Nov 132016
 

Alonso reconoce que el pasado sábado dio todo con los neumáticos pensando que este domingo lloverá y no serán necesarios

Resultado de imagen de llUVIA FERNANDO ALONSO"El vueltón que Fernando se ha sacado de la manga en la Q2 me parece de lo mejor que he(mos) visto este año… O_O :-)". Así elogiaba Manuel Muñoz a Fernando Alonso al término de la sesión de entrenamientos del Gran Premio de Brasil. Si, era el ingeniero español de Pirelli que trabaja con su compatriota todo el año quien así opinaba… Lo cierto es que Alonso protagonizó una extraordinaria clasificatoria que, sin embargo, no se veía reflejada adecuadamente con la décima posición final.

Mejor que nunca, pero el mismo premio (otra vez en el Q3) de otras veces que no hacía justicia a una serie de vueltas sensacionales: este era el paradójico mensaje que dejaban los entrenamientos para el gran premio. Un McLaren, el de Button,atrapado en el Q1. El segundo McLaren, sin embargo, a solo una décima de batir a los Force India. Los Williams, por detrás. "Mi coche se comportó fantásticamente. Hemos encontrado los límites un poco más en cada salida a la pista…". ¿Cuántas veces hemos escuchado hablar así –y disfrutar– al piloto español esta temporada? Pero lo mejor quizás esté todavía por llegar en Interlagos. Hay que mirar al cielo y de momento amaneció lloviendo en el circuito brasileño bastante y todo apunta a una carrera en agua.

"Todos los juegos de neumáticos han ido igual"

"Bajaba una décima cada vez que salía, encontraba los límites aquí y allí, y disfruté mucho", explicaba el español, tocaba uno de los temas tabú, el diferente rendimiento de distintos juegos de neumáticos de un mismo compuesto. "Para mí fue una sesión bastante constante, y los tiempos han ido bajando. Han sido cinco vueltas parecidas con el coche parecido. De neumático a neumático a veces tienen un comportamiento diferente, pero hoy hemos tenido suerte porque todos han ido igual".

Ante el comportamiento del monoplaza de Button, Alonso se temió lo peor, pero su MP4-31 no se descompuso como el del británico. "No era una crono fácil. Cuando vimos que en la FP3 nos costaba trabajo encontrar el ritmo…, y con la preocupación al ver que Jenson (Button) se quedó en la Q3, no sabíamos cómo acabaría este sábado. Pero bueno, lo hemos resuelto con buena nota y estoy contento".

"Hemos estado siempre entre los 10 primeros y mercíamos estar en la Q3, pero ahí nos ha faltado esa decimilla para ganar alguna posición… aunque tampoco soñábamos tan alto". Una 'decimilla' que hubiera permitido superar a Hulkenberg y Pérez y, entonces sí, la posición de parrilla habría reflejado ese magnífico plus de pilotaje que Alonso puso ayer. "Y las condiciones de temperatura más bajas en comparación a ayer nos fueron bien".

Con lluvia, "aquí puede pasar de todo"

Sin embargo, quizás el reflejo de las magníficas 'manos' de Alonso  tenga el premio que merecía  en una carrera  totalmente  incierta si la lluvia, como parece, hace acto de presencia. "Si llueve, todo cambiará, hemos intentado hacer la crono a por todas, porque a lo mejor mañana los neumáticos no son muy necesarios, ya que utilizamos los intermedios (si llueve) Será una carrera difícil, pero aquí puede pasar de todo, además con este clima incierto".

 

 

De hecho, para Alonso, la lluvia hará tabla rasa de todo el fin de semana, además de las diferentes condiciones ambientales respecto al mayor calor del viernes. "Con el cambio de temperatura, las simulaciones que se llevaron a cabo el viernes quizás ya no importen tanto, podríamos competir (en la carrera) con los demás, y no tenga que estar más en la televisión (en referencia a la anécdota del viernes)".

"La próxima cámara, en el podio…"

Pero, si no llegara la lluvia, Alonso se ponía a cubierto. " En seco será difícil mantener la posición de puntos, los Williams son mejores. Es la amenaza para nosotros, han estado muy fuertes todo el fin de semana, y creo que es más una casualidad que otra cosa el que no estén en el Q3. Tuvimos suerte. Veremos qué ofrece la carrera, si hay lluvia podemos ganarlos, si no, será difícil". Sin olvidar la fiabilidad de sus rivales que, en seco, también puede jugar en contra, según Alonso. "Ahora es muy buena para la mayoría, así que necesitaremos algo de suerte".

Todo apunta a un Gran Premio de Brasil impredecible. Con una decente velocidad punta del MP4-31 en Interlagos, algo de agua para neutralizar la potencia de sus rivales, las manos del Alonso del sábado, y un poco de suerte con las circunstancias que arroje la prueba, quién sabe si llega el resultado de la temporada. Y sin jugar con el 'joystick' de la televisión. "La próxima vez que coja una cámara espero que sea en el podio".

 

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)