Mar 142012
 

Historia del Gran Premio de Australia

Para entender la gran aceptación que el público australiano siente por la Fórmula 1 es necesario hacer un repaso por los antecedentes a la entrada de la máxima categoría del motor en tierras australes. Dicho esto, sería bueno conocer que el Gran Premio de Australia nace como tal en el año 1928, en unas pruebas organizadas por el Light Car Club of Australia. Hasta el año 1935 la carrera se disputó en el circuito de Philip Island ubicado al sudeste de Melbourne. Posteriormente se cambió de sede, corriéndose sobre otros trazados como los de Warwick Farm, Sandown Park, Longford, Port Wakefield etc.

Hasta finales de los 50, la carrera estuvo abierta a monoplazas de distintas categorías, favoreciendo así la participación de pilotos y marcas locales que en la mayoría de los casos adquirían chasis y motores construidos en Europa. A partir de 1964 todo se reglamentó creándose el llamado Campeonato de Tasmania. Este obtuvo pronto una gran popularidad de modo que, a mediados de los años 60, la visita al continente australiano era una cita obligada de los pilotos y escuderías que disputaban el Campeonato de F1. Sin embargo, pasarían muchos años para que el Gran Premio de Australia fuese incluido en el calendario de pruebas puntuables del Campeonato del Mundo de F1. En concreto hasta 1985.

Dando un rápido repaso a lo que han sido los hechos más recientes vividos en esta prueba nos encontramos con:

2011:
Melbourne acogió el primer Gran Premio de la nueva temporada después de que la FIA decidiera posponer la cita de Bahréin – que posteriormente se cancelaría – debido a las revueltas sociales de la población de dicho país. De este modo, el Albert Park fue el primer circuito donde se pudo comprobar la efectividad del DRS, els KERS y los neumáticos Pirelli.

La temporada empezó con victoria de Sebastian Vettel, que también consiguió la primera pole position de la temporada, al que siguió Hamilton a más de 22 segundos. Petrov logró conseguir el primer podio para Rusia al terminar la carrera en tercera posición. Alonso cruzó la línea de meta en cuarta posición, a menos de un segundo de Petrov. Webber, que acabó la prueba con escaso combustible en su RB7, apagó el motor de su coche una vez hubo cruzado la meta (en quinta posición).

Pérez acabó el Gran Premio en la zona de puntos después de seguir una estrategia de un único pit stop, pero fue descalificado de la carrera después de que los comisarios encontraran una irregularidad en los C30. Kobayashi también fue excluido. Buemi (octavo) le ganó la partida a Alguersuari, que se quedó a las puertas de los puntos (undécimo). Maldonado fue el primer KO de la temporada, al decir adiós por unos problemas en la transmisión de su FW33. El Kaiser, Kovalainen, Rosberg y Barrichello también tuvieron que abandonar.

Cabe destacar que, pese a que el DRS posibilitó algunos adelantamientos, su debut en la categoría reina sabio a poco, en gran parte debido al diseño del trazado. El KERS y el estado de los neumáticos fueron factores más determinantes.

2010:
Jenson Button consiguió su primera victoria con McLaren, en un Albert Park cuyo asfalto se fue secando a lo largo de la carrera. El británico, que salía desde la cuarta posición, sacó partido a una estrategia arriesgada al ser el primer piloto que hizo el cambio de las gomas intermedias a las de seco. No obstante, pese a salirle bien la jugada, sufrió una pequeña excursión por la grava al reincorporarse a la pista.

Robert Kubica ganó nueve posiciones, y logró finalmente ocupar el segundo escalón del podio. Le siguió Felipe Massa, que consiguió superar a Alonso en meta por tan sólo dos segundos. Precisamente, el asturiano sufrió un trompo en la salida por cerrarle la puerta a Button. El de Ferrari cayó hasta la última posición; tuvo que mantenerse en sentido contrario al pelotón hasta que todos pasaron y pudo reincorporarse a la pista para remontar desde la última hasta la cuarta posición.

Fue un fin de semana negro para Red Bull: Vettel partía desde la Pole, pero tuvo que abandonar al quedarse sin frenos; Webber, por su parte, tuvo que entrar a boxes para reparar el alerón que dañó al llevarse por delante el McLaren de Hamilton.

