Jun 152018
 

La falta de agarre a baja velocidad del MCL33 provoca que los ingenieros deban montar más carga, un hecho que aumenta la resistencia del monoplaza

40 puntos más en el Mundial de Fórmula 1, Fernando Alonso y Stoffel Vandoorne aún no han recibido ninguna sanción por problemas de fiabilidad... Varias son las estadísticas que deberían llenar de optimismo la fábrica de McLaren tras tres complicados años junto a Honda. Sin embargo, la realidad al sureste de Gran Bretaña dista mucho de ser la soñada.

Porque en una temporada donde los británicos esperaban instaurarse en la parte delantera junto a Mercedes, Ferrari y Red Bull gracias al motor Renault, los monoplazas de Woking se encuentran, tras siete carreras disputadas, a más de un segundo de los energéticos y con algunos problemas para liderar la zona media de la parrilla debido al progreso de los franceses, Haas, Force India o Toro Rosso.

Un contratiempo en la hoja de ruta diseñada por Zak Brown que se cobró su primera victima el pasado Gran Premio de Azerbaiyán 2018 con el cese de Tim Goss como director técnico, y que podría no ser la última destitución que se oficialice durante la presente temporada.

Preguntado por los problemas del McL33, Eric Bouiller reconoció en Canadá que para limitar la debilidad del MCL33, deben correr cada prueba con más carga aerodinámica de la prevista: “El coche tiene una debilidad este año que ya hemos señalado: falta de agarre en curvas de baja velocidad. Y para compensar esta falta de agarre a baja velocidad tenemos que llevar más ala, lo que significa más resistencia. El mejor compromiso para nuestro nivel de velocidad es ejecutar más resistencia, más carga aerodinámica, y eso nos perjudica”.

De igual modo, el dirigente de Laval confirma que seguirán desarrollando el monoplaza hasta Abu Dhabi para intentar que esta contrariedad no vuelva a reproducirse en 2019: “Creo que vale la pena desarrollar el coche de 2018 por un par de razones. La primera es comprender lo que está mal y no repetir ningún tipo de error de plataforma en el futuro. Y creo que todavía hay tiempo para desarrollar el coche, y potencialmente curar esta falta de agarre a baja velocidad podría tener un gran impacto en el rendimiento. Así que esas son las dos razones por las que debemos continuar”.

Por último, el director deportivo de McLaren asegura en ‘Autosport’ tener plena confianza en el grupo técnico liderado por Matt Morris y Peter Prodromou para construir un coche que permita a Alonso y Vandoorne luchar por las victorias en el futuro: “Tenemos un 100% de confianza en el grupo de personas que tenemos en McLaren. Podemos culpar de algunos problemas al coche, definitivamente este año no es el que esperábamos. Es solo una cuestión de entender por qué, y asegurarnos de tener la visión correcta y, digamos, un poco de liderazgo para el futuro paraasegurarnos de que podamos diseñar y fabricar monoplazas competitivos. Pero creo que con la gente que tenemos hoy en día hay un gran talento en McLaren”.

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)