Oct 092014
 

Según el último parte sufre un daño axonal difuso, lesión producida al moverse el cerebro dentro del cráneo y afecta a una zona muy amplia

31[1]Caras triste en el vuelo de Saudian Airlines 1130 desde Moscú a Sochi. Varios pilotos de F-1 en el avión, desde Alonso a Massa pasando por Gutiérrez o Pérez. Siguen muy preocupados por su compañero, y en muchos casos amigo, Jules Bianchi. Las noticias llegan con cuentagotas desde Japón, pero no son en absoluto esperanzadoras.

El equipo Marussia continúa ejerciendo como portavoz de la familia del piloto y emitió un nuevo comunicado en la tarde de ayer en el que señalaban que Bianchi sufre un daño axonal difuso (conocido como DAD). Se trata de una lesión grave, puesto que no afecta a una zona puntual del cerebro sino a un área amplia del mismo, por lo que sus consecuencias resultan impredecibles pero muy a menudo terribles. Suele producirse por el desplazamiento de la masa encefálica dentro del cráneo, de ahí que la lesión no se limite a un punto concreto y puede llegar a tener consecuencias serias en la actividad neuronal del paciente. El pronóstico de este tipo de lesiones, según los expertos, es sombrío y desde luego nada optimista: en un altísimo porcentaje de los casos el desenlace es un coma permanente.

La familia quiso ofrecer más detalles sobre la situación de Jules después de que llegaran al hospital general de Mie los especialistas Gerard Saillant y Alessandro Frati, que se reunieron con los doctores que operaron al piloto en la madrugada del pasado lunes; el primero es presidente de la comisión médica de la FIA y atendió a Michael Schumacher poco después de su accidente de esquí, mientras que el segundo es un prestigioso neurocirujano de la Universidad de Roma que se ha desplazado hasta Japón por petición de la escudería Ferrari, de cuyo programa de pilotos forma parte Bianchi. Ambos han coincidido en lo acertado de la intervención de sus colegas japoneses desde un primer momento.

El comunicado oficial se limita a incidir en que el estado de Bianchi es grave pero estable y no precisa cuándo se emitirá un nuevo parte médico al respecto. La situación, desde luego, no es halagüeña y la gran familia de la Fórmula 1 lo sabe, sólo les queda esperar un milagro que permita despertar de esta pesadilla.

foton

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)