Jun 272018
 

Características del trazado

1403044040_480922_1403044706_noticia_grande[1]Spielberg -4.326 kilómetros. Distancia de carrera: 71 vueltas = 307,146 kilómetros. 9 curvas en total. Un circuito compuesto de cuatro rectas y algunas curvas estrechas.

Configuración aerodinámica: Carga aerodinámica media. Velocidad máxima: 315km/h (con el DRS activo), 304km/h sin él.

Acelerador a fondo: 70% de la vuelta. 10 segundos de acelerador a fondo en la recta de meta. Consumo de combustible: alto.

Tiempo total frenando: 14% de la vuelta. 7 puntos de frenado. Exigencia de los frenos: alta.

Tiempo requerido para un pit stop a 80km/h: 22 segundos, aproximadamente.

P-20140622-00520_News[1]Los sectores 1 y 3 son bastante de frenar y arrancar, con algunas curvas cerradas en el sector 1 y curvas de 90º en el sector 3, dine la tracción será crucial. El sector intermedio tiene una larga doble curva a izquierdas en la 5 y 6, donde podremos ver claramente qué coches no hacen funcionar a los neumáticos delanteros correctamente.

El circuito está a una altitud de 700 metros sobre el nivel del mar. Con los motores aspirados hubiera implicado un 7% de pérdida de potencia pero con los Turbo, no será un problema. Sin embargo, el turbo será sometido a más estrés debido a que girará a revoluciones más altas para compensar la menor presión atmosférica. Esto los llevará al límite.

Rendimiento de los neumáticos y otras consideraciones

1425485252_extras_noticia_foton_7_1[1]Por tercera carrera consecutiva, Pirelli ha designado los neumáticos blando y superblando pues, en el Red Bull Ring, las exigencias sobre los neumáticos son relativamente bajas, con dos rectas y curvas bastante lentas. El año pasado, el Gran Premio de Austria reapareció en el calendario de la Fórmula 1, por lo que los equipos ya podrán usar los datos del 2014 a la hora de formular la estrategia óptima. Además, tras el Gran Premio, los equipos disputarán los últimos test inter temporada del año.

Estrategia de carrera: número y posibilidades de tiempo en los pit stop

images[3]A pesar de tener cuatro rectas de 300km/h y dos zonas de DRS, adelantar no será tan sencillo en esta pista debido a la naturaleza de sus curvas. El tiempo lo dirá. Por lo que la estrategia será decisiva como lo fue en Montreal. Antes de que salten a pista, parece que la estrategia podría consistir en un relevo inicial con el superblando de unas 14 vueltas y luego dos relevos iguales de unas 28/29 vueltas cada uno con el blando. Podría haber buenos enfrentamientos, ya que los coches, que justo habrán parado y estarán tratando de calentar los neumáticos, sufrirán con los coches que se hayan quedado en pista.

Rendimiento en la salida de la carrera

P-20140622-00324_News[1]La salida será crucial, como siempre. Había probabilidades de accidente en la recta de meta del viejo A1 Ring y la larga recta tras la curva 1 tiende a juntas los coches en la primera vuelta.

Actualidad

Octava cita de la temporada para la Fórmula 1 y escenario inmejorable. El trazado austriaco de Spielberg ofrece unas instantáneas inolvidables a aficionados y equipos. Con el insuperable estado de forma de los dos monoplazas de Mercedes, queda la duda de si Williams logrará reeditar su fin de semana de gloria de 2014. Ambos coches blancos con las líneas de Martini lograron ocupar la primera línea de parrilla. En carrera, las tornas cambiaron, pero Valtteri Bottas logró amarrar el último puesto de podio.

El Red Bull Ring volvió hace un año a la vida en el Gran Circo. Allí se celebraron 25 Grandes Premios hasta 2003, aunque de 1970 a 1987 tuvo una configuración bastante diferente a la actual, conocida como Osterreichring y no sería hasta 1997 cuando volvería a la F1 con el trazado rediseñado. El circuito de Spielberg acumula cuatro largas rectas en las que la velocidad punta y el buen hacer de los propulsores es determinante. Adelantar sin una buena máxima de velocidad, se antoja imposible.

La subida de los primeros metros, con la curva a ciegas a derechas constituye un reto en el que pasarse de frenada es más que sencillo. Con 4,326 kilómetros, el trazado austriaco tiene el menor tiempo por vuelta de toda la temporada: ronda los 70 segundos (Felipe Massa hizo la pole en 2014 en 1:08 y la vuelta rápida de carrera estuvo en 1:12, conseguida por Sergio Pérez). Los turbo de los propulsores sufrirán más de la cuenta, dada la altitud de la zona. Así, los propulsores serán un 7% menos potentes, por lo que el turbo deberá compensar esa falta de potencia de la unidad de combustión interna.

