Jun 272018
 

Vuelta lanzada

imagen[1]El circuito de Red Bull-Ring es un circuito sencillo, sin muchas complicaciones, las dos claves son: que el coche corra mas que el del adversario en recta, y que el piloto frene lo mas tarde posible en las curvas. Así de sencillo, así de complicado a la vez, porque por un lado, los monoplazas precisan de poca carga aerodinámica para correr en rectas, pero a la vez, mucha carga para las fuertes frenadas que hay en curvas lentas, donde se producen los adelantamientos. También cabe decir que es un circuito seguro, con amplias zonas de desaceleración.

Debido a que tiene no menos de tres zonas claras de adelantamiento, le hace ser un circuito DIVERTIDO, donde los espectadores disfrutarán de apuradas al máximo. Todo lo contrario de cara a los pilotos, que requiere máxima atención para frenar en el último momento, y donde se producen situaciones comprometidas con mucha frecuencia, debido a la facilidad para el adelantamiento.

La larga recta de meta es en pendiente, la salida de la curva A1, lenta y a derechas, el monoplaza deberá demostrar su máxima capacidad de aceleración, y de velocidad punta. Hay tiempo suficiente para adelantar al adversario antes de llegar a la curva Castrol. Esta es una curva peligrosa, a derechas, que se toma casi a ciegas, porque como hemos indicado, la recta de meta es en subida, y la curva Castrol no tiene casi peralte. Para adelantar, hay que tomar la posición interior, y meter el morro del coche mas que el adversario, con ello, está casi garantizado el adelantamiento.

Desde la curva Castrol hasta la siguiente (Remus), vuelve a ser una recta larga, también en subida, menos al principio, para pronunciarse mas hacia el final. Decimos recta porque hay que hacerla a fondo, aunque en realidad se va curvando poco a poco hacia su final. Eso no es ningún impedimento para volver a adelantar, porque de hecho, es tanto o mas propicio este tramo para adelantar que la recta de meta. Pero si es problemático, ya que hay que empezar el adelantamiento por el exterior (parte derecha), que al llegar a la curva Gosser se convierte en el interior, y por tanto, da la ventaja.

La curva Remus es ”problemática”, se llega al límite, y hay que frenar AL LÍMITE si no queremos que nos adelanten. Es una curva a derechas, en pendiente, muy cerrada (casi 270º). Si dos monoplazas van apurados y llegan emparejados, probablemente uno de ellos se salga de la pista, aunque no siempre el que tiene la parte interior es el que sale mejor parado, porque si el piloto del exterior sabe negociar bien la curva, podrá tomar otra vez el interior a su salida y rebasar al piloto.

Desde Remus hasta la curva Gosser hay una recta, no muy larga, y en bajada, pero la curva Gosser no permite los adelantamientos, ya que es una curva rápida, a derechas, con buen peralte.

A partir de aquí, entramos en la parte ”mixta” del circuito, es decir, sin curvas muy lentas, sin rectas muy largas. Es la zona donde la conducción de un buen pilotaje puede sacar unas milésimas a sus adversarios. La salida de la curva Gosser debe ser efectiva, y a fondo, porque sin solución de continuidad tenemos una especie de semi-recta, o semi-curva. En sí es una curva en su inicio, pero muuuuy abierta, que hay que hacerla a fondo.

Se llega a la curva Niki Lauda. Una curva contraperaltada, muy rápida, por lo que es ”peligrosa”, máxime si se hace en pequeña bajada. No sirve para adelantar, pero si para ganar tiempo para los pilotos mas avezados. Desde la curva Niki Lauda a la de Gerhard Berger hay una pequeña recta, en bajada.

Gerhard Berger es una curva rápida, con buen peralte, a izquierdas, donde es preciso tomarla lo más rápido posible, ya que a partir de ahí, hay que acelera a fondo, puesto que hay una larga recta, aunque en su principio sea una curva a derechas, pero muy abierta. Hay que pisar a fondo el acelerador, y subir de marchas al máximo, antes de llegar Rindt.

Rindt es una curva rápida, a izquierdas, por lo que plantea un problema, y es que como está precedida de una larga recta, si dos pilotos llegan emparejados a esta curva, uno de ellos (el que va por el exterior), se saldrá de la pista si no quiere ceder su puesto. O bien, si ninguno cede, probablemente los dos monoplazas acaben ahí su carrera. Desde Rindt a la curva A1 es una mini-recta, en bajada.

A1 es una curva cerrada, a derechas, con buen peralte. No sería tan importante si no fuera porque es la que precede a la recta de meta.

Por ello, si algún piloto tiene la estrategia de adelantar, sobre todo si es final de carrera, el mejor método sería salir de la curva Niki Lauda pegado al coche que le precede, seguir pegado a dicho monoplaza en la curva Rindt, e inmediatamente, tomar del interior a su salida, e intentarlo en la curva A1. No hay otra forma.

imagen[1]

Vía Arpem.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)