Nov 212017
 

Con el coche de Daytona que ha probado este martes en Motorland, Fernando Alonso se ha subido a cuatro coches distintos en 2017, contando su Fórmula 1, el coche de la Indy y otro de Le Mans

Foto: Fernando Alonso y su Ligier para Daytona en MotorlandEn United Sport ya saben, de primera mano, la velocidad de Fernando Alonsoa los mandos de su Ligier JS P217 empujado por un motor Gibson. “Ha ido muy rápido”, aseguran a El Confidencial fuentes presenciales en un test muy privado de este martes en Motorland. Las pruebas, con acceso totalmente restringido para la prueba del español y también de Zak Brown a bordo de un V8, se realizaron con discreción y ante muy pocos ojos. En una jornada que, según las mismas fuentes, Alonso se divirtió de lo lindo, y se mostró muy relajando, distendido y hasta bromista.

Este 2017 va a ser el año en que Alonso se haya subido a un Fórmula 1, un coche de la Indy, otro de Le Mans y, como guinda del pastel, este martes con el que competirá en las próximas 24 Horas de Daytona; un McLaren-Honda, Dallara-Honda, Toyota y el Ligier, respectivamente. Un récord que ha sido posible gracias a las facilidades de McLaren Zak Brown, un verdadero aficionado a la competición y que ha entendido como nadie la fiebre del asturiano para competir fuera de la Fórmula 1, una de las razones detrás de la renovación de Alonso pese a los desastrosos resultados de los últimos tres años en F1.

“Lo que sucede, conviene”. Esta frase budista se puede aplicar al caso del español, ya que, de no haber ido tan rematadamente mal la aventura con McLaren-Honda, quizás no hubiera escrito la agenda de 2018 que se le presenta ni hubiera probado el fabuloso sabor de las 500 Millas de Indianápolis. Nada de esto lo cambiaría por un nuevo título, pero ¿y por correr en F1 sin ganar? Más allá del palmarés, en lo personal está cumpliendo el sueño que se ha marcado como objetivo: la Triple Corona.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Noche de Alonso en Alcañiz

Alonso, quien pernoctó el día anterior en Alcañiz, llegó a las instalaciones de Motorland poco después de las ocho de la mañana, una hora antes de que comenzara a probar el vehículo. El equipo United Autosports, en el que se enrolará para Daytona, ha puesto en este test privado dos vehículos sobre el asfalto del trazado alcañizano, que en esta ocasión era el denominado ‘aero’, con la recta trasera en su máxima longitud, con más de 1,2 kilómetros. En las primeras horas de pruebas, los coches se han limitado a rodar en tandas muy cortas de vueltas en que los tiempos se situaban por debajo del minuto y medio.

En estas vueltas, a Fernando le ha dado tiempo para intimar con su nuevo vehículo, tratando de conocer sus límites, cómo se comporta en recta, curva… En definitiva, alcanzar el mayor grado de sensibilidad posible con el Ligier. En United Autosport se han quedado satisfechos con lo visto.

Al final, Alonso dió 98 vueltas al trazado, con un total de 483km (98 laps), y el programa incluyó varios cambios de reglajes y configuraciones de carga aerodinánica, tandas con poco combustible y neumáticos nuevos, y tanque lleno. “Fue un gran primer test con United Autosports”, comentaba Alonso al terminar, “obviamente, tenemos un programa muy ajustado desde ahora hasta Daytona, pero estuvo bien probar el coche por primera vez. Aún hay algunas cosas que estudiar, así que era importante una primera prueba antes de Daytona para poder aprender sobre el coche. El coche se sintió muy bien y el equipo ha sido fantástico. Es un ambiente magnífico, como una gran familia, así que hoy ha sido un día increíble. Estoy deseando que llegue Daytona”

Richard Dean, responsable del equipo y socio en el mismo de Zak Brown, comentaba al término de la prueba que “no deberíamos sorprendernos de que no le llevara nada de tiempo hacerse al coche y a un circuito en el que nunca había pilotado antes. Rápidamente logró unos tiempos muy competitivos y trabajó entendiendo el coche y haciendo tandas largas y trabajo en condiciones de carrera. Muy impresionante”

Tres coches en dos semanas

Entre el GP de Brasil de hace 10 días y el GP de Abu Dabi de este fin de semana, Alonso ha aprovechado para —de una manera discreta por respeto a Honda— probar en Bahréin el Toyota con el que disputará las 24 Horas de Le Mans y el Ligier (este martes) en Alcañiz con el que participará en Daytona el último fin de semana de enero.

Con su toma de contacto del Ligier en Motorland, el bicampeón de F1 se habrá puesto al día con respecto a sus compañeros de equipo, quienes ya probaron el vehículo del equipo United Autosport hace unas semanas en el trazado francés de Paul Ricard.

Las 24 Horas de Daytona, aunque sea una de las pruebas míticas de resistencia y la más importante para los estadounidenses, serán utilizadas por Alonso, principalmente, para adquirir experiencia de cara al pilotaje de Le Mans, donde rodará con un prototipo que sabe es un candidato a la victoria. En una entrevista esta semana para ‘Sky’, el ovetense aseguró que en 2018 volvería a lo más alto de la F1… ¿solo?

Vía Elconfidencial.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)