Mar 222019
 

 Vettel dejó caer que Hamilton había regalado la victoria al finlandés viendo el pobre ritmo del británico

La victoria de Valtteri Bottas en el Gran Premio de Australia sorprendió a todo el mundo de la Fórmula 1. No solo porque ganó a Lewis Hamilton sino por la forma de hacerlo. Un ritmo espectacular de principio a fin dejando al británico a más de 20 segundos y a los Ferrari a un minuto. Y, por si fuera poco, se llevó el punto de la vuelta rápida. Algo que a uno de los pilotos le resultó un tanto extraño, Sebastian Vettel. El alemán dejó caer que el campeón del mundo no dio el máximo y regaló la victoria a su compañero. Una confesión a la que ha tenido que salir Hamilton a explicar lo que ocurrió.

Hamilton comenzó a notar su W10 diferente en las primeras vueltas de carrera e informó a su equipo de una pérdida de agarre. Al final de la carrera la explicación que llegó desde Mercedes es que el coche de Hamilton no estaba en perfectas condiciones. Una pieza del fondo plano se desprendió y esto le hizo perder algo de rendimiento. Puede ser la explicación de la enorme diferencia de ritmo entre las dos flechas plateadas. Hamilton también ha reconocido estar seguro de que los daños del fondo plano de su monoplaza no los pudo causar él mismo en una salida de pista, ya que asegura que se mantuvo durante toda la carrera en el trazado.

Vettel deja caer que se dejó ganar

Sin embargo, Sebastian Vettel no se cree esta versión a pesar de las evidencias y está convencido de que Lewis Hamilton no dio todo lo necesario para luchar por la victoria y dejó que la otra flecha plateada se llevase el triunfo. “No sé qué estaba haciendo Lewis. Creo que probablemente estaba aburrido y descontento porque perdió en la salida. No es la primera carrera en la que hace algo simplemente para darle la vuelta, sólo estaba jugando”, comentó Vettel. “También me dijeron por la radio que se estaba quejando de sus neumáticos, pero llegó hasta el final con bastante seguridad. Tal vez no estaba tan contento conduciendo desde que perdió la primera plaza”, agregó el de Ferrari.

Una teoría que se podría comprar si echamos la vista atrás. En la temporada pasada, en el Gran Premio de Rusia de 2018, Bottas salía en la pole e hizo una carrera perfecta pero, con el mundial al rojo vivo y Hamilton en la segunda plaza, el finlandés fue obligado a parar y dejarse pasar. El de 29 años, sin ninguna victoria ese año, acabó hundido. El pentacampeón del mundo agradeció el gesto y prometió que le devolvería el favor. Para Vettel parece que en Australia este favor se ha llevado a cabo.

Los restos de Kubica y Ricciardo

El británico ha tenido que salir a explicar lo que le sucedió en carrera y siguió el mismo discurso que la escudería. Lewis no se imaginaba que sus problemas podían venir del fondo plano después de no salirse en ningún momento del trazado. “No tenía forma de saber que era el fondo plano. Sentía que algo no iba bien, pero no puedes obsesionarte, tienes que intentar trabajar con lo que tienes. Me podía mantener a la altura de Valtteri hasta entonces, pero luego comencé a sufrir con la parte trasera. No estoy seguro de la causa porque no me salí de pista ni nada así en ningún sitio”, ha comentado Hamilton al portal Motorsport.com.

Uno de los motivos más factibles que ve el de Stevenage es que los daños pudieron llegar por haber pasado por encima de los restos que dejaron Daniel Ricciardo y Robert Kubica en la recta de meta. “El daño afectó a una parte delicada del fondo plano. Trabajamos muy duro para conseguir el equilibrio correcto y sentí que tenía buen ritmo este fin de semana, trabajamos duro para conseguir una buena configuración y de repente, el coche era completamente diferente con respecto a las vueltas de formación y al de las tandas largas, así que es genial ver que hubo una razón. Ahora toca pasar página”, ha expresado para terminar.

La jugada de Vettel puede ser para intentar desestabilizar a un equipo que ha demostrado dar un paso gigante en su nivel en comparación con los test de Barcelona. Un nivel que sin duda preocupa en Maranello. Aún así, la idea que defiende el alemán sería una falta de respeto a Bottas y una teoría un poco absurda, a pesar del famoso favor. Que esta idea la llevaran a cabo los de Brackley en la primera carrera después de ver que Ferrari tiene una máquina a la altura a pesar de lo visto en Melbourne, ¿se la jugarían de esa manera? Sería una locura que Hamilton regalase ocho puntos que pueden ser claves en un mundial que se podría decidir en detalles como ya ocurrió el año pasado con los errores de Vettel. Aún así, si Mercedes demuestra la misma superioridad en Baréin, ya tendrán tiempo suficiente durante el año para ‘regalar’ carreras.

Vía Elconfidencial.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)