Ago 092018
 

Unos rumores apuntaban que Verstappen podría vetar la llegada de Carlos Sainz a Red Bull, con el que ya tuvo sus más y sus menos en Toro Rosso, algo que no ha desmentido Helmut Marko

Resultado de imagen de Carlos Sainz Max Verstappen“Daniel (Ricciardo) me llamó el jueves para informarme sobre la decisión de abandonar el equipo a final de temporada (ha fichado por Renault). Pasó la mayor parte de su carrera en Red Bull y me dijo que quería un cambio. Ahora tendremos que pensar en quién será el compañero de equipo de Max. Los rumores que apuntan al veto de Verstappen a Sainz, son una mierda. Red Bull es el único que decide sobre su dupla de pilotos”. Helmut Marko habló claro (como siempre) sobre los rumores que apuntaban a que Max Verstappen habría vetado el aterrizaje de Carlos Sainz a Red Bull, con el que ya tuvo sus más y sus menos cuando compartieron box en Toro Rosso. Este es sólo un capítulo más del culebrón del verano en la Fórmula 1 que tiene al español como uno de los protagonistas.

Red Bull todavía puede repescar a Carlos Sainz desde Renault (tienen hasta el 30 de septiembre para ejecutar la opción sobre el madrileño) con la idea de acompañar al holandés en 2019. En la escudería de bebidas energéticas saben que la relación entre ambos no acabó especialmente bien durante su estancia en Toro Rosso, pero son dos de los talentos más grandes de futuro y presente que hay en la Fórmula 1 en la actualidad. Otro de estos talentos está precisamente en Toro Rosso, el francés Pierre Gasly, quien hoy por hoy tiene más acciones para saltar al asiento del RB15.

Una relación tensa

¿Se imaginan un nuevo duelo Sainz – Verstappen en Red Bull? En 2015, Toro Rosso les dio la oportunidad y firmaron la dupla con la edad media más baja de la historia. La relación entre ambos fue tensa por el talento e instinto competitivo de los dos pilotos. El holandés llegó a la Fórmula 1 con 17 años y con un ego inmenso que chocó con un combativo Sainz en un dúo que marcaba a las dos grandes promesas del Gran Circo. “Carlos tiene una velocidad similar​ o igual que Max”, decía su por aquel entonces jefe, Franz Tost. Sus duelos se convirtieron en constantes asaltos como si de un combate de boxeo se tratase y donde el holandés se llevó el premio. Entre medias hubo un toma y daca de constantes golpes deportivos entre ellos.

En Hungría 2015, ocurrió una de la claves de la tensa relación. El español esperaba la llamada del equipo para adelantar a Massa a través de un undercut. Pero se encontró con que el llamado era Verstappen, quien iba por detrás, y no él. De ahí su molestia al final de la prueba. Toro Rosso decidió romper la regla de la prioridad de quien marcha por delante elige, para proteger al holandés ante un posible ataque de Alonso en las paradas. Esto provocó que el madrileño acabase perdiendo la posición con el holandés y el asturiano y con un tremendo enfado.

Uno de los incidentes más gordos ocurrió en Australia 2016. El holandés, que comenzó la carrera en la quinta posición de la parrilla, se quejó al equipo a través de la radio lanzando improperios cuando estos hicieron caso omiso de sus peticiones para entrar en el pit lane, lo que provocó acabar justo por detrás del español. “¡Los demás coches se van y vosotros no me dejáis pasar a Sainz, esto es una jodida broma!”. Sainz al final de carrera declaró: “¿Se ha quejado mucho? Bueno, qué se le va a hacer”. Palabras que el joven neerlandés respondió: “Normalmente yo debería estar unos kilómetros por delante de él”. Posteriormente el madrileño enterró el hacha de guerra: “Me dio por detrás. Por suerte para los dos no pasó nada. Entonces habría sido un poco diferente. Lo ideal no es tener a alguien que diga soy más rápido, dejadme pasar, porque no es verdad. Al final no me puedo quejar a él y él no se puede quejar de mí porque fue más cosa de que estaba teniendo un problema con el equipo que conmigo”. Y punto.

Estas situaciones sirvieron de excusa a Helmut Marko para colocar a Max en Red Bull. “También había considerables problemas en Toro Rosso entre Verstappen y Sainz, así que hemos resuelto varios problemas internos con el cambio”. Un hecho que calentó más a Sainz y en una entrevista en este medio remarcó que se consideraba mejor que Verstappen.

Sainz durante su etapa en Toro Rosso. (EFE)

Sainz durante su etapa en Toro Rosso. (EFE)

Máxima igualdad

En su temporada y media juntos se podría decir que hubo una gran igualdad aunque los puntos no reflejaran eso. En las 23 carreras que compartieron coche Verstappen le ganó 9 a 12 a Sainz, lo que se convirtió en el triple de puntos para el joven piloto de Red Bull. Una amplia distancia que se reduce si descontamos las carreras en las que alguno de los dos sufrió un fallo del monoplaza. Contando con esta circunstancia, el resultado es de un empate a seis. El holandés tuvo que soportar la mitad de fallos en su coche que el madrileño.

Sainz admitió que hubo momentos complicados, pero defiende que siempre hubo respeto y que eso ayudó a Toro Rosso: “Creo que tuvimos una batalla difícil, pero siendo sincero lo disfruté . Cuando te empujan al límite y empujas al otro hasta el límite, se crea un poco más de tensión dentro del equipo, pero es una tensión positiva. Y creo que siempre nos respetamos el uno al otro. Sí, hubo momentos difíciles, pero creo que es normal cuando ambos van al límite”.

Ahora su nombre podría volver a estar junto al box del holandés la próxima temporada, aunque hay más probabilidades de que está en el de McLaren como reemplazo de Fernando Alonso o de Stoffel Vandoorne, quien está teniendo una temporada para olvidar.

Vía Elconfidencial.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)