2009:
Jenson Button logró con su Brawn GP la victoria en el Gran Premio de Australia, la carrera inaugural de la temporada 2009 de Fórmula 1. El piloto británico dominó la prueba de principio a fin, lo que empezo a demuestar la supremacía del equipo blanco nacido de las cenizas de Honda. Y si esto dejaba algún resquicio para la duda, el segundo puesto logrado por Rubens Barrichello aclaraba completamente un panorama glorioso para Ross Brawn, sus pilotos y todos los miembros de una escudería que estuvo cerca de la desaparición.

Sebastian Vettel y Robert Kubica ocuparon la segunda y la tercera posicion durante todo el Gran Premio, pero a falta de tres vueltas sufrierion un 'enganchón' en el que se destrozaron sus alerones delanteros. A partir de ahí, primero Vettel y luego Kubica acabaron saliendose violentamente de pista y firmaron así sus respectivos abandonos, dejando vía libre al Toyota de Jarno Trulli para subirse al podio de un Gran Premio que empezó desde los boxes.

2008:
En el GP de Australia de 2008 se inició para los aficionados españoles con una situación de incertidumbre sobre el debut de Alonso con su nuevo monoplaza en Renault. Y la espectación quedó justificada porque en aquella carrera pasó de todo: accidentes, salidas de pista, adelantamientos, averías… de hecho, no sé si recordáis los quince abandonos que hubo. El safety car estuvo muy presente: tres salidas a pista.

Hamilton dominó la carrera, la ganó, pero su compañero Heikki se enfrentó en un par de ocasiones al español Alonso. En una de las veces, mientras que Kovalainen y Raikkonen se disputaban la posición, Alonso metía el morro consiguiendo por tanto robarle la cartera a los dos pilotos. En segunda posición quedó Nick Heidfeld y Kubica tuvo que abandonar por un toque de Nakajima. El alemán Rosberg, quedaba en tercera posición tras una buena pretemporada del equipo. El R-28 no daba muy buenas sensaciones, Piquet se tuvo que retirar en la vuelta 30, y Alonso, conseguía (de forma espectacular) una meritoria cuarta plaza.

El Toro Rosso de Bourdais dijo basta a tres vueltas para el final y Vettel tendría que abandonar tras un toque con el Honda de Button. Hablando de Honda, el compañero del inglés, el brasileño Barrichello sería penalizado por saltrarse el semáforo en rojo de la calle de boxes, además, no sé si recordaréis la escena en que salió de box con la manguera puesta arrastrando así a parte de los mecánicos. Ferrari, tuvo un Gran Premio para olvidar, los dos coches fueras por errores humanos y mecánicos. Kimi, se salió varias veces y finalmente un fallo de motor le obligó a abandonar. Massa, por su parte, también tuvo una salida de pista y en la vuelta 29 su motor también decididó que no podía seguir. La fiabilidad de Ferrari sería puesta en entredicho tras este desastroso estreno.

En cuanto a Toyota, el ex compañero de Alonso, Jarno Trulli, debería abandonar por un sobrecalentamiento de batería y Glock resultó ileso de un brutal accidente. La exinta Super Aguri siguió en su línea con un abandono de Takuma Sato debido a problemas con la transmisión del coche y Davidson se vio involucrado en un accidente en la primera vuelta. Force India también tuvo un estreno muy malo, con un abandono en la primera vuelta de Fisichella tras el accidente, y Sutil, abandonaría en la octava vuelta tras un problema hidráulico. Así acababa el accidentado Gran Premio de Australia 2008 que daba inicio a una temporada emocionante.

2007:
El GP de Australia de 2007 fue el primer GP de F1 sin la presencia de Michael Schumacher desde hacía 15 años. Los más oscuros presagios de una F1 en decadencia por la ausencia de su máxima figura se vieron pronto desmentidos pues la lucha entre Ferrari y McLaren por las posiciones de vanguardia hicieron olvidar la ausencia del heptacampeón.

