Oct 142018
 

Festival japonés en el final de la prueba

El Toyota 8 de Alonso, durante la primera parte de las 6 Horas de FujiFernando Alonso ha terminado segundo en la Horas de Fuji, cuarta prueba del Mundial de Resistencia, aunque mantiene el liderato en el campeonato, por 84 puntos de su coche, el número 8, sobre el número 7 que ahora suma 71puntos.

 

 

Ha sido un gran doblete de Toyota, con la primera victoria de Pechito López. Mike Conway y Kamui Kobatashi en esta campaña y que devuelve a los dos S050 Hybrid al comando del WEC, tras el contratiempo de la sanción en Silverstone de agosto.

Fernando se bajó de su Toyota a falta de 1h:17 para el final. El asturiano estuvo 1h:13 a bordo del S050, tiempo en el que no pudo enjugar la ventaja de unos 20 segundos que le llevaba primero Mike Conway y luego Pechito López.

Un subviraje acusado en su prototipo y la mala suerte de una bandera amarilla continua, permitieron al Toyota 7 de Pechito López, Conway y Kobayashi, dar un paso de gigante hacia su primera victoria, que supone un premio para un coche que había estado muy cerca del triunfo en Spa Le Mans.

El puesto de Alonso fue ocupado por Kazuki Nakajima, que junto a Kobayashi en el otro coche, cerraron la prueba en un verdadero festival japonés, celebrado en el circuito propiedad del equipo Toyota,

Fernando tomó los mandos a falta de 2h:33 para la finalización. El piloto español debía remontar unos 15 segundos respecto a Mike Conway, pero el inglés gestionó mejor el trático y aprovechó un ‘virtual safety car’ (llamado en el WEC,full course yellow) para entrar y dejarle su lugar a Pechito sin penalizar casi nada.

Inicio con incidentes

Kazuki Nakajima mantuvo la cabeza sin ningún contratiempo en una pista todavía visiblemente mojada, mientras los Rebellion de Lotterer Menezes se peleaban por detrás y le facilitaban el trabajo. Las cuatro ruedas motrices del Toyota TS050 eran una ventaja notable y el coche número 7, pilotado por Kamui Kobayashi, ya era segundo en mitad de la vuelta 2: había remontado seis posiciones sin despeinarse.

En la vuelta 3 eran 6,7 segundos los que separaban al coche de Alonso con el segundo de los Toyota, en un duelo que no había hecho más que comenzar.

En la vuelta 10, el coche 7 entró a boxes para cambiar neumáticos y jugar otra estrategia. La pista se secaba y pusieron los neumáticos intermedios para empezar a remontar. La diferencia se abrió hasta 1m: 03 seg entre los dos coches japoneses.

Al paso por la primera media hora, el coche 8 de Nakajima tenía medio minuto de ventaja sobre el SMP Racing de Jenson Button. Fue entonces cuando un reventón de un GT (vuelta 20) provocó el primer safety car de la prueba y todo se reagrupó de nuevo. Nakajima (8) y el resto aprovecharon para pasar por boxes y cambiar neumáticos a slicks.

En mitad del safety car, el Rebellion Racing de Gustavo Menezessegundo en el campeonato después de la doble sanción a Toyota en Silverstone, hizo aquaplaning con las gomas lisas recién puestas y se fue contra las protecciones, lo que aseguraba que el equipo japonés regresara a comandar el WEC tras esta prueba.

Tras la reanudación (a falta de 4h:57 para el final) Button se quedó en cabeza con una sola parada en boxes, por dos de sus rivales, pero fue rebasado en apenas un giro, el 31 de la prueba por Nakajima y poco después por Kobayashi.

Cambio de piloto y de liderato en Toyota

A falta de 4h:04 para el final (vuelta 68), se produjo el primer cambio de piloto en Toyota, con Sebastien Buemi entrando en el coche 8. Alonso quedaría para el final. Allí el coche 7 de Kobayashi se quedaba líder de la prueba por primera vez. Tampoco les iba a durar mucho, pues el suizo comenzó a recortar hasta pegarse a su vecino de box. El Rebellion de Brunno Senna ya estaba doblado a esas alturas.

Kamui entró a boxes a falta de 3h:26 para el final, cuando tenía ya en su ala trasera a Buemí, con lo que el coche número 8, tomaba la delantera de nuevo. Luego Conway daba cuenta de Seb en pocas vueltas.

Buemi perdió el liderato

El coche de Fernando Alonso, el Toyota TS050 Hybrid 8, con Sebastien Buemi a los mandos, perdió el liderato al paso por las tres horas de carrera. El suizo tomó el segundo relevo a falta de 4:05 para el final.

El primer relevo de Conway en el coche 7, y la primera parada de Buemi para cambiar neumáticos supuso que el inglés tomase la cabeza y su coche se perfilase como ganador de la prueba, si Fernando no conseguía cambiar la tendencia, algo que no sucedió en su relevo. El primer ‘safety car’, con una doble parada de Toyota y la bandera amarilla continua que benefició a Conway, sellaron el destino de la carrera.

via marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)