguió ser el piloto más rápido de la parrilla.

Un déficit de rendimiento y competitividad de las flechas plateadas en comparación con los monoplazas de Maranello y Milton Keynes, que ha encendido la alarma naranja en las fábricas de Brackley (chasis) y Brixworth (motor). Tres son los motivos que justifican el bajón de los alemanes en el campeonato.

Quema de aceite como combustible

Fue una de las polémicas que mayor controversia y debate generaron entre los fabricantes y la FIA la temporada pasada. El empleo de importantes cantidades de aceite como combustible para ganar potencia en la ronda final de la clasificación obligó al máximo organismo a imponer a partir de Monza un límite de consumo de 0,6 litros cada 100 kilómetros.

Una normativa que según informa ‘Auto Motor und Sport’ se está cumpliendo de manera estricta en 2018, ya que existen sensores que miden constantemente su nivel de gasto, así como se examina y pesa llenos y vacíos cada día de gran premio, los tanques de aceite de dos equipos al azar.

Una considerable vigilancia que ha provocado que Mercedes haya decidido volver a utilizar desde Bahréin la especificación de aceite de hace dos años, que está provocando ligeras pérdidas de rendimiento en la unidad de potencia M09.

¿El alegato? Que las mediciones del consumo de aceite no son muy precisas y no pueden permitirse el lujo de conducir ilegalmente. “Las mediciones del consumo de petróleo no son muy precisas. Si operas en el límite, corres el riesgo de que a veces lo superes. Mercedes no puede permitirse el lujo de conducir ilegalmente”, admite Toto Wolff.

A pesar de esta decisión, los tetracampeones aún disponen de cierto margen de maniobra con respecto a Renault y Honda, que se puede cuantificar en torno al 0.1 y 0.2 litros respectivamente.

Prioridad a la fiabilidad frente al rendimiento

8.000 kilómetros. Esta es la cifra aproximada que los propulsores deben completar esta temporada. Un incremento de 3.000 kilómetros con respecto al 2017 que ha estimulado un cambio de estrategia en los ingenieros de Brixworth tras el Gran Premio de Australia.

Tras los problemas de sobecalentamiento que sufrió Lewis Hamilton en el Gran Premio de Australia mientras intentaba recuperar la posición frente a Sebastian Vettel, los técnicos han limitado el uso del ‘botón mágico o modo fiesta’para casos excepcionales durante una carrera, como la vuelta después de parar en boxes Valtteri Bottas en Shanghai.

Gestión de los neumáticos

La ventana operativa de los Pirelli es muy pequeña en el W09, una característica que parece haber heredado de sus hermanos predecesores, llegando a calificar como “diva” el comportamiento del coche el año pasado en este aspecto.

En China, el departamento comandado por James Allison y Aldo Costa continuó probando sin éxito, diferentes reglajes para resolver este contratiempo: “Tenemos mucho que entender acerca de nuestro coche y nos queda mucho camino para encontrar la forma en la que funcionan los neumáticos en el mismo”, reconoció Wolff en Shanghái.

Un momento de transición y dificultad que seguramente no dure mucho tiempo, si tomamos como referencia la capacidad de reacción que han demostrado los alemanes en el pasado. Por el momento, nueve y 15 son los puntos que separan a Lewis Hamilton y Valtteri Bottas de Sebastian Vettel. Alarma naranja. Por el momento.

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)