Feb 012017
 

La empresa inglesa investigará con los alemanes para montar sus motores en los nuevos coches de calle y se rumorea con un V6 Turbo de Baviera

Resultado de imagen de bmw f1Suelen decir que los periodistas deportivos somos propensos a la exageración. Es posible. Hablemos de Honda y McLaren. Un desastre en el primer año, un nivel mediocre en el segundo y…veremos lo que pasa en este tercero. A partir de 2017 el acuerdo entre el motorista japonés y los británicos debe ser revisado y está por ver si continuarán los coches de Woking montando las unidades de potencia niponas.

Desde McLaren, sobre todo en la primera temporada, pero también en la segundo, aunque en menor medida, se ha venido culpando a la escasa potencia del propulsor de los males del coche y el equipo hasta el punto de que algunos directivos como Eric Boullier ha llegado a expresar el convencimiento de que con otro motor estarían delante.

No obstante, en la época de Ron Dennis, el que fuera presidente de la compañía, siempre hablaba de la importancia de tener un socio preferente como Honda que no tuviera equipo propio en la categoría, tal y como sucede con Mercedes. Y además la multinacional japonesa de automóviles es, en estos momentos, el principal patrocinador de McLaren.

Así las cosas, en McLaren se debaten entre la necesidad de contar con Honda y cierta tendencia a presionarles para que hagan un mejor trabajo. Ahora, esa presión, llega con el acuerdo al que han llegado con otro motorista para su coche de calle y para investigar en relación a un nuevo motor que consiga la máxima potencia con las mínimas emisiones. Estamos hablando de BMW. La empresa alemana y McLaren colaboran en el estudio de motores de nueva generación que llevarán los coches de ambas marcas. Recordemos que la última vez que colaboraron estas empresas fue con el McLaren F1, un coche con un motor V12 de 6.1 litros y 635 caballos de potencia que llegó a ser el coche más veloz del planeta en 1998 y hasta 2007 rozando los 400 km/h.

El proyecto, además se interna en los motores hibridos e incluso en los eléctricos totales y está financiado por el gobierno británico y un grupo de fabricantes dentro del llamado Advance Propulsion Centre (APC) en un 50% con una inversión cercana a los 32 millones de euros.

El APC se formó en 2013 con un presupuesto de siete mil millones de euros y se centra, sobre todo, en la producción de motores con bajos niveles de carbono. En cualquier caso es inevitable recordar que hace un tiempo se habló del retorno de BMW a la F1 e incluso se habló de que había un motor híbrido V6 turbo preparado para ponerlo en marcha si fuera necesario dentro de un proyecto secreto de la marca. BMW cerró su etapa en la máxima categoría del mundo del motor en 2009 tras su acuerdo con Sauber que permitió a los suizos posicionarse entre las mejores escuderías del momento con la victoria de Kubica en 2008 en Canadá como mejor resultado. A partir de ahora habrá que ver si BMW se va incorporando al equipo de F1 como apoyo técnico, patrocinador o incluso llega a sustituir a Honda como motorista.

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)