Ferrari presentaba en esta carrera a su nueva "estrella", Kimi Raikkonen, que había aterrizado en la casa del "Cavallino" proveniente de un equipo McLaren, que en 2006 había tenido una actuación desoladora en la que no habían sido capaces de conseguir ni una victoria. En la otra parte de la barrera, el equipo dirigido por Ron Dennis alineaba a el campeón de los dos últimos años, e instigador de la retirada de Michael Schumacher, Fernando Alonso y a un joven talento británico, que había maravillado a todo el mundo del automovilismo deportivo, de nombre Lewis Hamilton.

Desde el principio los Ferrari se mostraron muy rápidos y aunque los McLaren parecían en condiciones de aguantar su ritmo en condiciones de calificación, la velocidad de los coches italianos en condición de carrera era superior.

El teórico número dos de Ferrari, Felipe Massa tuvo una avería en la tanda definitiva de calificación lo que implicó que tuviera que tomar la salida desde posiciones retrasadas condicionando su actuación en la carrera del domingo. Por su parte los otros tres contendientes se disputaron las primeras posiciones de la parrilla siendo finalmente Raikkonen quien obtuvo en mejor tiempo por delante de Fernando alonso y un sorprendente Hamilton que no estaba lejos de su "teórico" jefe de filas.

En la carrera, el finlandés de Ferrari tomó rápidamente el mando de las operaciones y, paulatinamente fue asegurándose una cómoda ventaja sobre el dúo de McLaren. Un dúo que había invertido sus posiciones en la salida y en la que Hamilton lideraba a Fernando Alonso que parecía tener problemas para recuperar su plaza de parrilla. Finalmente, en el segundo cambio de neumáticos, el campeón español pudo poner las cosas en su sitio y adelantar a su compañero de equipo para acabar cruzando la meta en segunda posición por detrás de Raikkonen y por delante de Hamilton que completaba el podio de este inaugural GP de 2007. Massa remontó como un poseso durante toda la carrera y como premio obtuvo un sexto puesto que era poca paga para la real potencialidad del brasileño en esta carrera.

En el aspecto técnico legal, surgieron las primeras quejas sobre el fondo plano de los coches de Ferrari a los que se les acusaba de tener una flexibilidad mayor de la permitida y que con posterioridad la FIA hizo modificar para las siguientes carreras pero que hizo sospechar a Ferrari que McLaren tenía un conocimiento de sus coches más haya de lo que sería razonable a tenor de la pura observación.

2006:
Descalabro total para el equipo Ferrari que ve como ninguno de sus dos pilotos alcanza la meta. Massa se accidenta en la primera parte de la carrera y más avanzada la prueba lo imita Michael Schumacher que ha sufrido la vejación de verse superado por el Toro Rosso de Liuzzi. Montoya acompaña a Michael en la frustración de salirse de pista en la entrada de la recta de meta y también tiene que ver como su abandono se produce por un fallo propio. La victoria es para un Fernando Alonso que dominó la carrera con autoridad y que sólo el juego de los repostajes le hizo ceder la cabeza de la prueba. La segunda plaza la consigue Kimi Raikkonen que corrió la prueba con una estrategia de un parada en boxes. Tercero finalizó ralf Schumacher salvando el honor de la familia. Sorprendente cuarta plaza para Heidfeld y su "debutante" equipo BMW Sauber.

2005
: Se convirtió en un autentico triunfo para Giancarlo Fischella y para Renault, en una media decepción para Ferrari y en un soplo de aire fresco para toda la F1. Así fue el Gran Premio de Australia, competición inaugural del Mundial 2005 disputada en Melbourne sobre el circuito del Albert Park. El piloto romano, que en las calificaciones había sido ayudado por la buena suerte, en carrera demostró merecer la oportunidad ofrecida por las condiciones meteorológicas, y mantuvo la cabeza de la prueba de principio a fin, no dando nunca la impresión de tener que presionar su coche para rechazar los ataques de los adversarios. Para Fisichella, al debut con el equipo francés, se trata de la segunda victoria en su carrera en 142 Grandes Premios disputados, después del primero logrado en 2003 en Brasil; para Renault es una confirmación de dar razón a las declaradas ambiciones, al menos en la parcela de constructores, gracias incluso al excelente tercer lugar de su otro representante, al español Fernando Alonso. Barrichello segundo y Michael Schumacher fuera por un toque con Heidfeld.

