Jun 082019
 

Descartados el WEC y la IndyCar, se abre la veda para especular con los rumores de una posible vuelta de Alonso a la Fórmula 1, aunque dependa de la conjura de muchos factores

Resultado de imagen de Fernando alonso 2019Fernando Alonso culmina la próxima semana su último gran reto del presente: las 24 Horas de Le Mans, con la posibilidad de añadir otro título a su palmarés. Acaba de reconocer algo que se intuía: no participará en la IndyCar al completo en 2020, y posiblemente ya no lo haga nunca, salvo en las 500 Millas de Indianápolis. Y ahora, ¿qué? Porque a la Fórmula 1 no le vendría nada mal un Alonso de vuelta. Otro tema es que el sentimiento sea correspondido y encajen las piezas, lo que todavía está por ver.

Esta exploración solo pretende otear un horizonte en el que hoy se ve humo, porque aún es pronto para conocer el fuego en el futuro de Fernando Alonso. De abrirse la ventana de oportunidad, estos tres próximos meses sí serán decisivos ante una hipotética vuelta del piloto español. Tiremos de algunos hilos.

Va a ser que no

En primer lugar, los descartes. En el WEC ha cerrado ya un ciclo con las 24 Horas de Le Mans en el bolsillo. El título sería un regalo añadido. ¿Estados Unidos? Las 500 Millas han recordado que la IndyCar es un certamen complicado para Alonso, como él mismo ha reconocido estos días. Monoplazas casi iguales que requieren un exhaustivo trabajo de puesta a punto, de estilo de conducción en las antípodas a un F1, circuitos totalmente nuevos…Va a ser que no.

Con dos grandes proyectos anuales ya eliminados y las manos libres para decidir, ¿qué desafíos de envergadura tiene por delante en el panorama automovilístico internacional? Tachada la casilla de Le Mans, restarían carreras icónicas, como el propio Alonso apunta. ¿Las 12 Horas de Bathurst en Australia? Un desafío puntual que se le quedaría en una muela. El Dakar lo está considerando seriamente, pero no cabe subestimarlo. Exige una preparación muy específica a la que aplicarse a fondo durante los próximos meses en entornos solitarios. Picar mucha piedra, vamos. Pero las 500 Millas de Indianápolis recuerdan hasta qué punto el fracaso tiene amplio eco en figuras de su calibre. Resultaba loable escuchar a un doble campeón del mundo aquello de que prefería acabar 34º de parrilla e intentarlo que estar en casa sentado, como afirmaba Alonso tras no clasificarse en Indianápolis. Al Dakar, si hay que ir se va, pero a tope. Acaba a mediados de enero…

Cuaje o no, la Fórmula 1 sigue apareciendo todavía como terreno natural para un piloto de su calibre

La confabulación

Por supuesto, dejemos a un lado consideraciones sobre planes para su vida privada, una variable totalmente desconocida para el resto. Mientras tanto recuperemos esas repetidas palabras cuando nos recuerda que disfruta de su mejor momento como piloto. En el WEC y Daytona lo ha vuelto a demostrar. ¿Dónde volcar semejante caudal y motivación? Carreras puntuales no representan desafíos de alcance para quien se siente con tanto potencial. Cuaje o no, la Fórmula 1 sigue apareciendo todavía como terreno natural para un piloto de su calibre.

De momento, tan solo vemos humo por aquí y por allá. Pero recojamos algunas virutas. Para empezar, solo cabe pensar en una montura con opciones de victoria en la Fórmula 1. Si los rumores fueran ciertos —hay indicios para creerlos, no daremos más detalles— tres equipos de Fórmula 1 se habrían confabulado en su día para no fichar a Alonso cuando aún competía en McLaren, con Toto Wolff como ariete. Ya imaginamos cuáles. Pero el fallecimiento de Sergio Marchionne y la marcha de Mauricio Arrivabene habrían modificado la situación en uno de ellos. El pacto quizás ya no esté en vigor en alguna de las partes. No en Mercedes, desde luego.

Fernando Alonso no correrá el campeonato de la IndyCar en 2020. (@McLarenIndy)

“Hablamos…”

Siguiendo con este hilo de realidad virtual. ¿Ferrari? Tiene a Sebastian Vettel con contrato hasta finales de 2020. Por tanto, su voluntad jugaría un papel crucial para abrir o no una ventana. Cierto es que en los últimos meses el propio Vettel ha mostrado su insatisfacción con la dinámica de la Fórmula 1 actual. Su visión ante la situación de Ferrari también es desconocida, aunque crecen los rumores, sobre todo en Italia. Porque no habrá títulos en 2019 salvo milagro de proporciones bíblicas. Y de mejorar la competitividad del equipo italiano, Vettel ha descubierto en Charles Leclerc un rival cuya dimensión solo el piloto alemán sabrá calibrar. Cómo proyecte Vettel hacia el futuro las posibilidades de Ferrari para ganar títulos, la rivalidad del monegasco, su disfrute con la Fórmula 1 actual… ¿Y si abriera esa ventana?

Entonces resulta tentador atar otros hilos menores. Más virutas. Se recuerdan aquellos mensajes ambivalentes de Alonso en su retirada el pasado año, cuando tan pronto dejaba una puerta abierta a un posible retorno como la cerraba. Por no hablar de Flavio Briatore, más volcado en dejar las miguitas de pan de una posible vuelta —ahí está la hemeroteca—, esos tuits por aquí y acullá… Durante este año de ‘impasse’, resulta inevitable pensar que pueda repetirse la misma dinámica del pasado, cuando Alonso dejó McLaren en 2007. Alguien le susurró desde Ferrari: “Hablamos, que te vienes…”. Tardaron dos años, durante los cuales las partes sabían que solo el cuándo era la cuestión. Se fue, bajando a Kimi Raikkonen un año antes de que expirase su contrato. ¿Alguien le habría dicho algo similar a Fernando Alonso en estos tiempos? “Hablamos, por si acaso…”. Recordemos, Alonso no ha asumido compromisos ni para WEC ni para la Indy en 2020. Sus manos están libres.

Pero al margen de que confluyan tantos y tan complejos factores para que el humo se convierta en fuego, un Alonso en Fórmula 1 con un equipo ganador provocaría un auténtico cataclismo mediático que a Liberty Media le haría babear. Mercedes mantiene su dominio a pesar de esa esperanzada percepción generada a principios de año por Ferrari, las audiencias se resienten y la Fórmula 1 corre el peligro de mantenerse con una anodina velocidad de crucero. ¿Alguien imagina el guion que podría escribirse para 2020? Ya saben, de momento, humo. En Monza sabremos si hay o no fuego.

Vía Elconfidencial.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)