• mar. May 28th, 2024

Reglamentación 2008

Control de tracción
La principal novedad en el campeonato de 2008 será la eliminación del control de tracción electrónica. Una medida que va encaminada a que las manos, la habilidad, de cada piloto supla a la electrónica que hasta el año pasado distribuía por igual la tracción a las ruedas delanteras y traseras, evitando que los monoplazas trompeen.

Esta temporada, McLaren, bajo la tutela de la FIA, ha sido la encargada de diseñar una Central Electrónica estándar para todas las escuderías, que servirá para controlar el motor, la caja de cambios y el embrague del bólido. La normativa ha provocado cierto revuelo entre los equipos rivales de McLaren, como Ferrari y la propia Renault, que entienden que este hecho puede beneficiar a la escudería de Ron Dennis.
 

Si bien es cierto que tras los primeros tests todos los pilotos coinciden en restar importancia a esta nueva normativa, desde algunos estamentos del circo de la Fórmula Uno sostienen que las carreras con el suelo húmedo, bajo la lluvia, rebajan en exceso el listón de la seguridad para los propios pilotos, expuestos ahora a su pericia y talento.

Número de cambios de motor
A partir de 2008 se permitirá un cambio de motor, siempre y cuando los comisarios certifiquen un fallo en dicho propulsor, en cada uno de los grandes premios sin que ello implique una penalización de diez plazas en la parrilla de salida. Resumiendo, los cambios de motor tras una tanda de entrenamientos poco beneficiosa para los intereses de un piloto, con el objetivo de modificar la estrategia en carrera, estarán prohibidos; cualquier variación de está norma conllevará el retraso de diez posiciones en la configuración de la salida.

Más dureza ante las ‘roturas’
Las ‘roturas’ por un pilotaje brusco y agresivo pueden costar muy cara a los pilotos. Y es que las caja de cambios (de siete velocidades semiautomáticas) deberán aguantar dos grandes premios consecutivos, es decir, dos carreras del domingo y dos calificaciones del sábado. Cualquier cambio imprevisto será penalizado con un retraso de cinco plazas en el Gran Premio que se esté celebrando. Como los motores, las cajas de cambios podrán ser sustituidas para la siguiente carrera si los pilotos no pueden finalizar la carrera por motivos ajenos a su labor personal o de equipo

Coches reservas
Más trabas destinadas a evitar la desigualdad reinante entre equipos punteros y modestos: se suprime la figura del monoplaza reserva (también denominado coche libre). Cada escudería podrá contar únicamente con dos coches disponibles por carrera, ninguno más. Hasta el momento esto suponía una clara ventaja para los presupuestos elevados del ‘paddock’, los únicos que tenían la posibilidad de viajar a cada carrera con un coche más por sus ilimitadas posibilidades económicas.

Calificación
El día previo a la carrera, en el que se decide la configuración de la parrilla de salida, sólo contará con una novedad. La última de las tres tandas de calificación, en la que como en 2007 participarán los diez mejores tiempos de la segunda calificación, durará tan sólo diez minutos (por los quince del año pasado) con el objetivo de rebajar el derroche de combustible.
 

 

Penalizaciones en carrera y calificación << página anterior   siguiente página >> Reglamentación 2009

Share