• dom. Jul 21st, 2024

Crónica de la esprint en el circuito de las Américas Gran Premio de Fórmula 1 Estados Unidos

Victoria cómoda de Max en el esprint de Austin por delante de Lewis y Leclerc, que salen delante del campeón este domingo. Sainz fue sexto y Alonso, 13º

ImagenComo plato principal no llena, así que el esprint de Austin quedará más bien como aperitivo de lo que puede ser el GP de Estados Unidos este domingo: por fin Hamilton ha llegado para presionar a Verstappen, a asomarse tímidamente hacia donde ni se acercó en los últimos dos años. El siete veces campeón volvió a verse de cerca con su archienemigo, a abrir el DRS a la estela del Red Bull y plantearse una pelea contra Max. Que no llegó, porque el neerlandés abrió pronto un hueco suficiente para completar el trámite de 19 vueltas y ganar el esprint sin dificultades por delante del caballero del Imperio Británico. Pero en la carrera principal es Lewis quien sale delante (2º) y Verstappen quien debe remontar (6º). Y en ese escenario, el triunfo cómodo del campeón ya no parece tan verosímil ahora que tanto Mercedes como McLaren son capaces de plantarle cara, tímidamente, al Red Bull dominante.

Lástima que Ferrari no aguante ese ritmo: Leclerc fue tercero. Tanto él como Sainz fueron valientes en la salida, Charles se tiró a por Max con agresividad, le forzó por el interior, pero esa trazada tan forzada permitió que Hamilton le superase en la primera curva. Y Carlos salió con blandos, fue el único, y eso le permitió comerse a Piastri en la arrancada (toque incluido) y a Norris en la primera vuelta. Pero la degradación fue crítica, no debería sorprender después de Qatar, y terminó cayendo a la sexta plaza, justo por detrás de Lando y Checo. Ahora que el Red Bull parece ligeramente vulnerable, si es que se puede llamar vulnerable a ganar una carrera con menos margen, da la sensación de que Ferrari no es una alternativa. O que Austin no es como Singapur y premia a otros.

Alonso fue 13º y Stroll no terminó

Delante no hubo mucho más movimiento en cuanto Verstappen se acomodó y Sainz se descolgó. Tampoco detrás, porque el esprint no regala alicientes a quienes pelean fuera del top-8. Alonso cedió varias posiciones en la primera vuelta, del 12º al 15º, y ahí se estableció para finalizar 13º en un fin de semana con pena y sin gloria por parte de Aston Martin. Stroll estaba justo por delante, pero abandonó a dos vueltas para el final. No hay mucho que hacer, los problemas de fiabilidad del viernes les dejaron sin la única sesión de libres del fin de semana y llegaron a las clasificaciones y las carreras con un monoplaza mal configurado. Desde el garaje transmiten que esto no descalifica las mejoras introducidas en Las Américas, que en México puede que sucedan otras cosas. Pero el tren de los podios se va.

Mientras tanto, con una carrera más bien sosa concluida, queda la primera oportunidad para plantar cara al recién coronado campeón del mundo. Es lo curioso de este deporte en el que con el título decidido la temporada aún no ha concluido. Habrá cinco oportunidades para ganar al mejor y presumir. Y Max tiene cinco ocasiones para defender su honor tras arrasar con todo en 2023. La pole de Leclerc le puede ayudar si el SF23 ralentiza al grupo mientras el Red Bull remonta. Pero Mercedes ha ganado carreras en todas las temporadas desde que la F1 es híbrida, y siempre hubo al menos un inglés triunfador al año en toda la historia del Mundial. La primera victoria de Hamilton desde Arabia Saudí 2021 bien podría emborronar el paseo triunfal de ‘Mad Max’ en los últimos meses. Así que no, no está todo el pescado vendido. Ahora Verstappen solo puede perder.

Vía As.com

Advertisement
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *