Jul 062018
 

Silverstone

Hablar de Silverstone es hablar de la historia viva de la Fórmula 1. Y es hablar del circuito en el que se corrió la primera carrera de la máxima categoría automovilística. El 13 de Mayo de 1950, Giuseppe Farina con su Alfa Romeo ganaba en Silverstone el primer Gran Premio de un Mundial de Fórmula 1, ante cien mil espectadores y otros veinte monoplazas.

Antes de ser la sede del GP de Gran Bretaña, Silverstone era un aeródromo de la Segunda Guerra Mundial. Pero en 1945 se creó allí el Real Club del Automovilismo Británico. Posteriormente el circuito de Silverstone se alternó con los de Aintree y Brands Hatch en la organización del gran premio, pero desde 1987 se disputa únicamente en Silverstone.

La edición de 1951 forma parte de la gloriosa historia de Ferrari. El 14 de Julio de ese año, Froilán González logró la primera victoria de un coche Ferrari. La carrera de 1954, pese a no ser tan importante, dejó un dato curioso: dado que los cronómetros utilizados por aquel entonces no eran tan eficaces como los actuales, hasta siete pilotos compartieron el honor de conseguir la vuelta rápida.

La década de los años 60 estuvo dominada por Jim Clark. que consiguió tres de las cinco carreras disputadas en Silverstone en esa década. La de los años 70 estuvo mucho más repartida, y la de los 80 y principios de los 90 nos dejaron un elenco de victorias de los tres pilotos del momento: Ayrton Senna, Alain Prost y el héroe local Nigel Mansell.

Pese a que Silverstone estuvo muchos años sin ningún cambio, entre 1987 y 1992 se produjeron una serie de transformaciones. Antes de la curva Woodcote, entre ésta y Farm, se introdujeron una curva y una chicane. Además se modificaron también las zonas de Becketts y la de Club.

El accidente más fuerte se produjo en 1999. Michael Schumacher perdió el control en la curva de Stowe y su Ferrari se empotró violentamente contra los neumáticos de seguridad. El accidente dejó a Schumacher sin poder correr durante cinco meses, con lo que su tercer título del mundo tuvo que esperar hasta el año siguiente. En 2004, en el año que consiguió su séptimo y último mundial el alemán ganó su última carrera en Silverstone, en la que fue su victoria número 80 en la Fórmula 1.

En la última década la celebración del GP de Gran Bretaña en Silverstone peligró, pero finalmente se alcanzó un acuerdo hasta el 2009. Además en estos últimos años se han producido algunas anécdotas en este circuito, como las que vemos a continuación:

El primer protagonista fue Schumacher, en el año 1998. Como el box de Ferrari estaba más allá de la línea de meta, el alemán tiró de pillería para adjudicarse la victoria pese a una sanción impuesta por adelantar con banderas amarillas. Cruzó al final de la última vuelta el pit lane para cumplir la sanción y de ese modo terminó la carrera pasando por la calle de boxes, sin ver la bandera a cuadros.

Mientras se celebraba la carrera de 2003, un ex sacerdote irlandés que exhibía pancartas religiosas se introdujo en la pista. Esta intromisión provocó el caos y, cuando el Safety Car entró en pista, la mayoría de los pilotos aprovecharon para entrar a boxes. Esto permitió a los dos Toyota liderar una carrera loca que terminó ganando Rubens Barrichello.

La última anécdota se produjo en 2005. Un periodista escocés había declarado el año antes que el Mclaren era tan lento que si vencía una sola carrera en 2004 él recorrería desnudo el circuito inglés. Así que dos horas antes de la carrera de 2005, y con el cuerpo desnudo y pintado de los colores de Mclaren, el periodista recorrió el trazado recaudando dinero para niños desfavorecidos y cumpliendo así su promesa.

Fernando Alonso logró la victoria en 2006, entrando en la historia de los ganadores de este mítico circuito. El piloto con más victorias en Silverstone sigue siendo Alain Prost, que venció en cinco ocasiones. Un trazado de leyenda, un templo para los aficionados de este deporte, dominado por un piloto no menos importante.

La que suponía que había sido la última carrera en Silverstone, en 2009, fue ganada por Sebastian Vettel, que logró un fin de semana perfecto consiguiendo la Pole, la victoria en carrera y la vuelta rápida. Ese fin de semana, además, estuvo envuelto por la polémica separación entre FIA y FOTA, lo cual derivaría en la creación de un torneo paralelo a la Fórmula 1 que siempre hemos conocido. Finalmente estas amenazas de dos campeonatos no se llevaron a cabo. Para 2010 se realizaron algunas reformas en el trazado. Abbey, chicane, pasaba a ser una curva a derechas seguida de otra a izquierdas. Se modificó esa zona del circuito eliminado Bridge, hasta la curva 15, Brooklands, por la que se unía al antiguo trazado.