P-20140622-00344_News1[1]La dupla de Mercedes no parece tener rival en las últimas semanas. Los 17 puntos que separan a Nico Rosberg del líder del Mundial, su compañero Lewis Hamilton, son un suspiro. Pero, por detrás, Ferrari tratará de volver al podio y plantarle cara a las flechas plateadas tras el fiasco de Canadá. Para ello, ya utilizaron tres ‘tokens’ antes del pasado Gran Premio. En Austria, los propulsores son vitales. Parece complicado que McLaren demuestre alguna mejoría este fin de semana, pero los anglo nipones siguen trabajando duro para demostrar que su binomio puede volver a ganar a no mucho tardar.

Por el contrario, Fernando Alonso ya ha dejado claro en los últimos días que la mejor idea sería pensar en 2016 al 100% en lo que resta de temporada y trabajar en pos de un monoplaza extra competitivo para la temporada que viene. Red Bull  juega en casa, pero parece casi seguro que verá, un año más, como sus grandes rivales celebran la victoria ante su impotencia. No son tiempos dorados para la escudería austriaca y para su motorista: Renault.

Los equipos completaran 71 vueltas al trazado de Red Bull Ring, para llegar a los 307,020 kilómetros. Nueve curvas y una media de velocidad de 224 kilómetros/hora. Siete puntos de frenada claros. Dos zonas de DRS: antes de la curva 1 (recta de meta) y antes de la curva 3. 70% de la vuelta con el pedal a fondo. 54 cambios de marcha por vuelta, para un total de 3.834 en carrera. Bosques de fondo y largas rectas. Así es el renovado A1 Ring.

La estrategia

1403448724_extras_noticia_foton_4_0[1]Pirelli ha decidido llevar los mismos compuestos que en Mónaco y Canadá: superblando (rojo) y blando (amarillo). Los italianos apenas esperan siete o nueve décimas de diferencia entre ambos compuestos. Si las temperaturas son altas, los de Paul Hembery apuestan por una estrategia a dos paradas, como en 2014, y si el mercurio se sitúa bajo, será una parada la estrategia más probable.

Las curvas 5 y 6 exigen en gran medida a los neumáticos, al someterlos a grandes cargas en frenada. La presencia de baches complicará la configuración de los monoplazas en cuanto al agarre, pero el asfalto poco abrasivo favorecerá el bajo desgaste de los neumáticos. La previsión meteorológica anuncia un 40-50% de probabilidades de lluvia en la jornada del viernes y para la clasificación del sábado, por lo que el líquido elemento podría ser invitado de excepción.

Las estadísticas

circuito-austria[1]Con la actual configuración del Red Bull Ring, ningún piloto de la parrilla actual ha repetido victoria. Mika Häkkinen y Michael Schumacher son los más laureados, con dos victorias. McLaren y Ferrari tienen tres cada uno y Mercedes es el motorista que más veces ha pisado el primer cajón del podio: cuatro. Curiosamente, salir en la pole no es sinónimo de victoria en Austria. El 50% de las veces, el tercer clasificado el sábado ha ganado la carrera, mientras el 37,5% lo ha hecho el poleman.

En la jornada del sábado, Ferrari es el dominador (3), frente a McLaren (2) y la propia marca italiana y Mercedes son los motoristas que más han triunfado en cuanto a poles (3 cada uno). Si nos vamos al antiguo trazado de Osterreichring, Alain Prost fue el que más veces ganó (3), seguido de Peterson y Jones (2). Lotus dominó entre los constructores (4) y los motores Ford Cosworth no tuvieron rival (9). Y, también, el tercer clasificado del sábado fue el que más veces ganó en la tarde del domingo: 33,33%, frente al 22,22% de los poleman.

En 2014…

10442388_10152557451584903_7464014009813342584_n[1]Tras el regocijo de una carrera inolvidable en Canadá, la Fórmula 1 volvió al dominio de Mercedes, a pesar del extraordinario fin de semana de la escudería Williams. Los dos monoplazas británicos se situaron en las dos primeras posiciones de parrilla, tras una gran clasificación sabatina y con Felipe Massa al frente. Pero pronto la realidad les iba a golpear. Nico Rosberg se colocaba entre los dos Williams, mientras que Lewis Hamilton arrancaba encendido desde la novena plaza de parrilla, para buscar el hueco con Valtteri Bottas (3º) en los primeros compases del Gran Premio.

La estrategia de Mercedes hizo parar a Rosberg antes de que lo hiciera el líder, Felipe Massa. Así, el brasileño perdía el liderato y se colocaba cuarto, tras Bottas y Hamilton. En la segunda parada, Mercedes volvió a imponerse a Williams y situó a sus dos pilotos al frente, al mando. Fernando Alonso llegó a soñar con la cuarta posición, pero Massa aumentó su ritmo por vuelta antes de que el asturiano entrara en zona de DRS. El quinto puesto de siempre. Gran fin de semana de Sergio Pérez, que con una estrategia arriesgada llegó en sexta posición después de un primer relevo larguísimo.

La bandera a cuadros caía sobre el casco de Nico Rosberg, su ventaja se iba hasta los 29 puntos, pero aún tendría que llegar la remontada de su compañero británico.

P-20140622-00143_News[1]

Vía Cdhtef1.com, f1eep

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)