Abr 202014
 

Fernando ganó dos puestos en la salida y mantuvo a Rosbeg detrás hasta la vuelta 42. Ya es tercero en el Mundial tras su primer podio de la temporada

1397974931_953502_1397989100_doscolumnas_normal[1]Fernando Alonso ha vuelto a sorprender a propios y extraños con un extraordinario podio en el Gran Premio de China, el cuarto de la temporada, al finalizar tercero superado por dos coches hoy por hoy imbatibles como son los Mercedes. La victoria, tercera de la temporada, fue para Lewis Hamilton, líder de principio a fin, como era de esperar partiendo como partió desde la pole sin problemas.

El español además mantuvo detrás de su Ferrari hasta la vuelta 42 a Nico Rosberg, un milagro teniendo en cuenta la diferencia de prestaciones, que hoy se cifra en un segundo por vuelta, si bien el alemán y aún líder del Mundial corrió sin la ayuda de la información telemétrica durante toda la carrera.

Se trata del primer podio de Ferrari y Fernando esta temporada, un bálsamo para las heridas abiertas en la reciente carrera de Bahréin en la que Fernando fue noveno y Räikkonen 10º y que le costó el puesto a Stefano Domenicalli. Un Kimi que hoy ha estado a años luz de su compañero al finalizar octavo a 58 segundos de distancia de Fernando.

El español realizó una gran salida en la que se aupó dos plazas, las de Ricciardo y el propio Rosberg, se tocó rueda con rueda con Massa, y se lanzó en pos de Vettel, segundo. Las ruedas blandas que eligió en la salida le impidieron dar caza al alemán, pero la estrategia de parar una vuelta antes, la 12 por la 13 del campeón, sí que le salió bien y atrapó la segunda plaza.

Cuando Seb intentó recuperar su puesto, fundió las gomas nuevas duras y ni con DRS abierto podía con el F14T en los rectones de Shanghái, mermado también por la endémica falta de velocidad punta del coche, el más lento en la recta de todos. Lo que otras veces ha jugado a su favor, tener la séptima más corta, esta vez le dejó K.O. en tres intentonas y tuvo que ceder ante el empuje de Fernando, y más aún, ya que luego Ricciardo dio buena cuenta de él.

El que venía por detrás era Rosberg, que limó segundo a segundo los seis que llevaba el español, que en el momento de tenerle justo en la espalda (vuelta 34) decidió hacer su segunda parada, tan veloz como la primera, inferior a tres segundos. Fue alargar un poco más la agonía y jugar a ver si el otro tenía algún problema. No ocurrió y Rosberg regresó a la carga para adelantarle sin piedad en la contrarecta en el giro 43.

De ahí al final Alonso controló la ventaja con Ricciardo, que llegó hasta los tres segundos animado por la radio por sus ingenieros que veían posible el podio que le quitaron en Australia. El español acabó apenas a siete segundos de uno de los dos Mercedes, tremendo. Con esos 15 puntos, Fernando asciende a la tercera plaza tras los dos Mercedes, posición en la que llegará a la próxima cita de España.

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)