Mar 132015
 

El jefe de McLaren cree que “está haciendo grandes progresos y dependerá de los doctores de la FIA” la presencia del piloto asturiano en Sepang

1426235726_extras_noticia_foton_7_1[1]Tranquilo, confiado, pero también cauto. Eric Boullier, jefe deportivo del equipo McLaren, habló ante la prensa en Melbourne para decir que espera que sí, pero que no sabe seguro. Hablamos de la presencia de Fernando Alonso en Malaisia, claro. “No puedo asegurar al cien por cien que esté en Sepang, está haciendo grandes progresos y cada vez se encuentra mejor, pero dependerá de los doctores”, explica.

¿Y qué dicen los médicos? “Los doctores están satisfechos porque todos los test, chequeos y pruebas que le han hecho a Fernando está bien, pero la vuelta de Fernando dependerá de los médicos de la FIA”, declara. Se refiere a las pruebas que deberían hacerle al piloto el jueves de Malaisia.

“En las pruebas que hemos hecho conjuntas con la FIA no hemos encontrado nada que pudiera provocar el accidente, seguimos investigando”, mantiene el francés sobre las causas del accidente.

Por su parte, Fernando Alonso sigue en su domicilio de Dubái, ejecutando su plan de puesta a punto para llegar en plenitud de condiciones a Malasia, donde el 27 de marzo retomará la competición en un trazado con condiciones climatológicas siempre extremas.

Según se ha sabido, no hay novedades que retrasen los plazos del asturiano, pero sí una crucial que confirma que su recuperación sigue fielmente la línea trazada: la próxima semana la pasará en Woking, recuperando sensaciones de pilotaje de forma intensiva en el simulador de McLaren.

No hay otro camino pensado que el inicial, el que le aconsejaron los médicos en contra de su voluntad: perderse la primera carrera del año para evitar las consecuencias de un hipotético segundo impacto. Los 21 días tras el accidente que le retuvo inicialmente por tres noches en el Hospital General de Catalunya prescriben el próximo lunes.

Es la fecha elegida para reanudar el trabajo natural del piloto entre dos grandes premios, revisar en el simulador los datos obtenidos del MP4-30 en la carrera que se celebrará en el Albert Park este fin de semana.

Para Alonso hay un añadido y es volver a recuperar no tanto el tacto como el efecto de regresar a su actividad tras el episodio traumático. Es cierto que en el simulador no hay fuerzas G involucradas, al menos parecidas a las del coche real, pero sí la sensación de velocidad a la que suceden las cosas en un F1. Hay pilotos que en sus plenas facultades no han tolerado su uso por horas prolongadas, caso de su antiguo compañero, Kimi Räikkönen.

Dudas disipadas

La noticia tira por tierra las persistentes teorías de un algo más en la salud de Fernando, unas hipótesis que recorrían de nuevo Albert Park el jueves y que le situaban fuera de la segunda carrera del año.

Hay que decir también que es de nuevo Ron Dennis, el presidente de McLaren, el posible impulsor de la duda, cuando tras un evento con los medios el viernes decía: "Espero que esté en Malasia y no hay nada que se oponga ahora a ese plan, pero la decisión es del piloto".

Es más que probable que no fuera su intención, pero esa coletilla del mandamás del equipo británico, si se interpreta textualmente, se puede traducir como una posible arbitrariedad de Alonso al decidir su regreso, según le convenga o no.

Es verdad que entre ambos nunca hubo química y que por mucho que hayan decorado el regreso como un paso adelante se palpa la misma aspereza de antaño, la de ciertos momentos de 2007. Dennis no hace nada por disipar la idea desde el accidente que acapara más corrillos en el paddock -y no de periodistas españoles- que el inminente inicio del campeonato.

Así, con esa idea cruzando el aire, el jueves un periodista australiano preguntaba a Kevin Magnussen si había hablado con Alonso, si sabía de su condición actual y si esperaba pilotar también en Sepang. "Sólo he hablado con él por Twitter, porque me deseó suerte para esta carrera y le di las gracias. No le he preguntado por su estado, pero he oído que le está yendo bien. Y sobre Malasia, deberéis esperar. No lo sé. No soy la persona adecuada a la que preguntar", dijo el danés, su sustituto en las Antípodas.

No es el indicado, es verdad, pues Fernando solicitó a Jenson Button como compañero de equipo en 2015, en contra del criterio de Ron Dennis y eso no le debe hacer ninguna gracia al danés. Al menos le ha llegado la realidad de que Alonso va según lo previsto y que, a día de hoy, no pasa por su cabeza sino regresar en Malasia, uno de sus circuitos preferidos, donde ha ganado con tres escuderías diferentes.

Lo que no se sabe es si en Inglaterra se producirá algún examen físico protocolario, para certificar la ausencia de anomalías en su cabeza, realizado por doctores cercanos a la órbita del equipo. Sería un nuevo estudio que garantice totalmente su vuelta a las pistas de F1.

foton

Vía As.com, Marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)