Oct 172013
 

María ya no estás entre nosotros… Pero tu estrella brillará por siempre

El mundo del automovilismo está de luto por la muerte de la ex piloto de Fórmula 1,  María de Villota. Una injusticia más de la vida que nos arrebata a alguien tan valioso y con tantas ganas de vivir como era María, que deja tras de sí, un rastro inmenso. La frase que más suena ahora es "nos quedamos con su sonrisa" o  "su estrella seguirá brillando por siempre", pero hay mucho más que nos deja.

Toda una lección de fortaleza, de vida, de bondad y de lucha por algo que amaba, muy a pesar de que ello le pudiera suponer la pérdida de su propia vida. Como todo piloto, era consciente de que el riesgo estaba ahí, pero la pasión por el mundo del motor pudo más que el resto.

María de Villota Comba, nació en Madrid el 13 de enero de 1980, era hija del ex piloto de Fórmula 1 en los años ochenta, el Español Emilio de Villota, quien le inculcó desde bien pequeña la pasión por el mundo del motor. Más tarde, como ya ocurriera con Bruno Senna, quien fue frenado por su madre, hermana del gran Ayrton, a María también la querían apartar del deporte del motor, e hicieron sus intentos de llevarla a tenis, a atletismo o a cualquier cosa que no guardara relación alguna con el mundo del automóvil. Pero ella desde pequeña, en el coche ya iba pintando las curvas del Jarama, que estaba a pocos kilómetros de su casa.

Su hermano Emilio le llevó una inscripción para participar en una cita contra 2.000 aspirantes. Quizá pensó que así se convencería de no continuar, pues nada más lejos de la realidad la superó.  En 1996, a la edad de 16 años,  María disputó su primera prueba de karting en la que obtuvo su primera victoria y que supuso el comienzo de su carrera automovilística. Llegó a ser una más de la escuela de pilotos de su padre, por la que pasó en esas fechas hasta el propio Fernando Alonso. A partir de entonces compitió en diversas categorías de monoplazas, consiguiendo logros tan importantes como  el de ser la única mujer subcampeona de España (Fórmula Toyota 2001), o la primera mujer en lograr la "pole position" en el campeonato de Ferrari en el circuito de Mugello, en 2005.

Que una mujer llegara a la  Fórmula 1 exigía algo más que trabajo y suerte, pero a base de lucha y tesón, María lo consiguió. En agosto de 2011, María de Villota realizó sesiones de entrenamiento con la escudería Lotus Renault en el circuito francés de Paul Ricard. Había que prepararse a tope, en la parte física, sus ejercicios eran mucho más duros de lo que un piloto profesional está acostumbrado a hacer, María que era muy exigente consigo misma, no se conformaba con cualquier cosa y siempre quería más. El siguiente paso fue cuando la piloto madrileña se hizo el asiento y se colocó por primera vez el mono de Lotus Renault. El equipo hizo que María se sintiera cómoda, ya que eran conscientes de la tensión, pero no por ello se lo pusieron nada fácil porque el test fue duro, muy duro, pero superó las pruebas y con notable alto. María estaba en mejores condiciones que algunos pilotos de la actual parrilla de Fórmula 1.

Aquel 1 de agosto en el circuito de Paul Ricard rodó primero Romain Grosjean. Una vez finalizada la actuación de Grosjean, el ingeniero de pista del piloto francés, fue el encargado de mostrarle a la piloto española, las telemetrías de las vueltas de Romain. María hizo sus deberes a la perfección y cuando se subió al coche, parecía que llevara toda la vida conduciendo un Fórmula 1. Antes de que todo esto sucediera ya había gente dudando de María y dando por hecho que el test iba a acabar pronto dado que no creían en la capacidad de aguante de la piloto por el hecho de ser mujer, además también se hicieron cábalas sobre los tiempos, hablando incluso de una diferencia de hasta cinco o seis segundos. Pues no dieron ni una, María empezó a rodar y en cada vuelta mejoraba sus tiempos, hizo 300 kilómetros y se quedó a menos de dos segundos del mejor tiempo hecho por Romain. Pero por si todo esto fuera poco, terminó los test tan frescamente, sorprendiendo a propios y extraños.

Ese día, María de Villota se ganó el respeto, entre otros, de Bernie Ecclestone y del equipo Lotus, porque en su primera experiencia a bordo de un Fórmula 1, como piloto, dejó el pabellón muy alto. Como mujer, acarició el cielo.

El siguiente paso fue su debut como piloto probadora en el equipo Marussia el 18 de marzo de 2012 en el Gran Premio de Australia, disputado en Melbourne. Lamentablemente el siguiente episodio de María fue el desgraciado accidente el día 3 de julio de ese mismo año, durante unos entrenamientos en el aeródromo de Duxford (Reino Unido), que le causó la pérdida de un ojo y graves secuelas en el cerebro, causantes además de su trágico final un año y medio después.

El 11 de octubre de 2012,  tan solo tres meses después de aquel gravísimo accidente, María, la primera mujer española en pilotar un Fórmula 1, hacía su primera aparición ante los medios. Llegó radiante, deslumbrando con su sonrisa a la que nos tenía acostumbrados. Se sentó, saludó y empezó a contar transmitiéndonos mucha paz y serenidad a todos y cada uno de los momentos que ella y los suyos habían vivido en las últimas semanas. Fue emocionante verla, escuchar su voz y ver cómo estaba muy agradecida por el interés que todos habíamos demostrado en ella. Aquel día dejando atrás a la mujer piloto, María de Villota fue un ejemplo de humanidad, bondad, superación y simpatía. Desde entonces y durante el año y medio que ha durado esta segunda oportunidad, cada vez que la piloto española salía en los medios,  era para transmitir un mensaje más allá del deporte, más allá de las carreras, más allá de la vida.

