Nov 132018
 

Los temperamentos patológicamente ganadores llevan sus acciones hasta sus últimas consecuencias, pero no hasta la agresión física, como ocurría en el pasado de la Fórmula 1

Dos pilotos de Fórmula 1 llegando al contacto físico es una escena no vista desde hace más de una década, al menos públicamente. Liberty se estará flotando las manos, pero el incidente del Gran Premio de Brasil deja en el aire algunas cuestiones, especialmente en torno a Max Verstappen. La primera de ellas, ¿es un macarra o gestos como el de Interlagos le retratan con la sangrey el carácter de los grandes campeones? Continue reading »

Share