Mark Webber fue el piloto que ganó el 11 de julio de 2010, coincidiendo en el mismo día con el Mundial de Fútbol que ganó la Selección Española. El australiano partía segundo, pero adelantó a su compañero Vettel en la salida y dominó el resto de la carrera. Al cruzar la línea de meta le dijo a su equipo por Team Radio: “no está mal para un piloto número dos”, en protesta por presuntos tratos de favor hacia Vettel. Fernando Alonso tuvo un día negro. Arrancó mal, vueltas más tarde adelantó a Kúbica aprovechándose de las escapatorias, recibió por ello un drive-through y a falta de dos vueltas pinchó neumático. Todo ello le hizo quedar decimocuarto. En el podio junto a Webber estuvieron Hamilton y Nico Rosberg con su Mercedes.

La edición de 2011 estuvo cargada de cambios y polémicas. El reglamento cambiaba a partir de ese gran premio con respecto a los escapes soplados. Sin embargo, el viernes algunos equipos (los que montaban motor Renault) alegaban que la reducción al 10% podía producir roturas en sus propulsores. Tras varias reuniones y modificaciones, en la carrera se mantuvo esa reducción y se anuncio que, tras ese gran premio, se volvería a la situación anterior. Sin embargo, Red Bull perdió varias décimas por esa medida, y aún así pudo llevarse la Pole. Lo hizo a manos de Webber, por delante de Vettel y con Alonso tras ellos. En la salida, Vettel superó a su compañero de equipo. Si el escapado líder del Mundial no ganó fue, en gran parte, porque su equipo tuvo un problema en el pit-lane al sacare el gato de su monoplaza. Ahí le adelantó Alonso, que luego rodó hacia la victoria con solvencia. El asturiano de Ferrari venció por primera vez en la temporada. Sebastian pudo perder la segunda plaza a manos de su compañero Webber, pero el equipo impidió una lucha que estuvo muy cerca de producirse.

También mantuvieron la emoción hasta el final Hamilton y Massa por la cuarta plaza. El de Mclaren se llevó, finalmente, el gato al agua. Antes de ese gran premio, el circuito había sido modificado. La que antes era curva 11, Abbey, pasó a ser la primera curva, ya que se cambió la línea de meta, la tribuna principal y el paddock. Copse, que antes era primera curva, pasó a ser la número 9. Cambió el inicio y final de la vuelta, pero nada más.

En 2012 Mark Webber logró la segunda victoria de la temporada en Gran Bretaña tras la lograda en Mónaco, hito que marcó el tercer triunfo de Red Bull hasta el momento en la temporada. En una carrera sobre seco, contrariamente a la intensa lluvia que cayó días atrás e inundó los aledaños de Silverstone, el australiano superó a Fernando Alonso en las últimas vueltas de la carrera con un muy buen ritmo en el RB8 del ‘aussie’ que contrastaba con la pérdida de rendimiento del F2012 del asturiano.

Los neumáticos volvieron a jugar su especial papel en el desarrollo de la prueba y la tardanza del compuesto superblando en coger temperatura en el bólido rojo jugó una mala pasada a las aspiraciones del bicampeón de volver a ganar en Gran Bretaña. No obstante, Alonso se marchó líder del Mundial. El tercer escalón del podio lo ocupó Sebastian Vettel, quién también trató de adelantar a Alonso en la recta final de la carrera pero había demasiada distancia entre ambos.

La carrera también estuvo marcada por el accidente en la vuelta 12 entre Pastor Maldonado y Sergio Pérez. Poco después de la parada en boxes de ambos, se tocaron cuando iban en paralelo; el mexicano rompió la suspensión del Sauber y el venezolano -aunque continuó en pista- comprometió el tren trasero de su Williams.

A destacar la cuarta posición de Felipe Massa, su mejor resultado en 2012 hasta el momento. Tras una buena salida en la que ganaba una posición, el brasileño siguió con un ritmo competitivo, adelantando a demás pilotos cuando salía de boxes para finalizar cuarto en Gran Bretaña, un resultado que le dio empuje para que Ferrari confirmara su renovación meses después.

Sin duda, el piloto más perjudicado fue Vitaly Petrov, quién no pudo tomar la salida de la carrera. En las vueltas de práctica antes de iniciarse la prueba, el Caterham del ruso sufrió un problema en el propulsor que le obligó a abandonar antes de que se encendieran las cinco luces del semáforo.

En 2013 el Gran Premio de Gran Bretaña será recordado por los diversos reventones que sufrieron los neumáticos traseros izquierdos de varios pilotos durante la carrera, lo que llegó a preocupar bastante respecto a la seguridad de los pilotos en pista. Lewis Hamilton fue el primero en sufrir el inesperado reventón cuando lideraba la carrera y lo tenía todo en bandeja para lograr su primera victoria con Mercedes. Tras el británico, Felipe Massa, Jean-Eric Vergne y Sergio Pérez también sufrieron los estallidos de los neumáticos, sin consecuencias para los pilotos más allá de una obligada parada en boxes.

