Feb 202014
 

Alonso llegó a comandar una jornada marcada por el intenso viento mientras Vettel rodó con aparente normalidad

1392898423_extras_noticia_foton_7_1[1]Después de otro día duro para Red Bull parece que en esta segunda jornada de test en Bahréin las cosas volvieron un poco a su cauce. Sebastian Vettel llegó a estar quinto, aunque al final acabó séptimo. No hubo ningún sonido ni olor raro ni ningún contratiempo en el coche como sí había pasado los días anteriores.

Alonso, por su parte, fue el líder antes de la hora de comer, pero luego se pusieron por delante Nico Rosberg, Valteri Bottas y Nico Hulkenberg, que es quien mandó hasta que Kevin Magnussen acabó por ocupar la primera posición. Todos ellos llevan motor Mercedes, lo que parece confirmar que será el propulsor dominador en las primeras carreras.

Ferrari rodó 92 vueltas, segundo que más tras el Williams de Bottas, aunque hay el intenso viento que hay en Sakhir llenó la pista de polvo, por lo que hubo cosas que no se pudieron probar al no haber las consecuencias ideales.

Bandera roja
Sí ha habido interrupciones en la actividad, y aquí encontramos uno de los principales puntos de interés de la jornada: Nico Rosberg ha causado dos de las tres banderas rojas matinales. Primero le ha sobrevenido un simple fallo del sensor de presión de aceite, y ha tenido que parar la mecánica por precaución. Sin embargo, otro problema se ha producido tres horas más tarde, en plena simulación de stint de carrera para el alemán, de manera que el coche plateado pierde su aura de férrea fiabilidad. Lewis Hamilton ya ejerció ayer de 'profeta', al recordar que su coche también podía romperse aunque hasta entonces hubiera sido duro como una roca.

Simulacro de calificación
Magnussen y Alonso acabaron la jornada realizando un simulacro de calificación con neumáticos blandos. El danés impresiona. Es el único que ha bajado ambos días a 1:34 y está a 2,6 segundos de la pole del año pasado. A medida que transcurren los días no parece que vayan a ser tan lento como parecen. El tiempo es un poco mejor que la vuelta rápida de carrera de 2013.

Vuelta a la normalidad de los motores Renault
Sorprende el trabajo de Red Bull con su RB10, que ya suma 42 giros con una fiabilidad inédita para la creación de Adrian Newey. De hecho, el kilometraje que Sebastian Vettel ha sido capaz de recorrer hoy iguala todo el que había acumulado en las cinco jornadas de entrenamientos previas. Buenas noticias para la escudería energética, que no ha tenido problemas con los casi 40ºC de máxima que ha registrado el asfalto de Sakhir. Por supuesto, el déficit de kilometraje y los errores de Renault aún pesan sobre la escudería campeona, pero los de Milton Keynes empiezan a vislumbrar ese imprescindible punto de inflexión.

Red Bull parece despertar

También Toro Rosso parece haber roto su particular maleficio, ya que Jean-Éric Vergne ha completado nada menos que 54 giros pese a que él mismo ha protagonizado la otra bandera roja del día, víctima de un fallo eléctrico sin importancia que le ha devuelto a la pista pocos minutos después del fallo. Apenas dos décimas de segundo más lento que Sebastian Vettel, el STR8 hoy ha dejado atrás al Lotus de Romain Grosjean, que no ha aparecido en pista hasta casi las 11 de la mañana y desde entonces sólo ha completado 15 giros con tiempos discretos, insuficiente bagaje para un coche que nace tarde y ayer ya requirió la sustitución del sistema de baterías.

Pincha aquí para ver todos los tiempos del segundo día de test de la pretemporada de Fórmula 1 en Bahréin.

Vía Marca.com, Cdthef1.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)