Nov 202012
 

Fernando Alonso viaja a Brasil con la 'bata blanca' de Alain Prost

"Le admiro de la misma forma que admiraba a Alain Prost”. El pasado mes de agosto, Jenson Button comparó la figura de Fernando Alonso con la del Profesor, tetracampeón del mundo. Inteligente, rápido y calculador, el piloto francés sabía sacar petróleo de cualquier incidente, como cuando ganó en 1989 el Mundial consiguiendo sólo dos ‘poles’ o conquistó por sorpresa el campeonato de 1986, habiendo subido al podio nueve veces sin calificar entre los tres primeros.

Alonso, con dos ‘poles’ y nueve podios conseguidos saliendo más allá de la tercera posición, ya no sólo recuerda a Prost por su manera de afrontar cada campeonato de la Fórmula 1, también está ‘imitando’ sus números en el presente campeonato.

GP de Australia de 1986, última carrera del año con Nigel Mansell como claro favorito para ganar el título, su máximo rival era su compañero en Williams, Nelson Piquet y el otro que aún tenía posibilidades, Prost, partía todos los domingos desde una posición muy rezagada merced a una mala clasificación de su McLaren. Cambien Williams por Red Bull y McLaren por Ferrari, ¿les suena? En el trazado de Adelaida, el sábado, se cumplieron los pronósticos y Mansell logró la ‘pole’, por delante de su compañero y del Lotus de Ayrton Senna (este año este papel bien podría desempeñarlo Lewis Hamilton). En la cuarta plaza arrancó el McLaren de Alain Prost.

Contrario a lo que pudiera parecer, Prost había declarado que prefería “una carrera en seco, porque bajo la lluvia todo puede ocurrir”. Siempre quería tener todo bajo control y algo le decía en su interior que sin agua, dependería de él mismo la situación. Trasladado al presente campeonato y viendo cómo reacciona el Ferrari de Alonso en terreno húmedo, quizás el asturiano prefiera lluvia en Brasil… el parte meteorológico, a día de hoy, así lo indica.

Mansell fue sorprendentemente conservador

Con el asfalto en las condiciones que Prost quería, comenzó la dramática carrera. El francés debía ganar sí o sí para ser campeón y a Mansell le bastaba con ser tercero. El inglés ‘traicionó’ su espíritu combativo y en la salida cayó sin problemas al tercer puesto tras un adelantamiento de Ayrton Senna y Keke Rosberg (compañero de Prost y que ese día se retiraba). El finlandés adelantó al brasileño que, poco después sufrió un problema mecánico que le relegó a la quinta posición.

Entre tanto, Prost aprovechó el fallo en el vehículo de Senna (como cuando una avería en el McLaren de Hamilton o Button hace a Alonso ascender alguna posición) y superó en pista a Mansell, que evitaba cualquier lío (¿hará lo mismo este domingo Sebastian Vettel necesitando simplemente un quinto puesto?). Prost llegó a la altura de Piquet, quien cometió un error de pilotaje por la presión del francés.

El ‘milagro’ estaba cerca ya que Rosberg, pese a ser su última carrera, tenía la intención de dejar pasar a Prost en caso de que lo necesitase para llevarse el Mundial (Felipe Massa, aún corriendo en casa, trabajará para ayudar en todo lo posible a su compañero). Sin embargo, un pinchazo en el McLaren de Prost le relegó al cuarto puesto y, estando detrás de sus dos rivales, la situación se presentaba nuevamente muy compleja.

Y cuando menos te lo esperas, ¡zas, pinchazo!

Prost, tenaz e inagotable, volvió a adelantar a Mansell para colocarse tercero. Su compañero Rosberg, de repente, abandonó por un pinchazo… ¡y poco después hizo lo propio Mansell! Piquet estaba al frente, era virtual campeón cuando su equipo, por miedo a un nuevo reventón, le llamó a boxes para cambiar los neumáticos. Increíblemente, Prost llegó primero a la parte final de la prueba, con Piquet por detrás y con Mansell en la ducha. Alain Prost sumó en Australia su segundo Mundial consecutivo. Nadie apostaba por él pero lo consiguió.

El francés hizo realidad una historia que parecía de ciencia ficción. Con un motor Porsche Turbo incapaz de hacer sombra al Honda de Williams, aprovechó cada error de sus rivales para sacar partido cada fin de semana. La tónica general fue partir desde atrás para terminar en el podio. La historia, un cuarto de siglo después, se está repitiendo con Alonso.

