Abr 042018
 

Como afecta el desierto en el Gran Premio

Motores
El circuito de Sakhir está ubicado en mitad del desierto, y eso condiciona, y mucho, todo lo que se pueda decir sobre esta creación de Herman Tilke. A grandes rasgos, y como dato esperanzador, las carreras en Bahrein suelen ser divertidas y con numerosos adelantamientos, ya que el circuito sigue el modelo Tilke: largas rectas, fuertes frenadas, y curvas de todo tipo.

Pero volvamos al emplazamiento del circuito, para entender que una de las máximas preocupaciones de ingenieros y pilotos es la fina arena del desierto, que puede perjudicar tanto a los motores, que equipan filtros especiales para la ocasión, de no tener estos filtros el polvillo del desierto se filtra por el motor y en el roze de las piezas actuaria como una lija, provocando la rotura de los mismos, al igual afecta en la adherencia del asfalto, que se ensucia fácilmente cuando sopla el viento, que allí es casi siempre.

Frenada
Y para no abandonar el factor clima, estar en medio de la nada también ocasiona que las ráfagas de viento, además de traer consigo la ya comentada arena, ocasione serios problemas de estabilidad a los monoplazas en las fuertes frenadas.

Las temperaturas en Bahrein son elevadísimas, como en Malasia, pero al ser el calor mucho más seco, los pilotos no sienten esa sensación de agobio tan exagerada.

Sin duda, el componente que más sufre en Bahrein son los frenos, ya que el circuito dispone de frenadas bestiales, sobretodo la de final de recta (se pasa de 320 km/h a 80 km/h), o las de las curvas 4 y 14, precedidas ambas de unas interesantes mini-rectas.

Estas frenadas son clarísimos puntos de adelantamiento, ya que además las escapatorias de asfalto que se ven al horizonte dan un plus de confianza a los pilotos para arriesgarse. Un buen pack aerodinámico para las zonas rápidas y una buena tracción para salir de las curvas lentas también son de agradecer.

Las curvas de izquierdas 9 y 10, muy técnicas, que vienen precedidas por una complicada frenada en apoyo y que se trazan como si se tratara de una única curva. Este año, sin control de tracción, veremos unos interesantes juegos de manos en esta zona. Tampoco me desagradan en absoluto las rápidas enlazadas izquierda-derecha-izquierda que forman las curvas 5, 6 y 7.

Neumaticos
Los neumáticos también pueden sufrir los efectos de las elevadas temperaturas, sobre todo considerando que Pirelli ha decidido traer este año los compuestos blandos y medios, en lugar de los medios y duros de la temporada anterior.

Neumáticos Pirelli: Option: Blando y Medio

Modalidad en pista
El Circuito de Bahrein en Shakir tiene seis modalidades de pista.
La que alberga el Gran Premio de Fórmula 1 consta de 5’411 kilómetros de longitud. Se hacen 57 vueltas, en las cuales se completan 308’427 kilómetros. Tiene 15 curvas, de las cuales 9 se hacen a derechas y 6 a izquierdas.

El circuito
Un circuito ancho y espectacularmente moderno
Las carreras en Bahrein pueden resultar espectaculares, ya que el circuito tiene una anchura que permite los adelantamientos. Además el circuito al ser muy ‘joven’ está muy bien cuidado, y no tiene apenas baches. El ancho de la pista varía entre los 14 metros y los 22 metros.

Tiene una pendiente máxima de subida de 3’60%, y de descenso de 5’60%, y la altura entre el mínimo y el máximo del circuito va de 0 a 18 metros. La recta de meta es larga, con 1’09 kilómetros de largo. Además, tiene uno de los centros médicos más modernos del mundial, una verdadera obra de arte en forma de hospital.
La velocidad máxima se alcanza a final de la larga recta principal, con unos 325 km/h. La velocidad mínima circula en torno a los 80 km/h. Está entre los diez primeros circuitos del mundial en cuanto a velocidad, pero no está entre los más rápidos.

Adaptar el monoplaza para Bahrein
La carga aerodinámica que utilizan los equipos es media. Si bien debería ser alta para las curvas lentas y para conseguir un buen agarre al salir de las mismas, las amplias rectas equilibra este aspecto.
El 62% de la vuelta se hace a máximo régimen, siendo 14 los segundos durante los cuales se va con el acelerador a fondo. Se necesita potencia para salir lo más rápido posible de las curvas lentas.
Hay que refrigerar bien los frenos, que sufren mucho debido a las altas frenadas. La máxima frenada se encuentra en la primera curva, donde se pasa de unos 325 km/h a poco menos de 90 km/h.
Por otra parte la suspensión no sufre demasiado porque el circuito no tiene baches, es un asfalto muy nuevo.

Puntos para adelantar
Podemos destacar principalmente dos puntos claves para realizar el adelantamiento. La pista como ya hemos comentado es muy ancha y esto hace que no sea muy difícil ver adelantamientos. Pero aún así hay dos tramos en los que resulta más fácil todavía.
Uno es, como en casi todos los circuitos, la curva 1. Se llega muy rápido de la recta principal, superando los 320 km/h y se reduce hasta primera marcha. Esta frenada muy brusca puede ser aprovechada para el adelantamiento. Además si hay diferencia amplia de potencial entre los dos coches se puede adelantar antes, ya que la recta en sí es larga.

La otra es la recta trasera hacia la última curva. Se llega también a mucha velocidad y se reduce mucho para encarar la recta principal. Por tanto son dos puntos casi seguidos de adelantamiento, con lo que si llevas detrás un coche más rápido que el tuyo has de concienciarte en que tarde o temprano te pasará en uno de estos dos puntos.

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)