Abr 172012
 

En principio todo parece normal pero se vislumbra una atmósfera y la organización no espera problemas

El controvertido Gran Premio árabe tiene todas las trazas de celebrarse pero no por ello las protestas y revueltas internas dentro del emirato bahreiní no cesan. A pesar de ello los primeros componentes de los equipo que han llegado a Manama, su capital, parecen tranquilos con lo que han visto.

El Gran Circo está llegando al convulso emirato según la programación de cada equipo y en principio, y a pesar de las preocupantes noticias que llegan con cuentagotas, los que llegan cuentan que la atmósfera es normal.

Los primeros en aterrizar han sido los pilotos Bruno Senna, Sergio Pérez, Sebastien Buemi y Jerome d'Ambrosio, según informa Associated Press. Incluso muchos enviados especiales, como el de The Times, fue recibido con una pequeña fiesta de bienvenida y escribe "Todo parece tranquilo en las calles. La gente aquí es genuinamente agradable".

Por su parte el jefe del circuito, Zayed Alzayani, no espera problema alguno durante la celebración del Gran Premio. "Hemos participado en la Fórmula 1 durante siete años y vamos a estar en ella durante mucho más tiempo", dijo. "¿Este año será exactamente como en los últimos años? No", admitió. "Las cosas no están al cien por cien, pero no son tan malas como la gente los hace parecer".

El dirigente añade "Algunos siguen siendo escépticos, pero creo que ver es creer, y cuando vienen aquí y ven cómo están las cosas que se quedarán tranquilos", explicó a Autosport. "Acabo de hablar con [el jefe del equipo Red Bull] Christian Horner, y él cuenta que las cosas son normales. Salieron a cenar anoche y todo está bien. Bernie [Ecclestone], dijo que todo está bien".

Alzayani quiso igualmente remarcar que en un acto de responsabilidad, partió de su propio equipo solicitar la suspensión de la carrera de 2011. "No estábamos obligados a hacerlo: lo hicimos porque había otras cosas que hacer en el país y que no era el entorno adecuado para que la gente viniera. Tenemos una buena imagen en Bahrein. Nos caracterizamos por ser una carrera tranquila y no queremos obligar a la gente a venir aquí".

"Este año estamos al 100 por ciento seguros de que estamos lo suficientemente bien para ser anfitriones, y fue nuestra elección el año pasado [no hacerla] y es nuestra elección de este año si hacerla. Sabemos lo que hay mucho en juego, y es una decisión que no se ha tomado desde el punto de vista emocional. Hay mucho apoyo por parte del país debido a que el Gran Premio es nuestro evento más grande, tanto económica como socialmente".

El directivo confirmó que hay protestas en la calle pero los manifestantes, a pesar de ser muy ruidosos, son pocos y cree que no organizarán problemas reseñables.

Vía cdthef1.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)