El asturiano tiene una lucha ciega con Red Bull, de quien espera, desde hace un par de meses, fallos en sus vehículos o pilotos para ascender posiciones. “Hemos hecho un milagro para llegar aquí”, reconocía Alonso el sábado tras una pobre calificación. Este domingo próximo en Interlagos, simplemente debe mantener su espíritu combativo y esperar con el cuchillo entre los dientes a que los rivales caigan en la batalla, seguramente por causas ajenas a él.

En EEUU, ni en carrera el Ferrari era como el Red Bull

Como Alain, Fernando tendrá alguna opción pero no es favorito. La superioridad aquel año de Williams era tal que en el gran premio di Silverstone terminaron doblando al McLaren de Prost, que finalizó tercero en dicha prueba. En este 2012, la superioridad de Red Bull en calificación sobre Ferrari es letal, casi un segundo más veloz. Durante la carrera, las fuerzas se igualan aunque en el pasado GP de EEUU, Vettel cruzó la bandera a cuadros cuarenta segundos antes que Alonso. En Brasil, los monoplazas de todos los equipos serán prácticamente igual que los de Austin.

“Fernando siempre va hacia delante, siempre, y ésa es una característica suya que los demás pilotos conocen. A veces va mejor el coche, otras va peor, pero siempre está en los puntos, Alonso siempre está ahí, nunca falla y eso en un campeonato como éste es algo importante, hay mucha igualdad”. Prost, en una entrevista en mayo para el diario As, sabía de lo que hablaba…

Con posibilidades de lluvia y un alternador nuevo en el punto de mira de Red Bull, Fernando Alonso tratará en Sao Paulo, nuevamente, de sacar más partido que nadie a las pifias de los rivales para conseguir un Mundial que no está a la altura de su F2012. De lograr semejante proeza, como el ganador de cada Masters de Augusta que recibe una chaqueta verde de su antecesor, qué menos que Prost le enfunde a Alonso en una bata blanca. Ya dejó de ser hace tiempo alumno y, en Brasil, se podría licenciar como Nuevo Profesor.

Vía elconfidencial.com

Share

  6 Responses to “Alain Prost en la misma situación que Fernando Alonso y ganó el campeonato en 1986 / Vídeo”

  1. La – poca en comparación con otros – experiencia que tengo me demuestra que en Brasil se suelen alterar hasta las leyes de la Física, no sé cómo ni porqué, no digamos las de la psicología… Ahora bien, no veo a Vettel de conservador, como Mansell, si acaso lo contrario, arriesgando más de la cuenta innecesariamente, como cuando Hamilton, enfurecido por la pasada de Alonso en la salida de 2007, se empeñó en devolvérsela sin ninguna necesidad. La lluvia y los SC pueden alterarlo todo.

    Dicho esto, no puedo sino ser sincero: creo que el título está perdido al 99%. Al final de la prueba es más que probable que veamos a Vettel cantar el alirón.

    Ya nos vamos acostrumbrando, esto es como, en fútbol, ser del Atlético – otros años, que este no -.

    Si Ferrari pilla un ciclo ascendente, tal vez Fernando pueda convertirse pronto, ya que no en el tricampeón, si en el tetracampeón más joven de la historia (que no sé si es posible, no llevo esas cuentas).

    Un abrazo,

    JI

    • Yo creo que más cabalas ya no se pueden hacer….jajajaj. Todo es producto de nuestros nervios, pero lo mejor es mantener la calma y esperar que el tiempo hable por si solo, como hace el propio Fernando. Lo que pasa que es tan dificil, lo digo por mi misma. Más bien imposible jajaja. Gracias amigo, en menos de una semana se levanta el telón. Saludos

  2. El 99,99%, el otro 0,01% es que a Vettel le de un mareo.

  3. AQUI NADIE SE PONE NEGATIVO NO NO SEÑOR!!! FERNANDO LO HA DICHO BIEN CLARO EN TWITTER!! ;)))) Y EN LA RUEDA DE PRENSA EN AUSTIN “GANAREMOS, PERDEREMOS, PERO JAMAS NOS RENDIREMOS HASTA LA BANDERA A CUADROS” “LUCHAREMOS HASTA EL FINAL”… ;)))

    • Di que siiiiiiii maryyyy………….Podemosssssssssssssssssssss de nagatividad nada.Hasta el banderazo a cuadros todo es posible. Gracias amiga

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)