Durante todo este tiempo, María hizo su propia carrera, fuera de las pistas y ganando adictos a cada paso que daba. Se convirtió en embajadora de la Fundación Ana Carolina Díez Mahou para ayudar a niños, asistió a las jornadas de Educación Vial del Hospital Virgen de Fátima, diseñó una pulsera solidaria, se volvió a operar, estuvo en los actos del Día Internacional de la Mujer, tomó parte del congreso "Lo que De Verdad Importa", entró a formar parte de la Comisión de Seguridad de la FIA, fichó por el equipo de retransmisiones de Antena 3 para los previos de Fórmula 1 en un apartado llamado Safety Card, dando consejos y lecciones de seguridad vial, fue nombrada embajadora de MINI, se casó en secreto, escribió un libro… “La vida es un regalo”.

Hasta el último día de su vida estuvo trabajando, ya que la muerte le sobrevino en un viaje a Sevilla, para participar en un nuevo congreso. Visitó a su amigo Manuel para regalarle un ejemplar de su libro dedicado, cenó en el hotel, saludó a los huéspedes que se acercaron (“Era una chica muy maja” decía una mujer a la mañana siguiente). Le dolía un poco la cabeza y se fue a la habitación. Estuvo enviando invitaciones para la presentación de su libro más allá de la media noche. Se fue a dormir, a descansar…en esta ocasión para siempre.

No puedo cerrar este especial sin hacer mención del suceso en el circuito de Suzuka durante la celebración del Gran Premio de Japón, en donde gracias a los esfuerzos de Pedro de la Rosa y la colaboración de todos los pilotos, mecánicos, ingenieros y demás personal relacionado con la fórmula 1 hicieron un minuto de silencio por el fallecimiento de María. Eso sí, dentro de uno de los talleres que tiene la FIA quienes también colaboraron y a través de Jean Tod que estuvo presente, hicieron su aportación. Este acto tuvo lugar en este sitio, porque los señores de la FOM (Formula One Management, entidad encargada de las relaciones con los medios de comunicación y las cuestiones financieras relativas a la Fórmula Uno), no consideraron oportuno tal acto. Una conclusión de este comportamiento tan inhumano bien pueden ser, que la realidad no es otra, que María falleció a causa del accidente en Duxford, aunque haya sido un año y medio después, así que, a la lista que hasta ahora culminaba Ayrton Senna, por desgracia debemos sumarle un nuevo nombre. Si algo hemos aprendido hoy es que cuando las cosas no van bien, a algunos les gusta mirar para otra parte. Bernie Ecclestone nos has dado otra de tus lecciones. En su bonita competición no hay espacio para la tragedia…

Dejando a un lado este desagradable incidente con estos señores que no merecen que le dediquemos ni un minuto más, si tenemos en cuenta el comportamiento del resto del personal relacionado directa o indirectamente con el mundo del deporte en general, del automovilismo en particular y más concretamente la Fórmula 1, si también leemos los tuits en recuerdo de María, de leyendas como Mario Andretti o Emerson Fittipaldi, cuando además veías su estrella en los cascos de Alonso y Vettel, entre otros muchos  que lo han paseado este fin de semana por el mítico Suzuka…Saben que María lo había conseguido.

"María se ha ido hoy mientras dormía a las 6 de la mañana aproximadamente como consecuencia de las lesiones neurológicas que sufrió el pasado 3 de julio de 2012 según nos ha transmitido el médico forense. María se ha ido, pero nos ha dejado un mensaje de alegría y esperanza muy claro, con el que la familia está saliendo adelante en estos momentos" expresaba Isabel de Villota, hermana de María, ante los medios, el día de su fallecimiento.

 

 

Desde f1enestadopuro, a Isabel y resto de su familia, le queremos dar nuestro más sentido y sincero pésame, además de todo nuestro apoyo para estos momentos de tanto dolor.

Trabajó toda su vida para conseguir un sueño y lo alcanzó como se consiguen estos, transformándolos en objetivos, dándole forma con los pasos adecuados, y renunciando a muchas cosas.

María de Villota es un ejemplo para todos, pero sobre todo, para nosotras, las mujeres. Seguirá  siendo un testimonio muy valioso… Su estrella no se apagará nunca y brillará por siempre.

Descansa en paz amiga,  que tu sonrisa, valentía y bondad permanecerán en nuestros corazones

"Hasta siempre María"…

Homenajedef1enestadopuroaMariadeVillota 11-10-2013

Mamenf1eep

Share

  2 Responses to “Homenaje de F1eep a María de Villota: “Hasta siempre María””

  1. Muy bonito y emocionante.
    Gracias Mamen, por cosas así es imprescindible esta web.
    Un abrazo grande.

    • Muchas gracias jesus, y con comentarios como el tuyo hace que sea también alentador seguir. No es nada facil, dedicar tantas horas diariamente y gratuitamente, pero lo hago por el amor que le proceso a este deporte y a sus protagonistas y es lo que intento transmitir. Este trabajo ha llevado su tiempo, pero creo que viendo el resultado ha merecido la pena y leyendo tu comentario más, por lo que me doy por satisfecha. Pero me daré mucho más cuando lo lean en su familia que me consta así será y espero que desde allí donde esté ella también. No se merecia menos, si no mucho más. Un saludo Jesus, gracias por tu fidelidad y por tus palabras tan bonitas. Un saludo amigo

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)