2004:
Desde que el Gran Circo llegó a Australia, Michael Schumacher impuso su ley, desde los primeros entrenamientos del viernes hasta el día de la carrera. Montoya, que se auto-eliminó de la lucha con sus errores, y Raikkonen, disminuido por el rendimiento del McLaren MP4/19, parecían sus rivales más peligrosos: ¡nada de nada!. Ni la “Morsa” hincaba el diente ni el McLaren acababa la carrera. El alemán de Ferrari en todo el Gran Premio no soltó nunca el liderato, ni siquiera en los repostajes, y no dio oportunidad a sus rivales. Sólo el record de vuelta quedó en manos de otro piloto, Barrichello. Y entonces todos se pusieron a temblar: ¿era este el anunciado comienzo de la decadencia Rossa?

2003:
En la edición de este año, el escocés David Coulthard aprovecho el regalo, en forma de absurda salida de pista, que le hizo el colombiano Juan Pablo Montoya para imponerse por segunda vez en suelo australiano. También recordamos la formidable actuación de nuestro compatriota Fernando Alonso que en un electrizante inicio de carrera fue ganando posiciones hasta situarse en segunda posición antes de tener que detenerse a efectuar su primer repostaje. Aquel día en Albert Park dio comienzo la leyenda.

2002:
Pese al tremendo susto que sufrimos en la salida con el vuelo que protagonizó Ralf Schumacher tras impactar con el Ferrari de Rubens Barrichello en la salida, el GP se desarrolló con normalidad, con la tercera victoria consecutiva en Melbourne para Michael Schumacher.

2001:
Un espectacular accidente protagonizado por Ralf Schumacher y Jacques Villeneuve provocó la muerte de un comisario que fue alcanzado en la cabeza por uno de los neumáticos del monoplaza del canadiense. Es hasta la fecha la única desdicha del GP de Australia en Grandes Premios puntuables para el Mundial. Michael Schumacher se llevó la victoria al final de la carrera.

2000:
“El Kaiser” Michael Schumacher se impuso de una tacada y casi sin despeinarse en la edición del GP de Australia que estrenaba un nuevo milenio de F1, y empezó su camino hacia convertirse en el piloto más laureado de este GP.

1999
: Al año siguiente, Eddie Irvine sorprendía a propios y extraños logrando su primera victoria en G.P. al termino de una selectiva prueba en la que debutaron además nuestros compatriotas Gené y De la Rosa logrando éste último el solitario punto de la sexta plaza.

1998
: En la edición de 1998 Mika Hakkinen logró el triunfo con el beneplácito de su compañero de equipo David Coulthard que acató una secreta jerarquía impuesta por ambos antes del inicio de la prueba.

1997:
En 1997 David Coulthard lograba una sorprendente victoria al volante de un Mclaren que por primera vez desde la temporada 1974 no estaba patrocinada por la firma tabacalera Marlboro y que además permitía que los motores Mercedes volvieran a imponerse en un Gran Premio desde que el mítico Juan Manuel Fangio hiciera lo propio en el circuito de Monza en 1955. El grisáceo colorido impuesto por el nuevo sponsor West hizo que los monoplazas del equipo británico retomaran el mismo sobrenombre por el que eran conocido los Mercedes de la época “Las Flechas de Plata”.

1996:
La edición de 1996 corrió el peligro de no disputarse pues los ecologistas se opusieron a la masiva tala de árboles que hubo que realizar para acondicionar parte del trazado del nuevo circuito australiano ubicado en el hermoso parque de Albert Park, que sustituyó a Adelaida. Solventados los problemas, Damon Hill tuvo que esperar a que su debutante compañero Jacques Villeneuve tuviera problemas mecánicos en las últimas vueltas para adjudicarse el triunfo.

