Oct 112016
 

Lo dijo Pedro de la Rosa, lo dice Nico Rosberg, lo cantan los números y  lo demuestra su propio  equipo cuando no lo deja escapar

230f1177107753f671b7638476eda0a11El piloto madrileño es uno de los grandes nombres de la Fórmula 1 actual, chico de moda que puede llegar a ser campeón del mundo, pero también quedarse en uno de esos muchachos que estuvieron por aquí, como en una cita para ir al cine, un mero intento.

Es una línea a veces transparente, la que define el éxito de un piloto o su fracaso. Y, en ocasiones nada tiene que ver el talento, la decisión o el trabajo. Nada de eso. En ese dibujo que apenas se ve entran otros factores. Hace unas semanas entrevisté a Sainz para Canal F1 LatinAmerica TV, la primera pregunta fue. ¿Por qué Verstappen sí y tu no? Tras unos instantes, recuperado ya de la molestia, golpe bajo inesperado, el madrileño habló de “estar en el lugar adecuado en el momento preciso”. Y tiene razón.

Pero lo cierto es que el holandés ya está donde tendría que estar el español. Y Carlos, aunque ya había dicho algo similar, confirma como invitado al blog de James Allen sus impresiones sobre el momento en que suben a Verstappen al Red Bull y él se queda en Toro Rosso: “Para mi fue como si me dijeran que no soy tan bueno como Max, pero creo que soy tan bueno o mejor. Ahora debo demostrar lo que puedo hacer”.

No será fácil. Porque desde que Verstappen dejó el equipo el coche es cada vez peor y cuando estaba destrozando a Kvyat en dos de las tres últimas carreras ha terminado más atrás que el ruso, casualmente en la plenitud de la negociaciones con Renault.

Ya sabemos que la situación actual es que está atrapado en Red Bull, sigue teniendo una oferta de los franceses en la mesa y, como también admitió su padre estaba “dispuesto a irse a un equipo oficial”. Aún no está decidido. Están las opciones del casi, antes del imposible. Pero Carlos y su gente tienen que mantener un difícil equilibrio entre lo deseable y lo posible para seguir en la carrera por llegar a ser campeón.

Precisamente ese es el destino que le augura un tipo que está a punto de serlo. Recuerdo que el año pasado o incluso antes, cuando preguntabas a uno de los grandes pilotos por Sainz casi tenías que explicar a quien te referías. Ahora no. Fue Nico el que me preguntó por la situación de Carlos. Difícil, dijo. ¿Y cual es su opinión sobre Sainz? “Es la esperanza española, va muy bien, muy fuerte, pero su situación es difícil porque le han dado el coche bueno a Verstappen. Pero como digo Carlos también va muy fuerte y contra Verstappen lo hizo muy bien y su comportamiento fue muy similar, son parecidos, es tan bueno uno como otro y estoy convencido de que va a ser uno de los pilotos buenos, uno de los importantes en el futuro”, dijo el alemán de Mercedes. Así de claro.

Y tiene razón, desde mi humilde punto de vista. Si en la F1 solo importara el esfuerzo, el talento, la preparación, la capacidad de trabajo, la educación y el coraje probablemente Carlos tendría asegurado el título en el futuro. Pero hay otras cosas y es este el momento de cuadrar el círculo rectangular, de caminar sobre el alambre invisible.

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)