Sep 172016
 

El alemán saldrá primero en Singapur por delante de Ricciardo y Hamilton. Carlos clasificó sexto con el Toro Rosso y el asturiano noveno

Con su padre al lado, casi tirado en el suelo, mono puesto hasta la cintura, Carlos Sainz habla de una amiga común mientras tranquiliza al campeón de rallys. Había terminado por detrás de Kvyat en los libres 3. "Nada, yo aún no llevaba la especificaciòn a una vuelta", dice. Y aparece una sonrisa. Tiene gestos de genio loco el niño. Después reiría más. Hizo lo máximo. Y más. Una escena.

Otra, poco después. Mientras en las gradas de la recta de meta decenas de personas se levantan para ver la escena, Mark, uno de los muchachos de marketing de McLaren, hace girar la cabeza rubia a la estrella y señala a un piloto que se pone el casco antes de entrar en el coche. Y Kylie Minogue que mira a Fernando Alonso y sonríe. Quizá será cosa de su antiguo novio, el modelo español Andres Velencoso, pero lo cierto es que la cantante australiana tenía ganas de conocer al campeón asturiano. Y la cosa es que le dio suerte. ¿O será la noche? ¿O el circuito urbano? ¿Las luces? ¿El asfalto? ¿Los muros? Quizá es cosa del talento, pero lo cierto es que el astur se volvió a meter en Q3 y con algunas vueltas de esas clásicas, de las que se incluyen en los grandes éxitos. Una serie de actuaciones que también debe empezar a hacer Carlos Sainz. El duelo de los dos españoles a la milésima, 23, en la primera vuelta de la Q3, fue espectacular. Porque por delante, a pesar de las sospechas, no hubo batalla. Regresaro a donde deben estar, pero esta vez el madrileño demostró que tiene calidad para estar donde quiera: sexto, solo por detrás de los coches inalcanzables. Y su ídolo asturiano noveno final, entre los dos Force India.

La pole fue para Nico Rosberg por delante de Daniel Ricciardo. Destacable, mucho, la actuación de Kimi Raikkonen con el Ferrari y los dos Red Bull de Max Verstappen y Daniel . En estos tiempos de dominio de la estrella el hecho de que estos pilotos estén al menos en el intento, en el imposible de luchar contra uno de los mejores coches de la historia de este deporte resulta admirable. Y lo cierto es que de nuevo el australiano, tras los fuegos artificiales del holandés en los libres, finalmente otra vez volvió Ricciardo a ser mejor y saldrá segundo. Impresionante el trabajo de Dan y de Red Bull. Por delante de Hamilton y su Mercedes, el pilotaje del campeón del mundo, a pesar de haber ganado, siempre le ha penalizado en Singapur, demasiado agresivo para estos neumáticos aquí.

La carrera promete emociones, un Red Bull entre los Mercedes, justo detrás Verstappen y Raikkonen. Y Sainz. Y Alonso llegando por detrás. Esperamos cosas buenas. Muy buenas. Ha sido el día de Carlos, fue más allá de lo posible con su Toro Rosso, recordemos Toro Rosso, un equipo que lleva el motor Ferrari del año pasado y apenas ha evolucionado esta temporada, pero aquí va mejor y aquí las manos del piloto cuentan mas. Y está delante.

Donde estuvo el año pasado Sebastian Vettel, el mismo que saldrá último en esta ocasión por un problema en la barra estabilizadora de su Ferrari. Creo que esa canción también la escuchó un asturiano que conocemos todos. Y es que más allá de los grandes éxitos está todo aquello que pudo ser y no será ya nunca. Al menos Alonso puede ahora mirar a su lado y ver a un amigo madrileño sonreir…

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)