1995:
El británico Damon Hill ganó las dos siguientes ediciones del Gran Premio de Australia que curiosamente fueron la última de la temporada 1995 y la primera de 1996. En la primera de ellas, se produjo el grave accidente del finlandés Mika Hakkinen en los entrenamientos lo que precipitó aún más el anunciado cambio de sede.

1994:
Un pletórico Nigel Mansell que había sido llamado a filas por su antiguo patrón Frank Williams para ocupar la vacante del malogrado Ayrton Senna obtuvo el triunfo en la edición de 1994. Esta carrera también marcó el primer título mundial de Michael Schumacher, que sufrió un controvertido toque con Damon Hill que dejó fuera de juego a ambos contendientes y que proclamó campeón al que más puntos atesoraba antes de la prueba australiana.

1993:
Un año después Ayrton Senna volvía a saborear nuevamente las mieles del triunfo aunque desafortunadamente sería la 41º y última victoria de su impresionante carrera deportiva.

1992:
El austriaco Gerhard Berger lograba su segunda victoria en el Gran Premio de Australia aprovechando el accidente que protagonizaron Ayrton Senna y Nigel Mansell en las primeras vueltas de carrera. Pese a haber ganado el título mundial Mansell acababa de firmar un contrato para disputar el Campeonato Indy americano después de que Frank Williams hubiera preferido contar con Alain Prost para correr en la siguiente temporada. Los pilotos de Benetton-Ford Michael Schumacher y Martin Brundle acompañaban a Berger en el podium colofón de una temporada ampliamente dominada por la escudería anglofrancesa Williams-Renault.

1991:
Pese a que hasta entonces se le había negado el triunfo, Ayrton "Magic" también figura en el palmarés de éste Gran Premio siendo el primero de sus dos triunfos el de la edición del 91 en una carrera que pasará a la historia como la de menor duración de la historia, pues debido al intenso aguacero que caía sobre Melbourne y a los numerosos accidentes que éste había provocado el director de carrera decidió suspender la misma – se dice que siguiendo las indicaciones del propio Ayrton Senna- al termino de la vuelta 14 y con solo 24 minutos y medio de competición. Su gran rival en la lucha por el titulo de aquel año, el británico Nigel Mansell, acabó en el hospital debido a una fuerte salida de pista y no pudo recoger el trofeo al segundo puesto que no obstante consiguió.

1990
: Con un panorama mucho más calmado, un rejuvenecido Nelson Piquet lograba su segunda victoria consecutiva de la temporada ( había ganado en Suzuka ) evitando con maestría los impetuosos ataques que le lanzó Nigel Mansell en las últimas vueltas.

1989:
La edición de 1989 estuvo pasada por agua y plagada de accidentes e incluso de polémica pues Alain Prost tomó la decisión de no tomar la segunda salida tras haber sido empujado fuera de la pista por Senna (Recordemos que aún andaba coleando el asunto de la salida de pista de ambos en Suzuka). Con Senna firmemente decidido a ganar éste Gran Premio y posteriormente en los despachos para destronar del cetro mundial a un Prost que ya había firmado por Ferrari llegó la colisión con el Brabham de Martin Brundle y su declaración de guerra hacía Jean Marie Balestre por la descalificación de Japón. En medio del caos, el belga Thierry Boutsen lograba la victoria para los motores Renault que habían retornado a la competición a principio de temporada propulsando los monoplazas de la escudería Williams.

1988:
'El Profesor' Alain Prost se impondría nuevamente en la edición de 1988 poniendo el colofón a la llamada era del turbo. No hay duda que en el podium de Adelaida compuesto aquel día por el citado Alain Prost, y los cariocas Ayrton Senna y Nelson Piquet se encontraban sus máximos exponentes, habiendo logrado entre los tres un total de 69 victorias y 6 títulos mundiales.

1987:
De anodina se puede juzgar la carrera de 1987 en la que el austriaco Gerhard Berger se impuso sin paliativos habiendo puesto fin a un largo periodo de sequía de victorias de la escudería Ferrari tan solo quince días antes en el circuito japonés de Suzuka.

1986:
El Gran Premio de Australia de 1986 será recordado por la vergonzosa derrota de la poderosa escudería Williams-Honda a manos del francés del equipo Mclaren-TAG-Porsche Alain Prost que estaba obligado a ganar la carrera, para evitar así que el tercero en discordia, Nelson Piquet obtuviera el título, necesitando además que el hasta entonces dominador Nigel Mansell no acabara al menos tercero. Todo ello se cumplió debido principalmente al espectacular pinchazo de la rueda posterior izquierda del bigotudo piloto británico (en una imagen que dio la vuelta al mundo miles de veces).

1985
: La primera edición del año 1985 vivimos el abrumador dominio del finlandés Keke Rosberg que obtuvo el triunfo pese a haber tenido que parar en boxes nada menos que cuatro veces y el absurdo accidente que protagonizó Philippe Streiff para arrebatarle el segundo puesto a su compañero y jefe de filas Jacques Laffite en las últimas vueltas. El desdichado Streiff acabó milagrosamente la prueba con la suspensión delantera rota por detrás de su veterano compatriota. Aquella carrera también será recordada como la carrera del adiós por las retiradas de Niki Lauda, de las escuderías Renault y Alfa Romeo y por los cambios de escudería de varios hombres fieles hasta entonces a sus anteriores equipos: Elio de Angelis firmaba por Brabham tras seis años de estancia en Lotus, Nelson Piquet pasaba a Williams tras seis años de permanencia en Brabham o el de Keke Rosberg que pilotaría para McLaren tras haber permanecido cuatro años en Williams.

Por Juan Francisco Gómez Fernández (Autor del libro: Fórmula 1: 50 años de historia) y Martí Muñoz.

Circuito de Albert Park

El trazado de Albert Park, una pista que había ya alojado carreras de F1 (no puntuables) en la década de los 50, fue la elegida para este cambio de ubicación. Las viejas instalaciones sufrieron los pertinentes cambios y adaptaciones a los nuevos tiempos e invirtió completamente el sentido de giro (antes se rodaba en contra del sentido de las agujas del reloj y ahora se hace a favor). Los pilotos tienen en general un buen concepto del circuito y de las bondades de la organización. Para Giancarlo Fisichella el Circuito de Albert Park es "una bonita pista, mezcla de curvas lentas y zonas muy veloces y difíciles. Particularmente, el cambio de dirección entre las curvas 11 y 12 resulta muy espectacular.

Desde el punto de vista logístico es una carrera muy bien organizada que ofrece una atmósfera, de verdad, fantástica. El mejor modo de comenzar la temporada. Para Damon Hill (ex campeón mundial F1) el secreto de un buen crono en Albert Park puede estar en: "la parte del trazado que va hacia la curva 11 es muy veloz, en esta zona es necesario bajar una marcha. Combinada con la curva 12, la 11 forma una izquierda derecha muy rápida. No se pueden usar demasiado los vibradores, porque se arriesga a perder el control y terminar allí la carrera. Es una parte fundamental para obtener un buen tiempo y para efectuar adelantamientos."

La temperatura reinante en esta época del año en Melbourne es otro factor importante a tener en cuenta, así como las características de agarre, un tanto particulares de un asfalto por el que ruedan los vehículos todo el año.

En cuanto a las necesidades de reglajes podríamos concluir que el circuito de Albert Park requiere mucha ala para asegurar el máximo de carga aerodinámica. Los reglajes de suspensión de dureza media para dar estabilidad a la frenad, punto importante en este trazado, y evitar de esta manera un desgaste excesivo de los neumáticos.

Vencedores

2011: S.Vettel (Red Bull)
2010: J. Button (McLaren)
2009: J. Button (BrawnGP)
2008: L. Hamilton (McLaren)
2007: K. Raikkonen (Ferrari)
2006: F. Alonso (Renault)
2005: G. Fisichella (Renault)
2004: M. Schumacher (Ferrari)
2003: D. Coulthard (McLaren)
2002: M. Schumacher (Ferrari)
2001: M. Schumacher (Ferrari)
2000: M. Schumacher (Ferrari)
1999: E. Irvine (Ferrari)
1998: M. Hakkinen (McLaren)
1997: D. Coulthard (McLaren)
1996: D. Hill (Williams)

Vía cdthef1.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)