Abr 152018
 

Victoria de Ricciardo delante de Bottas. Alonso fue 7º y Sainz, 9º

Gran remontada del australiano con una gran estrategia de Red Bull ayudada por el ‘Safety car’. Fernando Alonso pasó a Vettel que tenía el Ferrari dañado.

“Ey mate”. Daniel Ricciardo saluda en la parrilla de salida a un amigo, enormes cascos en su cabeza rizada y esa sonrisa amplia que lleva siempre por la vida, un tipo que es energía pura. Vida. Verdad. Y con la felicidad siempre se gana. Tarde o temprano se brilla y se gana. Máxima ilusión. En una carrera espectacular el australiano se llevó su primera victoria del año con una gran estrategia y un safety car, pero sobre todo con un talento increíble. El mismo que demostró Alonso para… pasar en pista a Vettel. McLaren. Ferrari. Magia.

Antes el protagonista era el undercut. Es así como se llama al corte de pelo de Vettel, eso de ir con la parte de arriba más larga y casi rapado desde abajo hasta las sienes, pero también a ese momento en el que un piloto que va detrás pasa al que tiene delante porque sigue más tiempo en pista. Eso le hizo Bottas a Vettel. Parecía todo tranquilo. Hasta la vuelta 34. Y todo cambió. Otra vez.

A todo esto Fernando Alonso hizo una gran carrera. Nunca decepciona. Nunca. El astur pasa a dos en la salida y después se coloca detrás de los Haas, pero no puede pasar a Grosjean que lleva ultrablandos. El asturiano se mantiene varias vueltas a menos de un segundo, pero no lo consigue ante la velocidad punta del coche americano. En la vuelta 17 entra el francés a boxes. Fernando, hace vuelta rápida personal, pero está a casi seis segundos de Magnussen que es séptimo. El español sigue sin parar hasta la vuelta 29 cuando es séptimo. Sale decimotercero a tres segundos de Checo Pérez. Estrategia fallida. Cuando sale el coche de seguridad tras un toque entre los Toro Rosso. Una vuelta antes hubiera sido perfecto para el astur. Pero todos se juntan, está con goma nueva blanda y es décimo tras los Haas y Hulkenberg. Pasa a Grosjean. Se va a por Magnussen con Sainz pegado a su McLaren. Batalla española.

El madrileño, que salía con ultrablandos entra en la vuelta 11, tarda 3,9 seg, a la vuelta siguiente entra Hulkenberg. Les ponen medios, el alemán sale delante y además pasa a Gasly, con el que también puede el madrileño un par de vueltas después y también pasa a Leclerc con el Sauber. Otra vez pegado a su compañero. Entra a su segundo cambio con el safety car lo que le pone justo tras Alonso, pero con neumáticos nuevos ultrablandos.

La palabra mágica para Red Bull. Verstappen entra en la vuelta 18 con los ultrablandos, también Ricciardo, tardan 2,3 segundos. Después, en un nuevo cambio doble en el equipo ponen gomas nuevas ultrablandas los dos, el holandés cuarto y el australiano sexto. Al ataque. Daniel pasa a Raikkonen. Es quinto. Max va a por el Mercedes de Hamilton por la cuarta plaza, le sale mal. Pero es Ricciardo el que pasa de manera elegante al campeón del mundo. Daniel y Max, Zidane contra Ronaldinho. El aussie va a por la victoria. Justo delante está Vettel..

El líder del Mundial sale bien, para en la vuelta 20 para y Bottas le pasa en boxes porque para un par de vueltas después, aunque el alemán se mantiene cerca. Está prácticamente pegado al finlandés en la vuelta 25 cuando llegan a Kimi, que se lo pone algo más complicado, lógicamente, a su compatriota que a su compañero de equipo. Pero tras el coche de seguridad no le mete el coche a Bottas y por detrás llegan los Red Bull. Con una elegancia estremecedora Ricciardo pasa al Ferrari y se va a por Bottas que es líder. Es la vuelta 45 cuando en una bonita batalla con los coches pegados echando chispas Dan the man se pone primero. Espectáculo puro. Por atrás su colega Verstappen toca a Vettel y al alemán le pasa hasta Hulkenberg con el Renault. ¿Habrá sanción para Verstappen? Diez segundos. Y Kimi intentando pasar a Bottas por el segundo. Otro duelo. ¿Duelo? Lean…

Por ahí, Fernando pasó al danés de Haas para ser octavo con Sainz pegado a su alerón trasero y los dos acercándose a… Vettel y su Ferrari. Quedan seis vueltas. El asturiano está a casi seis segundos de su enemigo íntimo, pero a falta de tres vueltas está a siete décimas. “Tienes a Vettel, Fernando”. Frase mágica. Y el adelantamiento llega. Tenía que llegar. Repito. Nunca decepciona. Y si puede nos hace felices. Séptimo. Sainz noveno. Y Ricciardo gana. La felicidad…

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)