Jun 032012
 

La carambola de Hamilton podría pegar en la bola de Alguersuari

La temporada 2012 está ofreciéndonos una inusual incertidumbre en la pista pero también, en paralelo, empieza a romperse el cascarón de un huevo no menos excitante: el del mercado de fichajes para el próximo año, un complejo puzzle de apariencias, rumores, filtraciones interesadas y especulaciones, casi siempre negado por los propios protagonistas.
 
Las noticias sobre Webber y Ferrari empezaron a remover las aguas del estanque esta temporada. El último en lanzar la piedra fue Lewis Hamilton o, más bien, quien gestiona su futuro. Michael Schumacher acaba contrato este año, y pocos apuestan por la continuidad de Massa en Ferrari. Por tanto, en McLaren, Red Bull, Ferrari y Mercedes se está dando un juego de dominó en el que Jaime Alguersuari también podría tener sus fichas.
 
Esperar el momento adecuado
 
Había interés en cómo Hamilton iba a enseñar la patita. Ya empezó  el pasado año cuando rechazó renovar anticipadamente su contrato con McLaren para esperar a 2012, el último de sus cinco años de vigencia. ¿El mensaje? Abrirse al mercado para escuchar ofertas. Fernando Alonso o Sebastian Vettel, por el contrario, renovaron mucho antes de expirar sus respectivos contratos. Hamilton hoy es todo oídos. Perdón, corregimos ¿Recuerdan la pública e ingenua visita al motorhome Red Bull en el Gran Premio de Canadá?
 
Y, efectivamente, hace pocas fechas 'su gente' filtraba que Hamilton no tenía prisa alguna para cerrar las negociaciones con McLaren. Por un lado, porque los primeros contactos con su actual equipo no han debido cuajar a tenor de movimientos posteriores. Didier Coton (su agente directo) busca así poder jugar en las mesas de otros equipos en las que, a su vez, también las bolas se mueven a varias bandas. 
 

Así, el pasado fin de semana, varios periódicos británicos publicaban de forma sorprendentemente simultánea  un hipotético "ofertón" de McLaren a Hamilton: sesenta millones de euros en tres años. Si la noticia hubiera llegado desde McLaren, se antojaría como una fuerte arranque de la partida de póker para que los rivales conozcan el calibre de la  artillería. Pero quien conoce la trayectoria del equipo británico sabe también que no está en sus hábitos y estilo comentar en público temas económicos. 
 
"Nosotros no hemos sido"

El mercado de fichajes suele ser un tiroteo cruzado en el que normalmente no resulta fácil  averiguar dónde se esconde el francotirador. McLaren ha movido sus hilos para negar extraoficialmente que tal filtración llegara de sus líneas. Podría tratarse, en cambio, de una maniobra desde el puesto de Hamilton para sentar el punto de partida de sus pretensiones económicas. Eso sí,  como respuesta, McLaren 'dejaba caer' a través de la revista Autosport esta misma semana su interés por Paul di Resta como recambio en caso de que Hamilton abandonara el equipo. Hasta qué punto se puede comparar a ambos es otro tema. Doctores tiene la Iglesia pero, de los tres mejores pilotos del presente, dos están en Ferrari y Red Bull. McLaren no puede -o no debería- permitirse perder el tercero.
 
Es evidente que el británico quiere meter la cuchara en el puchero de otros equipos, bien para reforzar su posición negociadora con McLaren, bien por genuino interés económico y deportivo. Una hipotética retirada de Schumacher abre opciones en Mercedes.  Quien conozca este juego de luces y sombras, se sorprendería cuando el mismísimo director general de Mercedes, Nick Fry, reconoció expresamente que el fabricante alemán está interesado en Paul di Resta para sustituir al alemán. No fue precisamente un gesto que reforzara a Schumacher, quien comenzaría la temporada que viene con cuarenta y cuatro años.
 
Red Bull se presenta como otra gran opcion para Hamilton. Quizás, la más potente económicamente para satisfacer sus demandas, cuenta además con un activo invaluable para un piloto: Adrian Newey. Especialmente el pasado año, Hamilton no ocultó su desesperación por comprobar el paso de los años sin añadir más títulos a su palmarés. Y conociendo la discreccionalidad con la que Dietrich Matestichz decide en Red Bull, cabe estar abiertos a cualquier sorpresa.  Quién va a negar que el impacto de una pareja Vettel/Hamilton sería 'marketiniana" y deportivamente  brutal. Porque, además, también en el equipo austríaco podría quedar una plaza libre para 2012.
 

Alguersuari puede entrar en juego


El Confidencial anticipó la posibilidad de que el australiano hubiera llegado ya a un preacuerdo con Ferrari, un tema que incluso tratamos personalmente con Webber en Montmeló dada la confianza que nos inspiraban nuestras fuentes. Algún día contaremos la conversación con un exquisito Webber. A pesar de un mercado con tantos frentes abiertos  –existen las opciones condicionales a término, posibilidad contractual que algunos olvidan-, otras informaciones recogidas posteriormente por este medio siguen apoyando la opción de Webber en Ferrari. Porque, de momento, un sorprendente manto de silencio sigue cubriendo a Robert Kubica.

 
Llegará un momento en el que comiencen a cristalizar opciones con sus posteriores reacciones en cadena. Si Paul di Resta finalmente dejara Force India  se abriría una puerta en la escuadra de Vijay Mallya.  Volvamos la vista a quien recientemente ha declarado  que "cien por cien volveré en el 2013"  ¿Quién pidió a Jaime Alguersari, pocos días después de su despedida por Red Bull, que se mantuviera en 'stand by' en la Fórmula 1 ante los posibles movimientos de futuro? McLaren ¿Quién es el socio tecnológico de Force India? McLaren. ¿Cuál fue el equipo con el que se relacionó a Jaime Alguersuari en Mónaco? Force India, precisamente. 
 
Con 22 años, casi cincuenta grandes premios de experiencia a sus espaldas y un exhaustivo trabajo de desarrollo esta temporada con los neumáticos Pirelli de 2013, sus opciones no son desdeñables. Ni tampoco están siendo olvidadas en más de un "motorhome". 
 
Amigos, la partida no ha hecho más que empezar…

Vía Elconfidencial.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)