Jun 192012
 

Una vuelta al circuito

 

La vuelta lanzada en el Circuito Urbano de Valencia es muy rápida, ya que al llegar a la primera curva apenas se frena. Es una curva a derechas muy rápida, que nos dirige hacia la curva 2, en la zona de Malvarrosa. Se reduce hasta las curvas 2 y 3, a derechas y luego izquierdas, que forman una chicane lenta. La curva 2 se hace en segunda marcha, a unos 85 km/h. Nada más salir de la curva 3 se acelera rápidamente para buscar lo más rápido posible la 4. La fuerza lateral en este tramo no es muy grande, no pasa de los 2'5 G.

La curva 4 está pegada a la curva 5. La primera es una curva lenta a izquierdas y la segunda a derechas. Se acelera a fondo para llegar rápidamente a la siguiente parte del circuito. La curva 6 es a izquierdas, rápida, poco pronunciada, y la fuerza lateral es de 2'8 G. La 7 se hace a derechas y a través de ellas los coches van cogiendo velocidad hasta llegar a la frenada de la curva 8.

Antes de llegar a esa curva se encuentra el punto que marca el sector intermedio 1. Con el coche en unos 315 km/h y sexta o séptima marcha se reduce velocidad para la curva 8, a derechas, visualizando ya el puente, y acto seguido la 9 a izquierdas. La curva 9 nos lleva al puente giratorio que se encuentra inmediatamente después. Se apura el piano de entrada pasando cerca del muro y hay que tener cuidado de que no se vaya el coche o puedes parar en el muro de la derecha.

A la salida de la recta del puente nos encontramos con la curva 10, cerrada y a derechas. Se traza a poco menos de 80 km/h en segunda velocidad e incluso primera y cerca del muro hay un pequeño arcén. Una vez se ha trazado perfectamente pisamos a fondo para la parte más rápida del circuito. Esta parte se hace a fondo, casi como una recta, aunque al poco de salir de la curva 10 trazamos la 11, muy abierta y rápida, sin apenas pisar el freno. Hay varios cambios de dirección pero se hace sin ningún tipo de problemas. A final de esta recta se alcanza la velocidad máxima del circuito, en torno a 320 km/h en séptima marcha.

Gran Premio de Europa, salida del puenteTras la amplia aceleración llega la cerrada curva 12, que con la 13 casi forma una chicane. Para esta zona se reduce hasta segunda a unos 80 km/h, con una gran desaceleración y como posible punto para adelantar (antes de la curva 12). Se frena más o menos en los 100 , desde séptima a primera. La 12 es a derechas y la 13 a izquierdas. Hay que atacar bien el vértice primero y después también el segundo para que el coche no tenga subviraje. La curva 13 son casi dos curvas, o una curva partida en dos, dado que el coche tras un primer vértice pasa una falsa recta y completa la curva a izquierdas.

 

Se acelera a mitad de la curva y el coche alcanza los 140 km/h en tercera a la salida de la misma. Se acelera en una corta recta hasta la curva 14, a derecha. En esta curva se baja de tercera velocidad a segunda, con el muro cerca de nuevo. Llega una nueva recta, con la falsa curva 15. Hay varios cambios de dirección en esta zona pero siempre sin problemas y acelerando. En la curva 16 el coche va a 280 km/h en sexta. Se sigue acelerando a través de la amplia recta, y antes de llegar a la curva 17 se sitúa el punto que marca el tiempo del segundo sector.

Llega la curva 17, muy cerrada a derechas, para la cual se reduce hasta primera o segunda a unos 75 km/h. Llegan una serie de curvas en las que se cambia mucho de dirección pero en la que apenas se frena, una parte bastante rápida dirigida hacia el último giro. Al paso por la curva 18 se alcanzan 170 km/h en cuarta y en la curva 19 el coche va casi a 300 km/h.

La última curva llega cerrada, a izquierdas, y para ella los pilotos reducen hasta los 98 km/h. Tras ella se encara de nuevo la recta principal, y con ella el fin de la vuelta y del tercer sector.

La Caixa se traza en primera a 80 km/h, tras frenar mucho. Hay que tener cuidado con la zona resbaladiza y no perder el vértice de la curva para mantener dentro el monoplaza. Es una curva a izquierdas

La curva del Banc Sabadell se hace en segunda y es una curva larga a derechas. Se traza a 115 km/h. Se sale de ella acelerando para llegar lo más rápido posible a Europcar. Antes no se reducía mucho y se pasaba más velozmente, pero las últimas modificaciones obligaron a reducir la velocidad. Se pasa a 130 km/h en tercera.

Europcar es a derechas y nos lleva a la nueva chicane. La chicane son dos curvas izquierda y derecha y se va mucho más lento de lo que se iba antes construir la chicane. En la nueva chicane colocaron un montículo de unos 12 centímetros bordeando el piano, con lo que los pilotos no pueden hacer como en otras chicanes, que las evitan y pasan por encima de ellas. Aquí no se puede recortar ni atacar bien el piano, porque se construyó en contra de la marcha para que los pilotos no se aprovechen del propio piano.

Por ello New Holland ya no es lo que era, ya que el coche llega más frenado que antes. New Holland sigue siendo la última curva del circuito, pero su paso más tranquilo que antes, y se pasa a 210 km/h en cuarta velocidad. Tras New Holland nos encontramos con la larguísima recta de meta, que nos dirige al final de la vuelta y por lo tanto al punto del tercer sector.

Vía Arpem.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)