• mar. May 28th, 2024

La FIA no acepta la protesta de Aston Martin y Carlos saldrá 7º

Se agarraban a la norma que dice que un coche que provoca una bandera roja no puede continuar

Los comisarios de la FIA han desestimado finalmente la protesta de Aston Martin contra Carlos Sainz, por haber vuelto a la pista en la calificación, después de haberse quedado parado por el accidente sufrido en la Q2 (más de un minuto) y haber regresado a pista y continuado luego hasta acabar séptimo en la Q3.

Querían recuperar esa plaza para Lance Stroll, eliminado en la Q2 como 11º, por lo que se consideraban agraviados y perjudicados.

Finalmente, tras varias horas de deliberación, el panel de comisarios de la FIA ha decidido no aceptar la reclamación, con una resolución interminable, por las diferentes interpretaciones de los que se considera parar en pista.

El no haber recibido ayuda externa de ningún tipo para volver y que el motor siguiera en marcha (no se puede arrancar desde el volante en caso contrario) además de muchos precedentes, es el argumente principal para que Sainz quedase exonerado. Aston Martin tiene que pagar el dinero que hay que depositar por protestar en estos casos, en concreto, 2.000 euros.

La resolución de la FIA

Escuchamos a Aston, a los otros directores de equipo que estuvieron presentes en la audiencia y a los delegados de la FIA, y llegó a la siguiente decisión sobre la protesta:

A. Es evidente que el lenguaje claro del art. 39.6 sugiere que cuando un coche «se detenga» en la pista durante una sesión de clasificación, no se debería permitir que ese coche participe más en la sesión o carrera.

B. Sin embargo, de los ejemplos citados por varios de los jefes de equipo presentes se desprende claramente para la FIA, que no era así como los equipos y la FIA aplicaban esta regla en el pasado.

C. El equipo de la FIA explicó que mientras el coche pudiera arrancar y continuar desde un posición detenida dentro de un tiempo razonable, lo que normalmente estaría permitido. el tiempo tÍpico, sería alrededor de 30 segundos, aunque eso variaba dependiendo de las circunstancias. Los mismos equipos dijeron que habían intentado previamente llegar a un acuerdo que consideraban período de tiempo razonable antes de que un automóvil se considere «detenido». Desafortunadamente, ellos no pudieron llegar a un acuerdo final sobre el tiempo máximo permitido.

D. En opinión de la FIA, lo crucial era que el coche no recibiera ninguna asistencia externa.para reiniciar (por ejemplo, de los comisarios de pista).

acuerdo al menos entre aquellos que asistieron a esa reunión ese día, eso fue consistente con el enfoque que Race Control estaba adoptando.

N. En las circunstancias anteriores, teniendo en cuenta los numerosos ejemplos en los que los coches tenían se detuvieron por diferentes períodos de tiempo y se les permitió reiniciar y continuar participando En la sesión en cuestión, consideramos que la decisión tomada por Control de Carrera no era incompatible con la práctica anterior ni en violación del Artículo 39.6.n. Consideramos que incluso si la redacción sencilla del párrafo 6 del artículo 39 justificara una interpretación más estricta conclusión, la práctica constante en el deporte hasta la fecha no justificaba que se dejara de lado la discrección ejercida por Race Control y por nosotros como Comisarios.

10. En consecuencia, desestimamos la protesta.

11. Por lo tanto, las tasas de protesta no serán devueltas.

Vía: marca.es

Foto: marca.es

Advertisement
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *