Nov 172016
 

El español siempre dijo que en Red Bull le ganaba «el coche, no el piloto». Luego el alemán le sustituyó en Ferrari

Resultado de imagen de Fernando Alonso  Sebastian Vettel 2016Con la balanza de la lluvia que iguala coches y descubre el talento, Fernando Alonso trató de corregir el adelantamiento de Sebastian Vettel en Brasil con una maniobra arriesgada: contraatacó por fuera. Y el alemán, el mismo que lleva un año quejándose de rivales, llamando estúpidos a los otros pilotos y mandando al guano al juez único de competición, Charlie Withing, abrió un poco el coche hacia la derecha, el justo movimiento de caderas para desplazar al español hacia la hierba y el peligro. “Había una escapatoria de asfalto y me fui por ahí pero si hay un muro me voy contra él o contra Vettel, que será lo que haga la próxima vez. El tiene más puntos que perder”, amenazó Alonso.

Lo dijo sin mucha acritud, pero con el punto exacto de convencimiento. Vettel no es precisamente un dechado de deportividad o “fair play”. Y se está viendo este curso, cuando vienen mal dadas por el germano. Desde hace seis años, Fernando Alonso mantiene una pugna fría con el piloto alemán. Expresó claramente su opinión más de una vez durante el ciclo triunfal de Vettel en Red Bull. “Me gana el coche, no el piloto“, proclamó cuando él conducía el Ferrari. Alonso le otorgó todo el mérito de aquellos cuatro títulos a Adrian Newey, el diseñador del bólido campeón.

Alonso se marchó de Ferrari hace dos inviernos porque pensaba que no había opción de volver a ganar un título con la vigente estructura deportiva del “cavallino rampante”. En Ferrari le dijeron que estaba equivocado. Y ficharon a Vettel. El teutón tuvo un comienzo prometedor en la escudería. Y en Maranello acampó la euforia. “Ferrari ha vuelto“, lanzaron a los cuatro vientos.

Pese a que su carácter es tajante e impetuoso, Alonso ha aprendido a ser paciente. Y a recoger frutos de la espera. Ferrari no ha ganado una sola carrera este año. Ni se ha acercado. Mucho menos han pensado en conquistar el título, tan lejos como están de Mercedes. “Logramos cosas en Ferrari que ahora ni llegan a soñar”, deslizó el otro día. Vettel nunca ha sido santo de su devoción y ahora menos que hubiera podido elevar al coche rojo a las alturas. No lo ha hecho“Es idiota”, le chilló Vettel en México. “Se lo perdono -contestó Alonso-. Tiene que estar muy frustrado”.

Vía ABC.es

Share

  2 Responses to “La discordia entre Alonso y Vettel viene de muy lejos”

  1. Ahi se nota el caballero y el patán, aunque no se como poner patán en alemán, riman y todo.

    • Yo lo llamaria un ZAS en toda la boca. Esta dando leciones de pilotaje, de educación y de comportamiento tanto dentro como fuera de la pista. Además pareciera hecho de pelicula, todo lo que está pasando ya lo predijo él y  con esto lo unico que se ha conseguido es que aquellos que criticaron su salida ahora se traguen sus salibas….Casi rima también amigo jejejeje. En la fórmula 1 como en la vida misma el tiempo es el más importante que se encarga de poner a cda uno en su sitio. Ya lo decía hace mucho Fernando, la suerte es una valanza y al final del todo siempre termina nivelandose. Y lo mejor de todo es que creo que lo mejor está aún por llegar. Tiempo al tiempo. Saludos amigo.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)