Ene 072017
 

Adrian Newey, veterano ingeniero, será clave en el diseño del chasis de Red Bull para acabar con la hegemonía de Mercedes

Newey trabajará para recuperar la diferencia con Mercedes mediante la aerodinámica en 2017El cerebro del coche que dominó del 2010 al 2013 con Vettel como gran campeón, quiere dejar huella en el chasis de 2017 con los cambios de reglamento. Si alguien en la Fórmula 1 puede ser considerado amigo del aire ése es Adrian Newey, que después de tantos años tratando de ganar décimas mediante la aerodinámica, luchando contra la resistencia del aire, ha logrado ser respetado por haber conseguido domarlo.

Es considerado un genio en la F1 por su larga y laureada trayectoria en Williams, McLaren o Red Bull, su actual equipo, y los de la escudería de la bebida energética tienen en las manos de Adrian gran parte de sus aspiraciones para poder alcanzar a Mercedes y acabar con el monopolio de la marca de la estrella en la Fórmula 1.

Son muchos los expertos que aseguran que las nuevas reglas han sido inspiradas por este gurú británico, que esta semana cumplió 58 años. En 2014, pese a renovar su contrato con la escudería austríaca, quiso asumir un papel menos relevante en el equipo y dejar de intervenir en el diseño de los posteriores coches. Coincidencia o no, los años posteriores fueron dominados con mano de hierro por las flechas de plata. 
El director técnico había perdido la motivación tras ser el cerebro del dominio de Red Bull de 2010 a 2013. Decidió entonces involucrarse en otros proyectos, como la Copa América de vela y es uno de los padres del nuevo Aston Martin AM-RB001.

Adrian Newey, director técnico de Red Bull

Adrian Newey, director técnico de Red Bull

Un reto diferente

Pero su pasión por la F1 y la aerodinámica le han hecho volver en su estado más puro. Chris Horner confirmó que la carga de trabajo de Newey en el coche de 2016 fue del 20% y con la llegada de las nuevas normativas a la F1, volverá a dedicar el 50% de su tiempo en devolver a dicha tarea para devolver a Red Bull a lo más alto, un reto que vuelve a ilusionar al veterano ingeniero.

En 2017 el chasis ganará protagonismo al motor, algo que emociona al de Stratford-upon-Avony y llena de esperanzas a Red Bull. No obstante, hay que ser conscientes que, pese a las proezas de Newey, la gran imaginación del británico hace que a veces también se equivoque, como le sucedió con el famoso McLaren MP4/18 que nunca vio la luz.

En Milton Keynes saben como frenarle para que su inventiva sin límites no supere el presupuesto pactado para el diseño del coche. Newey ya lleva parte de la presente temporada trabajando en un proyecto con el que Red Bull quiere volver a la gloria. No obstante, Chris Horner, jefe de Red Bull, se mostró cauto antes de comprobar el verdadero potencial del nuevo coche. “Será difícil superar a Mercedes, empezarán el próximo año como los claros favoritos, aunque estamos esperanzados con el nuevo reglamento. Es una oportunidad y un desafío”, expresó en declaraciones a ESPN, sabedor de que Newey querrá sorprender con uno de sus nuevos diseños. ¿Volverá a cambiar la historia? La pista dirá si este ‘amigo’ del aire vuelve a marcar la diferencia.

Vía Mundodeportivo.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)