Jun 302012
 

La última victoria del asturiano se une a las gestas que ha venido protagonizando desde que llegó a los grandes premios, incluso con monoplazas discretos como el Minardi o en la segunda época de Renault

Planteamos el debate sobre las mejores carreras de Alonso. Complicado valorar. Ya en Minardi hizo vibrar contra coches mejores, como en Alemania cuando fue décimo; podríamos incluir su primer podio con 39 de fiebre en Malaisia 2003; la victoria de Hungría, inesperada con Renault ese año; el podio de Interlagos con accidente incluido; las salidas increíbles, como en Indianápolis 2004, de noveno a tercero; el adelantamiento a Schumacher en la 130R de Suzuka 2005; la gran carrera de Mónaco 2007 por delante de Hamilton o cómo ese año destruyó a Massa en la lluvia en Nurburgring; el podio con un muy mal Renault en Singapur 2009; la manera en la que aguantó a Vettel en ese mismo circuito en 2010…

Pero había que quedarse con las mejores y ahí van. Repito, habrá debate pero reconocer que con un Minardi fue capaz de plantar cara a los Renault, la carrera de San Marino en 2005 contra Schumacher, el baile sobre la lluvia de Hungría 2006, pese al abandono, la victoria de Japón en 2008 con un coche muy pobre en su segunda época de Renault y el triunfo de este año en el diluvio de Sepang con el Ferrari merecen estar en la lista. Y todo a cuenta de Valencia, ésa que nunca olvidaremos los que la disfrutamos.

Malasia 2012. El peor Ferrari sirvió en la lluvia

Ganar con un coche más de un segundo inferior que los mejores es algo que sólo unos pocos han podido hacer. Alonso lo logró este año en Malaisia. Lluvia en Sepang y la lámpara que se ilumina. Gran salida, coche de seguridad y ritmo de mil diablos con la pista mojada. Al secarse tuvo que aguantar como pudo. Victoria y liderato en un momento que puede ser clave este año.

Japón 2008. Ganar con un Renault muy pobre

Ganar con el cuarto coche de la parrilla. Eso es lo que hizo Fernando Alonso en Japón con aquel paupérrimo Renault de la segunda época. Circuito de Fuji. El asturiano salía cuarto tras los dos McLaren y el Ferrari de Raikkonen. Se aprovechó de una gran arrancada con los de delante pegándose y después adelantó a Kubica y su BMW con un ritmo imposible. Segunda victoria de aquel año con un mal coche.

Hungría 2006. Un inicio mágico y la maldita tuerca

Permítanme la opinión personal: su primera vuelta de Hungría 2006 es lo mejor que se ha hecho nunca en un monoplaza de Fórmula 1. O de lo mejor. El asturiano salía decimoquinto por una sanción en plena lucha con Schumacher en la calificación. Pero llovió y su talento se unió a los Michelin, que no le sirvieron a su compañero Fisichella, para remontar. Veinte vueltas después era primero, después incluso doblaría a Schumacher y su Ferrari. Pero salió el sol, hubo que cambiar las ruedas y una tuerca mal apretada acabó con una actuación mágica que nadie olvida.

San Marino 2005. Mostró su clase a Schumacher

"Sabía que no me iba a pasar", dijo Alonso al terminar la carrera. Exhausto, feliz. Raikkonen salía desde la pole, su McLaren se rompió, Fernando se puso líder, pero por detrás llegó Schumacher desde la decimotercera plaza. Era más rápido, pero Alonso dio una lección de defensa. Sus Michelin estaban en peor estado que los Bridgestone del alemán y su coche averiado. Pero ganó.

España 2001. Con un Minardi delante de Renault

Imaginen un Marussia luchando contra un Sauber. Por ejemplo. Pues eso pasó en Montmeló en el primer año de Alonso en la F-1. El español, con su vetusto Minardi, intentó adelantar a Fisichella con el Renault. Fernando salía decimoctavo y terminó decimotercero por delante de los dos coches azules de Giancarlo y Button. Su mejor vuelta fue 1,4 segundos más rápida que su compañero. Inicios…

Fernando está labrando una historia en la fórmula 1 digna de los más grandes. Difícil de olvidar, y a buen seguro todavía esta por escribir los mejores capítulos. Pero solo con las hazañas que lleva echa hasta ahora, es más que de sobra para que no haya jamas una voz que se levante en contra, y ni tan siquiera nombrar la palabra favoritismos. No le hace ninguna falta, ni favores, ni súper coches. El súper, lo pone él mismo, pero en talento, valía, inteligencia….

Gracias Fernando, por todos esos buenos momentos y por los que nos quedan por vivir.

!!Qué grande eres Nano¡¡

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)