Ago 292012
 

Recordando una de las carrera más alocadas

La mañana del domingo 30 de Agosto de 1998 amaneció con una intensa lluvia en la pista de Spa-Francorchamps. En el Warm-Up de la mañana varios pilotos tuvieron problemas para mantener el monoplaza sobre el asfalto.

A pesar de las malas condiciones climatológicas de la pista a las 14:00 se tomó la salida tal y como estaba previsto, todos los pilotos llegaron a la curva de La Source y por fortuna nadie se quedó parado, sin embargo, en la bajada hacia Eau Rouge David Coulthard y Eddie Irvine se tocaron, el escocés de McLaren rebotó contra el muro interior y salió de nuevo despedido hacia el centro de la pista.

Por detrás llegaron todos los demás monoplazas que, cegados por la tremenda cortina de agua que se había levantado no pudieron hacer nada para evitar el choque en cadena. Uno tras otro iban chocando entre ellos creando un tapón histórico que nos ha dejado imágenes espeluznantes. 13 coches quedaron destrozados en ese accidente mientras los neumáticos salían desperdigados en todas direcciónes.

Desde dirección de carrera se mostró la bandera roja y la carrera se suspendió. En la segunda salida, sólo 18 coches pudieron tomar parte en la carrera, cuatro equipos habían destrozado sus dos monoplazas y sólo contaban con un coche de repuesto.

En la primera curva de La Source de nuevo se produjo un accidente, Schumacher y Hakkinen se tocaron y el finlandés hizo un trompo. Todos lo evitaron excepto Johny Herbert, que estrelló su Sauber contra el McLaren finiquitando la carrera del aspirante al título. Con el Safety Car, Michael Schumacher se encontraba en cabeza y con su máximo rival por el título fuera de carrera las cosas pintaban bien para el alemán que podría recortar 10 puntos la distancia en la general.

Con la lluvia, algunos otros sufrieron fuertes accidentes pero ninguno con consecuencias para los pilotos. Barrichello, Takagi y Villeneuve destrozaron los coches contra las barreras tras hacer aquaplaning en la complicada pista belga.

Michael Schumacher era el único piloto que estaba cómodo en esas condiciones y pronto atrapó a David Coulthard y se disponía a doblarlo. Jean Todt se acercó a Ron Dennis para pedirle que no entorpeciese la victoria de Schumi pero en la vuelta 25 el compañero de equipo de Hakkinen levantó el pie en una recta y Schumi, cegado por el agua, chocó contra la zaga.

En boxes el pánico fue máximo. Schumacher dejo el Ferrari aparcado en su box y salió directo hacia el box de McLaren para pedir explicaciones al piloto escocés, que iba con vuelta perdida.

Sin Michael al frente, Damon Hill tenía el triunfo al alcance de su mano, Eddie Jordan contemplaba nervioso como su piloto podía darle la victoria y Ralf, compañero de Hill, el doblete.

Finalmente fue así, los dos modestos Jordan cruzaron la línea de meta primero y segundo, en el que sin duda fue el día más feliz del extrovertido Eddie Jordan en la Fórmula 1.

Vía / Motor21

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)