Con la caída de posiciones de Hamilton, Sebastian Vettel se ponía en cabeza y se mantenía al frente hasta once vueltas antes de la conclusión de la carrera, cuando un problema mecánico no le daba más opciones que abandonar. Así, Nico Rosberg aprovechó la oportunidad y se colocó primero, plaza que no dejó escapar y que, cruzada la recta de meta, materializó en su segundo triunfo de la temporada. Junto al alemán, Mark Webber y Fernando Alonso le acompañaron en el podio. La salida del coche de seguridad -debido a que el RB9 de Vettel estaba ‘aparcado’ en una zona poco segura para el desarrollo de la prueba- permitía que Rosberg, Webber y Alonso entraran en boxes para cambiar neumáticos y aguantar así hasta el final de la carrera al tiempo que afianzaban las posiciones de podio.

En 2014 la carrera británica se vio condicionada en gran medida por las condiciones meteorológicas que se dieron durante el día de la calificación. En éste, la ida y venida de las precipitaciones puso en problemas a multitud de escuderías. Las que peor se manejaron bajo esta situación fueron Ferrari y Williams, ya que sus cuatro pilotos quedaron eliminados en la Q1. Por el contrario, los Marussia de Jules Bianchi y Max Chilton aprovecharon la tesitura para ser duodécimo y decimotercero respectivamente en parrilla. En la pole se colocó un habilidoso Nico Rosberg, que a diferencia de su compañero Lewis Hamilton, sexto, el germano sí que completó un buen último giro a pesar de los factores externos.

Pero el domingo el panorama cambió completamente. En él, algunos de los más perjudicados por el clima durante el sábado se lanzaron a remontar posiciones de forma desesperada. Bien es cierto que para ello tuvieron que esperar una hora a que la carrera se relanzase tras no haber dado ni un solo giro, ya que un espectacular accidente de Kimi Raikkonen, en el que también se vio afectado Felipe Massa, obligó a estar reparando las barreras de seguridad durante un tiempo considerable. Subsanado el problema, la prueba dio comienzo.

Nada más iniciarse, Hamilton lanzó su ataque a los dos McLaren, para así poder iniciar su persecución a Rosberg. Ésta no se demoró en demasía. Por detrás, Fernando Alonso y Valtteri Bottas, dos de los más afectados por la lluvia en la calificación, remontaron posiciones con gran decisión, realizando adelantamientos de gran belleza como el que el español ejecutó sobre Daniel Ricciardo por el exterior de la penúltima curva. La recuperación del asturiano fue fulgurante, consciente de que tendría que cumplir un castigo en su parada en boxes de cinco segundos por haberse posicionado mal en su caja de salida.

En las vueltas siguientes, la prueba y la clasificación del Campeonato dieron un vuelvo importantísimo, ya que Rosberg tuvo que abandonar por un problema en la caja de cambios, sumando su primer cero en todo el año y cediendo el liderato de la prueba a su vecino de box, que se iba acercando poco a poco.

Con un Lewis muy cómodo en el liderato, un excelso Bottas que se había situado segundo y un también brillante Ricciardo que explotó su buen ritmo para asentarse tercero, la emoción de la carrera se centró en el duelo que mantuvieron Sebastian Vettel  y Fernando Alonso por la quinta posición. En éste, el germano acabó por adelantar al ovetense, no obstante, la actuación del bicampeón se llevó numerosos elogios. Y es que, tras realizar al teutón un espectacular adelantamiento por el exterior de la curva Copse, se las ingenió para mantener durante numerosas vueltas a sus espaldas a un Red Bull con unos neumáticos mucho más frescos que los suyos, debido a que el de Ferrari había optado por una estrategia de una sola parada.  Finalmente, tras un duelo trepidante que se vivió también por la radio de los dos protagonistas, el tetracampeón le devolvió la pasada a Alonso por el interior.

Por último, en 2015, la cuna de la Fórmula 1 vuelve a ofrecer gran espectáculo con una carrera muy movida en la que la lluvia fue la protagonista en los últimos compases de la misma. Las gotas del cielo británico propiciaron situaciones prácticamente únicas, como la 12ª posición del Manor de Roberto Merhi o la décima de Fernando Alonso.

Pese a que los dos Williams superaron a los Mercedes en la salida, el conservadurismo estratégico de los de Grove apartó a los británicos del podio en su carrera local, después de una remontada de los tres de siempre: Lewis Hamilton, Nico Rosberg y Sebastian Vettel. Solo 13 coches pudieron acabar la carrera después de incontables fallos mecánicos, incluyendo a los Lotus; Toro Rosso; el Red Bull de Daniel Ricciardo y el McLaren de Jenson Button. Felipe Nasr no pudo si quiera participar en la carrera.

Vía Arpem.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)