Nov 202012
 

En el equipo austriaco no quieren sorpresas en la última carrera

El abandono de Mark Webber en el Gran Premio de Estados Unidos por culpa del famoso alternador ha hecho saltar las alarmas en el equipo Red Bull. En la escudería austriaca no quieren sorpresas en la última carrera del Mundial que se disputará en Brasil donde Sebastian Vettel se jugará el título con Fernando Alonso. Para ello utilizarán en el circuito de Interlagos una nueva versión del alternador.

Y es que con el incidente del piloto australiano en Austin son tres las veces que el alternador que suministra Renault ha provocado el abandono de algún piloto de Red Bull. Las dos ocasiones anteriores fue Sebastian Vettel el que padeció la avería, primero en el Gran Premio de Europa que se celebró en Valencia y más tarde en el Gran Premio de Italia disputado en Monza.

Los Red Bull ha brillado más que ninguno en la parte final del campeonato permitiendo a Vettel llegar a la última carrera con 13 puntos de ventaja sobre Alonso cuando, tras el GP de Alemania, estaba a 44 puntos de Fernando Alonso. Pero su lunar ha sido el alternador. Y ahora, cuando todo llega a su fin, no quieren correr riesgos y montarán la nueva versión, que ya han utilizado el resto de monoplazas con motor Renault como los Lotus.

Vía Marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)