Ago 262017
 

Hamilton, más leyenda: iguala a 68 poles a Schumacher

El inglés logró el mejor tiempo por delante de Vettel y Bottas. Alonso saldrá undécimo y Sainz decimocuarto.

 

Salía de McLaren, acompañado de su séquito, concentrado, mirando hacia delante, con ganas de hacerlo bien. Fernando. La visión del español inició el debate. “Cuidado porque en Williams tienen a Paddy Lowe”, dice uno. “Ya, claro, pero en Renault a Bob Bell”, responde el otro. Y este periodista que les cuenta las cosas de este deporte en el AS se acuerda de Jaime Alguersuari padre que advertía de que íbamos a la F1 de los ingenieros. Era un debate más sobre el futuro de Fernando Alonso, ese universo en el que vivir todo un infinito. A veces nos dejamos llevar buscando, pensando, sintiendo el porvenir mientras el presente pasa a nuestro lado haciendo gestos, como ese amigo que nos habla cuando estamos mirando el móvil. Y el presente de la F1 grita a voces el nombre de Lewis Hamilton.

El tricampeón británico logró una nueva pole, la número 68 en su carrera e iguala a Michael Schumacher como el piloto con más poles de la historia después de que esta misma temporada superase a Ayrton Senna. El talento del piloto de Mercedes es espectacular y cuando está concentrado pocos le pueden ganar. O ninguno, ahora mismo. Hamilton, al bajarse del monoplaza empezó a dar golpes a la estrella mágica, ese logotipo mundialmente conocido de Mercedes, una manera de dar las gracias a un equipo, a un coche, a una empresa que le ha hecho campeón otra vez después de salir de McLaren mirando al suelo y buscando un hueco en Red Bull. Allí apostaron por Vettel, de nuevo y el inglés se fue a Mercedes, a sustituir a Schumacher, el mismo piloto al que ahora iguala a poles. Genio Hamilton.

 

Segundo se clasificó Vettel y tercero Bottas, a dos décimas y medio segundo respectivamente. Cuarto, Kimi Raikkonen que a la hora de la verdad se esfumó como las gotas de lluvia al caer entre los árboles de este bosque belga. Pero si de gritos y mensajes hablamos, alto y claro, se escuchó a Carlos Sainz con una vuelta excepcional digna del mejor de los genios de este deporte. Fue en la Q1, estaba al borde de quedarse fuera, su compañero acababa de entrar y se clasificó decimoséptimo, la primera vez que Kvyat se queda en la primera parte de la sesión, pero la vuelta del madrileño la valió para ponerse octavo. Fue noveno finalmente en esa parte de la calificación. Ahí ya mandaba Hamilton seguido de Vettel y Verstappen. Y Vandoorne sorprendía a Alonso, con ayudas de rebufos incluidas entre los dos pilotos de McLaren, se metió el belga por delante del español.

Llegó la Q2 y ahí quien hizo una gran vuelta a la primera fue Alonso, se metió noveno, pero al segundo intento, pese a la ayuda de Vandoorne, cayó al úndecimo puesto. Una décima con Ocon y Hulkenberg. El asturiano se quedó sin potencia en el intento. 84 centésimas, exactamente. Mientras, Carlos también caía en ese momento, decimocuarto final. Y en el momento en el que solo están los mejores coches, los pilotos más grandes Hamilton voló para agradar su leyenda. Veremos qué sucede en la carrera porque sigue habiendo muchas posibilidades de lluvia y eso lo puede cambiar todo. Pero eso es hablar del futuro.

Y el presente es una leyenda que ha puesto su nombre en ese lugar infinito en el que solo parecía posible leer el de Michael Schumacher. Y Vettel renueva por Ferrari, en busca de su sitio en ese mismo lugar mágico…

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)