Dic 112016
 

Fueron muy superiores a sus compañeros de equipo con los mismos coches

Alonso y Sainz caminan por el paddock del José Carlos Pace durante el...Fernando Alonso y Carlos Sainz no ganaron carreras en 2016. Ni siquiera subieron a un podio o consiguieron una 'pole', pero fueron los pilotos más dominantes de la temporada en las batallas entre compañeros, el primer duelo que todos quieren ganar. Ningún otro piloto fue tan superior a su 'vecino de box' como los dos españoles y, cuando no tienes uno de los cinco o seis mejores coches de la parrilla, es un consuelo enorme ser el mejor con tu monoplaza.

En un deporte como la Fórmula 1, donde los coches marcan diferencias insalvables, la mejor manera de medir a un piloto es compararlo con su compañero de equipo, el único que compite con el mismo motor y el mismo chasis. El resultado es demoledor en el caso de Alonso y Sainz. Ambos superaron ampliamente a Jenson Button y Daniil Kvyat en la temporada que acaba de finalizar.

Alonso, que acabó 10º en la clasificación general del Mundial, aventajó en cinco posiciones a Button (15º) y casi triplicó los puntos del británico (54 frente a 21). Además, el español terminó más veces por delante en carrera (7-5), fue mucho mejor en sesiones de calificación (15-5) y estuvo prácticamente el doble de vueltas entre los 10 primeros (653-383).

El mejor resultado de Alonso fue 5º dos veces (en Mónaco y Austin), mientras que Button sólo pudo ser 6º una vez, en Austria. El inglés se ha retirado de la Fórmula 1 después de completar una de sus peores temporadas en 17 años.

La temporada de Sainz fue aún mejor, si cabe, si comparamos al madrileño con su compañero y se tiene en cuenta la pérdida de competitividad de Toro Rosso en la última mitad del año por la falta de evolución del motor Ferrari de 2015. Aun así, Sainz consiguió acabar 12º con el quinto peor coche de la parrilla, una o dos posiciones por delante de lo que le correspondía por equipo. Superó en la clasificación a Kvyat, que corrió con un Red Bull hasta el cambio con Max Verstappen en Montmeló y llegó a Toro Rosso con un botín de 21 puntos en su casillero personal.

El madrileño consiguió 42 de sus 46 puntos durante el tiempo que compartió equipo con Kvyat, mientras que el ruso sólo obtuvo 4 puntos en el mismo período de 17 carreras. Sainz terminó muchas más veces por delante en carrera (9-2), dominó los duelos en calificación (11-6) y terminó el año con 602 vueltas entre los 10 primeros, más del doble que Kvyat (237).

El mejor resultado de Sainz fue 6º tres veces (Barcelona, Austin y Sao Paulo), mientras que Kvyat sólo pudo ser 9º en Singapur. En China había sido tercero, pero entonces aún pilotaba para Red Bull, el segundo mejor coche de la parrilla.

Otro que superó a su compañero de equipo en casi todo fue Daniel Ricciardo. El australiano consiguió más puntos que Max Verstappen mientras compitieron con el mismo coche (220-191), subieron las mismas veces al podio (7-7 sin contar Mónaco), acabó más veces delante en carrera (8-7) y en parrilla de salida (11-6), estuvo más vueltas entre los 10 primeros (1.181-1.028) y, además, consiguió más vueltas rápidas (3-1 sin contar la de Australia).

Vía Marca.com, Twitteroficial  @F1

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)