Mar 162019
 

Alonso, Nakajima y Buemi han liderado la carrera de cabo a rabo

El Toyota 8 de Fernando Alonso, Kazuki Nakajima y Sébastien Buemi ha dominado de cabo a rabo las 1000 Millas de Sebring 2019 para aumentar su ventaja al frente del campeonato, por delante de un Toyota 7 que en ningún momento ha presentado sus credenciales a la victoria.

Un antiguo aeródromo militar, coches que parecen naves espaciales y pilotos que bien podrían ser de otra galaxia. Parece el guion de una nueva entrega de La Guerra de las Galaxias, pero nada más lejos de la realidad, ¡es la carta de presentación de esta edición de las 1000 Millas de Sebring!

El Campeonato del Mundo de Resistencia ha vuelto este año al súper bacheado trazado situado en Florida, desaparecido del calendario desde la temporada 2012. Allí ganó Audi por última vez, pero tras su marcha y la de Porsche, Toyota prevalece como única marca en la máxima categoría y, por ende, llegaba a Sebring con la vitola de favorito.

Así, con todas las sesiones previas a la carrera dominadas por la marca nipona, Fernando Alonso dio un paso al frente en la clasificación para romper el récord del circuito por más de tres segundos y amarrar una nueva Pole. Antonio García marcó el mejor tiempo de los GTE-Pro, si bien la media con su compañero le hizo caer hasta la quinta posición, con el Ferrari de Miguel Molina sexto.

De esta manera, llegamos a la jornada definitiva con unas condiciones meteorológicas inmejorables para disfrutar de una carrera de resistencia. Una temperatura ambiente de 29ºC en el inicio de carrera que caería paulatinamente, sobre todo a medida que el ocaso y la noche cobraban protagonismo.

En la salida, la totalidad de los pilotos se lo han tomado con calma. Sébastien Buemi defendió el interior a José María López –fueron los elegidos por Toyota para comenzar la prueba– y los GTE comenzaron su batalla particular, siempre tan ajustada. El mayor damnificado fue Nyck de Vries, que cayó entre los GTE por una mala arrancada.

Desde los primeros instantes, los Toyota han mostrado un ritmo demoledor. Tanto Buemi como ‘Pechito’ apretaron las clavijas a sus respectivos TS050 Hybrid para imponer un ritmo de 1’42” medios que se antojó inalcanzable para sus rivales. Para más inri, el Rebellion 1 con Bruno Senna al mando perdió más de ocho minutos en boxes por un problema en la caja de cambios en la vuelta seis.

Mientras tanto, Antonio García enseñaba al mundo cómo adelantar por fuera en la última curva de Sebring. Atascado a la zaga del Ford GT de Stefan Mücke, el madrileño efectuó una impresionante maniobra en una zona muy bacheada para subir a la cuarta plaza nada más comenzar. Inicio fulgurante el de García, que contrasta con la pérdida de muchas posiciones de Davide Rigon en el Ferrari de Miguel Molina.

A partir de ahí, con las batallas en pista estabilizadas, los Toyota pusieron tierra de por medio en apenas unas vueltas. Buemi imprimió un ritmo endiablado con el que labró una renta de 10 segundos cuando en la vuelta 44 entró para hacer su segunda parada y ceder el testigo a Fernando Alonso. López hizo lo propio una vuelta antes con Kobayashi.

Con el español al mando, la ventaja no hizo más que crecer. Vuelta a vuelta con el martillo en la mano, Alonso ganaba décimas e incluso segundos respecto a Kobayashi. Al mismo tiempo, uno de los favoritos a la victoria en LMP2, el Jackie Chan 38, sufría problemas mecánicos que dilapidaron sus opciones en esta carrera y el SMP 11 pinchaba la rueda trasera derecha.

No obstante, después de varias vueltas “desafortunadas” con el tráfico, según reportaba el propio Fernando Alonso por radio, la renta se vio reducida hasta los siete segundos en la vuelta 62. Unas vueltas más tarde, para aportar algo más de picante a una carrera de 1000 millas, ¡aparecieron las primeras gotas de lluvia!

Por un momento, varios equipos barajaron la posibilidad de colocar neumáticos de lluvia, hasta que Egor Orudzhev provocó el primer régimen de coche de seguridad en la vuelta 65. El ruso se fue demasiado largo a la salida de la primera curva e impactó fuertemente contra las protecciones cuando marchaba en tercera posición con su SMP 17.

La amenaza de lluvia decreció con presteza y, unas vueltas más tarde, la carrera volvió a la normalidad. En esta ocasión sin Antonio García, que se bajó del Corvette para dejar a Jan Magnussen vía libre en esta ‘cacería’ que es la GTE-Pro. Miguel Molina, por su parte, tuvo que esperar al tercer turno para subirse al Ferrari.

Vuelta a empezar para Fernando Alonso, que vio cómo la distancia con el otro Toyota se iba de un plumazo. Eso sí, el asturiano volvió a sacar el mazo para llegar al segundo cambio de piloto con algo de colchón. Kazuki Nakajima se montó en el bólido en la vuelta 90 con algo más de 13 segundos de diferencia respecto a Mike Conway.

La segunda situación de peligro llegó a mano de Pastor Maldonado. El venezolano cató las protecciones del exterior de la última curva con la parte trasera de su coche y dejó varias piezas en medio de la trazada, por lo que dirección de carrera decidió instaurar el régimen de Full Course Yellow para limpiar la pista.

En la relanzada, Kazuki Nakajima se aprovechó del número de coches que había entre el suyo y el de Mike Conway para aumentar la ventaja, si bien poco a poco comenzó a perderla. El británico del Toyota 7 apretó con valentía para hacer desaparecer el hueco entre los Toyota, en parte gracias al tráfico. Cuando llegaron a la segunda parada, la del cambio de piloto, apenas había dos segundos entre ellos.

Turno de nuevo para Sébastien Buemi y Pechito López. La historia se repite, esta vez bajo el manto de la noche, y la batalla se presentaba apasionante con ambos al límite. Sin embargo, el argentino se tocó con un GTE cuando trataba de esquivarlo y se vio obligado a entrar en boxes para subsanar los daños en su TS050 Hybrid. La pérdida de tiempo fue enorme –más de dos vueltas–, lo cual dejaba al Toyota 8 un camino de rosas hacia la victoria a falta de algo más de tres horas para el final.

Vía SoyMotor.com

Share

  One Response to “Lo ha vuelto hacer: Fernando Alonso conquista otra vez América con la victoria del Toyota 8 en Sebring”

  1. ¡BIENNNN! me alegra que se haya llevado a casa.
    A por la siguiente.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)