Feb 242018
 

Todo según lo previsto tras tres años de dramas con Honda

Fernando Alonso, con el MCL33al cuarto año McLaren debutó con tranquilidad, sin explosiones, humos negros, aceite que se sale del motor, parones y demás dramas de sus tres temporadas anteriores con Honda.

Fernando Alonso y Stoffel Vandoorne hicieron lo que tenían que hacer, todo según lo previsto, sus 100 kilómetros de rodaje, muchos tras coches con cámaras y grúas, algunos despacio, sin poder acelerar a fondo o hacer vueltas rápidas, pero suficiente para comprobar que “el motor corre, el coche corre, y todos estamos felices“.

El buen rollo del español ya arrancó desde primera hora, al llegar al circuito navarro de Los Arcos en un vehículo con cristales tintados, bajarse y ponerse a hacer fotos y firmar autógrafos con el centenar de aficionados que madrugó para verle entre las rendijas del trazado. Con todos.

Primero dio una vuelta de instalación, parón y cuatro más al trazado corto del trazado para luego emplearse en el recorrido largo antes de parar de nuevo y dejar su sitio a Vandoorne. La sonrisa tras bajarse del coche le delató. Hay base para trabajar, pero la fiabilidad está, es un coche de carreras, no una montaña rusa como desde 2015 a 2017.

A las 18 horas, todo el equipo plegó velas tras un “día intenso, en el que lo emocional ha sido muy importante tras el largo y gran trabajo del equipo”, aseguró Fernando.


Vía Marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)